eldiario.es

Menú

La falsa unidad nacionalista por Pedro Quevedo Iturbe

- PUBLICIDAD -

Las razones de esta aparente contradicción no son responsabilidad, naturalmente, de los ciudadanos y ciudadanas. Más bien son la expresión descarnada del injusto sistema electoral que padecemos y que no ha sido modificado a lo largo de la pasada legislatura precisamente por la oposición de los dos partidos, ATI-CC y PP, que finalmente se han visto beneficiados por este inaceptable sistema de representación. Un sistema que permite que los más de 51.000 votos cosechados por Nueva Canarias no obtengan representación en el Parlamento, tampoco los 9.000 del PIL en Lanzarote… y así hasta casi 150.000 electores que no se encontrarán representados en la Cámara canaria. Valga como muestra que de haberse computado esos votos estarían hoy presentes en el Parlamento canario cinco diputados que, además, hubieran reducido significativamente la representación de los grupos que apoyarán al próximo Ejecutivo, hasta el punto que, en vez de formar gobierno, pasarían a ocupar los bancos de la oposición. Es llamativa la respuesta que se ha producido desde el mundo de ATI-CC. Una formulada por don Victoriano Ríos, llamando a la unidad del nacionalismo en torno a esa sigla, probablemente de forma bienintencionada; y, sin duda, consciente de que ya era demasiado tarde y que la propuesta supuestamente nacionalista que lidera el insularismo radical de ATI ha perdido cualquier posibilidad de recuperar posiciones en el futuro, así como la oportunidad histórica de liderar un proyecto nacionalista único para Canarias, como consecuencia de su conservadurismo y de su desmedida ambición de hegemonizar Canarias desde una sola isla. ATI profundo La otra respuesta, expresada en el artículo Unidad nacionalista, publicado en Canarias7 es otra cosa. Se plantea desde el ATI profundo, llamando a la unidad en torno a CC, porque parece ser que los insularistas somos los demás, en concreto Nueva Canarias, que, según el articulista, denunciando la escandalosa política del insularismo que representa ATI, llamamos al pleito insular. Los nacionalistas de esta tierra hemos denunciado y combatido el centralismo de Madrid que sumió a las Islas en el atraso y la miseria, y ahora haremos igual con el neocentralismo de una fuerza política que pretende controlar Canarias desde una sola isla. Tal y como expresan con claridad los editoriales de El Día, órgano de expresión del ATI profundo, es ahí donde debe buscar el señor García el germen de la división entre los canarios. Probablemente el último Premio Canarias de Literatura ya no comparta aquella necesidad de levantar en el Archipiélago un proyecto nacionalista alternativo al de ATI-CC, porque el hecho de haber entregado la sigla histórica del PNC a CC generará, seguro, algunos compromisos y supongo que también algunos beneficios. Esa debe ser la causa que llame a la unidad nacionalista en torno a quien no lo es. En Nueva Canarias vamos a continuar trabajando por construir una propuesta nacionalista progresista para toda Canarias, que combata sin ambages el desequilibrio y la desunión entre los canarios. Porque quien ha tenido esa responsabilidad ha fracasado víctima de su propia y desmedida ambición. En dos años hemos levantado una nueva bandera en La Palma, Fuerteventura, Lanzarote y Gran Canaria y, a lo largo de los próximos cuatro años, la levantaremos en todo el Archipiélago. Porque en todas las islas hay gente que defiende la construcción de un proyecto común para esta tierra y la necesidad de acabar con la condición de bisagra permanente de ATI-CC, que es la causa última de su poder desmesurado. * Secretario de Comunicación de Nueva Canarias.

Pedro Quevedo Iturbe*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha