eldiario.es

Menú

La lucha sindical debe ser crítica con el actual modelo económico por Pablo Jerez Herrera

- PUBLICIDAD -

Estamos asistiendo a una serie de acontecimientos que cada día son más preocupantes, aunque son realidades que ya eran previsibles. Frente a la política especulativa y tremendamente desarrollista, basada en la construcción incontrolada y en el engorde de la burbuja inmobiliaria, se nos aparece la recesión económica, que para la clase trabajadora y la mayor parte de la población no significa otra cosa que crecimiento del paro, con la incorporación de miles de personas al desempleo, y la pérdida de derechos sociales, junto a un importante deterioro de los servicios públicos más básicos.

Pero, insistimos, esto que está ocurriendo ya era previsible. Desde hace algunos años Intersindical Canaria viene promoviendo acciones de denuncia y participando en movilizaciones sindicales y sociales que ponen en entredicho la actividad depredadora de los grandes empresarios de Tenerife y de distintos representantes de los partidos políticos hoy presentes en el Parlamento de Canarias. Y es por eso que nuestro sindicato no ha dudado en ningún momento en criticar los grandes proyectos especulativos, basados en la edificación de importantes extensiones de nuestro territorio y en la construcción de instalaciones que son muy cuestionables, por no estar demostrada su necesidad y porque suponen un fuerte impacto para nuestro medio ambiente. Ejemplos sobran: Playa de La Teresitas, Puerto de Granadilla, Anillo Insular, Puertos deportivos...

Mientras los proyectos especulativos, basados en el cemento, se han desarrollado, hemos asistido al desmantelamiento de los sectores productivos primarios. El retroceso de la Pesca y la Ganadería ha conducido prácticamente al estrangulamiento de la economía de miles de familias, que se ha favorecido por la competencia de las empresas dedicadas a la importación de productos básicos, siendo un ejemplo lo que ocurre con la leche y sus derivados, que reciben una subvención pública sustanciosa, a través del REA (Régimen Especial de Abastecimiento). Y mientras tanto, ganaderos y pescadores no reciben el respaldo necesario para sobrevivir y mantener sus producciones.

El mismo REA es el que está favoreciendo las importaciones de alimentos que compiten con los productos de producidos en Canarias, poniendo ricos a quienes participan de los beneficios de la importación y arruina a nuestros agricultores, quienes además se ven abocados a abandonar los cultivos. Ahora la agricultura no alcanza ni el 5% de la actividad económica insular. También se cuentan por miles la cantidad de agricultores, autónomos y asalariados que han abandonado las actividades agrícolas. Cada día estamos más lejos de la pretendida Soberanía Alimentaria y somos más dependientes. Y paralelamente los precios de los alimentos son cada vez más prohibitivos; son muchísimas las familias que no tienen acceso a determinados productos (verduras, frutas, pescados?) y que ven imposible acceder a una alimentación saludable. Así Canarias se sitúa a la cabeza en diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Para Intersindical Canaria la defensa de los Servicios Públicos esenciales constituye otro eje principal de su acción. Hoy nuestro sistema sanitario público y la enseñanza pública son servicios que defendemos de manera prioritaria, y más cuando existen claros proyectos de privatización a través de la ampliación de conciertos con las empresas privadas, que ven negocio fácil con el dinero que es de toda la ciudadanía. El caso más significativo en el ámbito sanitario es el de Hospiten, que se ha convertido en una empresa transnacional. Actualmente la lucha sindical tiene como objetivo la denuncia permanente del deterioro de los servicios sanitarios y educativos de titularidad pública, así como frenar los proyectos de ampliación de negocios privados en Educación y Sanidad con el dinero público.

Asimismo, los servicios de transportes en Tenerife, igual que en otras, suponen un sector estratégico, tanto los terrestres como los marítimos y aéreos. Además de la consideración de servicio público, los medios de transporte colectivo también deben considerarse como un eje central en la actividad económica y social en nuestras islas. La generalización del transporte terrestre y la potenciación del uso colectivo de la guagua, el tranvía y otros, debe acompañarse de una reducción de tarifas y la mejora de cobertura. Será la población trabajadora la principal beneficiaria, e igualmente se favorecerá la disminución de los efectos contaminantes por el uso abusivo de los vehículos privados.

Recientemente, nuestro sindicato ha planteado a los dirigentes del Cabildo de Tenerife, en el marco de un encuentro entre sindicatos representativos en la isla y representantes de la institución insular, que Intersindical Canaria no sólo está en contra de los macroproyectos que se pretenden por parte de sectores empresariales y políticos para nuestro territorio, sino que tampoco admitimos que los fondos de la RIC (Reserva de Inversiones de Canarias) se destinen a esos proyectos que tanto han sido cuestionados por importantes sectores de nuestra sociedad isleña (Puerto de Granadilla, Anillo Insular, Pista Aeropuerto Sur?). Los fondos de la RIC deben invertirse en obras de interés social y económico para nuestros habitantes: depuración de aguas y red de abastecimiento, reciclaje y tratamiento de residuos, desarrollo de plantas de energías renovables, mejora de las vías de comunicación ya existentes, mejora de puertos pesqueros, desarrollo de infraestructuras para la distribución y venta de productos isleños, potenciación de parques industriales de tecnología avanzada?

Nuestra lucha sindical hoy pasa por desenmascarar a quienes utilizan la idea de desarrollo económico a cualquier precio, deteriorando de forma alarmante nuestro territorio y medio ambiente, y a quienes pretenden usar el fantasma de la crisis y el paro para seguir deteriorando las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras. Para Intersindical Canaria la lucha contra el desempleo y la mejora de las condiciones de trabajo, sigue estando en la defensa de la estabilidad laboral en el empleo y en la negociación de mejoras retributivas y sociales, en todas las empresas y sectores del ámbito público y privado. Pero estas mejoras serán más efectivas si logramos intervenir sindicalmente en la definición de alternativas al modelo económico y social que nos quieren imponer los empresarios y políticos que hoy gobiernan en Tenerife y en Canarias.

*Pablo Jerez Herrera es Secretario Nacional de la Federación de Salud de Intersindical Canaria.

Pablo Jerez Herrera*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha