eldiario.es

Menú

En memoria de Agatha

- PUBLICIDAD -

Con cielo ceniciento, brisa otoñal y aguaceros, como para que nada faltase, se inició la tercera edición del Festival Internacional Agatha Christie. Hasta el próximo 3 de diciembre, en distintos puntos del Puerto de la Cruz, se sucederán los números de un programa innovador e interactivo, o sea, con propuestas llamativas que favorecen la participación de espectadores y curiosos a los que este tipo de realizaciones deben cautivar y motivar. Es una excelente ocasión, desde luego, para acercarse a la obra de la escritora inglesa, para descubrirla e interpretarla.

La suya fue una breve estancia en la ciudad que todavía no había despertado al turismo de masas; todo lo más, ensayaba, con viajeros ansiosos de exotismo o pacientes en busca de salud y reposo. Es probable que muchos portuenses no sepan que Agatha Christie residió entre nosotros después de su fracaso matrimonial; que nadó en Martiánez y que ambientó parte de una de sus célebres novelas, "El hombre del mar", en escenarios que visitó personalmente. El profesor orotavense Nicolás González Lemus se ha encargado, en distintos trabajos, de indagar y pormenorizar esa estancia.

En este festival tiene mucho que ver el Centro de Iniciativas y Turismo (CIT) de la localidad. Hay que ponderar el esfuerzo de su presidenta, Hortensia Hernández, y de su junta directiva para hacer que el CIT sea una entidad activa y dinámica, metida de lleno en la promoción de la ciudad a base de hechos como el que nos ocupa cuya financiación, por reducida que sea, será complicada. Pero es bueno que las empresas y otras instituciones se comprometan y contribuyan al engrandecimiento de la convocatoria. Estas cosas y no los delirios faraónicos objeto de manipulación son las que pueden incentivar los flujos de turistas. Ya tienen que ir planteándose los responsables un montaje escénico o similar en la próxima edición de la World Travel Market (WTM), en Londres, junto con la de Berlín y FITUR, las ferias turísticas más importantes de Europa.

Los ingleses son amantes del teatro y les llamará la atención, seguro, que haya aficionados de ambos sexos que dediquen su tiempo libre al ensayo de ambientaciones basadas en las descripciones de una de sus más afamadas escritoras. Mucho mérito, en ese sentido, tienen los integrantes del grupo "La Pandilla" que, dirigido por Antonia Jaster, va a representar en esta ocasión, por primera vez, la obra "La paciente", con música compuesta por ese genial portuense que es Leopoldo Ortí.

Agatha Christie, pues, sigue entre nosotros. Un paseo de la urbanización La Paz lleva su nombre. Escuchamos atentamente las emocionadas palabras del único nieto vivo cuando estuvo presente en las ediciones anteriores. Fue el suyo un testimonio de gratitud y de estímulo a la vez. Que aquella pequeña localidad insular, entonces un pueblo de pescadores que culminaba extensiones de plataneras, fuera la escogida por su abuela para reponerse de un revés personal y para seguir desmenuzando la intriga y el misterio; y que ahora, un emporio turístico venido a menos le dedique afanes creativos para perpetuar su memoria y su obra, impulsaba al nieto a expresar un testimonio de reconocimiento.

En una época para la ciudad tan dura como la que estamos viviendo, este festival tiene que crecer y expandir su sello, tiene que aglutinar a los portuenses. Depende de ellos mismos. De su participación activa y no indolente, Esta tercera edición debe ser otro paso a favor de su consolidación. Procuremos, entre todos, que no ocurra como con otros eventos que lastimosamente desaparecieron .

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha