eldiario.es

Menú

El último ''tren'' hacia el infinito

- PUBLICIDAD -

Ese domingo, trágico moralmente para nosotros, el amigo Juan Orribo no pudo llegar como lo había hecho durante varios años. Pese a nuestra insistencia de llamarle a través del teléfono móvil, no tuvimos respuesta, pues en ese preciso instante, (11:30 horas), el amigo Juan Orribo había sido víctima de un paro cardiaco cuando se disponía ir a la tertulia. Ni que decir tiene, que una vez comprobado el fatal desenlace a través del también sorprendido, amigo Cirilo Leal; el tiempo se me hizo interminable, dándome la impresión que el momento de esa mañana, lunes 14 de febrero del 2011 se había detenido en mi vida, reflexionando que tan irreparable pérdida humana no podía ser cierta y que todo era producto de la imaginación del destino que tenemos cada persona mientras estamos vivos.

Desgraciadamente, y cuando aún era joven y tenía muchas cosas que ofrecer, el siempre recordado y admirado amigo Juan Orribo, se vio sorprendido y sin tener la oportunidad de defenderse contra el "almanaque" de su vida y que cada uno de nosotros también tenemos señalado. Familiares y amigos de todas las partes del Archipiélago canario se dieron cita para acompañarle y despedirle en su último tren con destino a otra vida misteriosa; llevándose el amor de su familia, amigos y hermosas lluvias de flores en formas de coronas.

El amigo Juan Orribo nos dejó una maravillosa "enciclopedia" de la vida y "asignaturas" de contenidos de escalas de valores enriquecidas por la humildad, generosidad, amor, sinceridad y nobleza. Un luchador nato y comprometido con todos aquellos objetivos a los que se había comprometido y responsabilizado. Un hombre que supo luchar por la libertad y los derechos de las personas. Gracias amigo por tu amistad y enseñarnos tanto.

Rafael Lutzardo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha