eldiario.es

Menú

No maten a Soria, por favor.

- PUBLICIDAD -

Yo sólo sabía que los veterinarios estaban analizando el veneno que contenía el salmón que se había zampado el halcón. Como en este país volcánico al pájaro lo conocemos por la cagada, en el TSJC los peritos judiciales analizan la muestrita de la mierda que había soltado el pájaro en su vuelo Gran Canaria- Austria- boutique de Gran Canaria (para coger ropa)- Noruega. La muestra de la cagada la llevó el malvado Carlos Sosa ante la señora jueza y el señor fiscal Anticorrupción. Mientras la asociación Justicia y Sociedad intenta quitar las piedritas que les ponen en el camino, el vicepresidente del gobierno sigue imputado y emputado.

Eligió Fuerteventura, PP Manolo el Humilde, para decir que lo quieren asesinar. Eligió la isla de Tibiabín para desvelar el intento de crimen ante una masa de 150 seguidores que lo escuchaban mientras González Arroyo hacía una parranda con 1500 peperos de los de toda la vida (el marqués no estaba muerto, andaba de parranda). Por eso me preocupo, por eso interrumpo mi papel de papá ejemplar y abandono a mis niños y los dejo frente al canal infantil mientras me pongo en el ordenador para hacer este llamamiento a los cazadores, ¡no maten a PP Manolo, por favor!. Lo necesitamos. Es importante llegar al fondo de los asuntos. Déjenlo ahí, sentado en el banquillo de los acusados, acompañado del diputado compatible Manolo Fernández (servicios exclusivos para Anfi), déjenlo negando lo que los videos parlamentarios prueban, déjenlo defendido por la viuda millonaria que aprende español a la velocidad del salto del salmón, déjenlo vivito y dando coletazos a los hijos de puta y a los cazadores (por usar su lenguaje, que demuestra que la enseñanza privada no es una garantía de la buena educación).

Atentos al último lamento de la víctima de la cacería: "Buscan nuestro asesinato civil. Los mismos que dan consejos de ética en su portada publican la fotografía de muchachas que se exponen a la venta en su contraportada". Vaya, vaya, PP Manolo, fitetú que tu gobierno dio 150 millones de euros (por el concurso de informativos de la TV Canaria) a una productora peninsular asociada a dos periódicos que hacen esas cosas feas de ganar dinero con la propaganda del puterío, y dio licencias de TDT a varios canales que por la noche emitían escenas de marranadas con teléfonos para citas a ciegas. Estoy de acuerdo contigo, rechazo esos anuncios, rechazo la propaganda de todos los puteríos que en algunos casos esconden negocios de tráfico de mujeres. Pero ten cuidadito, hombre, que si basas tu selección de periódicos éticos en la presencia o no de anuncios de prostitución, el único de las islas que no publica esos anuncios se llama CANARIAS AHORA, qué cosas, eh, PP Manolo.

PP Manolo sabe de lo que habla cuando dice "asesinato civil". Como alcalde y presidente cabildicio elaboró una lista de periodistas desafectos, en navidades no podíamos comer turrón municipal, y en primavera los directores de sus medios recibían recaditos: el que critique al caudillito se arriesga a perder los ingresos de la publicidad institucional. En una ocasión retiró el reparto de las pulseras de la Gran Marina al Canarias 7 porque había publicado declaraciones de la oposición criticando el proyecto ilegal. El director del periódico escribió un artículo llamando dictador a PP Manolo. La hemeroteca es testigo de las duras críticas a Soria interrumpidas el mismo día de la transferencia a ese periódico del dinero de la propaganda de las instituciones controladas por PP Manolo.

Por eso ahora que el presidente del PP se autorretrata como víctima de un asesinato civil, como víctima de esa medicina que él aplicó desde el "offcanarias" escrito en el cabildo o desde las amenazas proferidas por Larry Álvarez (fui testigo de la cara pálida de algunos jefes míos ante las llamadas amenazantes de Larry). Ahora digo que yo no quiero un asesinato civil de PP Manolo. Este señor se merece un juicio justo. Que rinda cuentas por las tropelías que llevan su apellido: Salmón, concurso de Emalsa, TDT, La Favorita, Tébeto, caso eólico, Isolux? No lo maten, por favor, precisamente cuando parece que se habían decidido a escribir algún sumario después de tantos indicios que la cobardía evitó que se convirtieran en investigaciones judiciales.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha