eldiario.es

Menú

El universo de Aguirre se desmorona

- PUBLICIDAD -

Si esto fuera un guión cinematográfico ahora las secuencias estarían dedicadas al proceso de descomposición de la trama de intereses sobre la que está construida la estructura autoritaria y personalísima del Partido Popular de la Comunidad de Madrid. Y lo que viene a continuación es una sucesión de denuncias cruzadas con el leit motiv de "sálvese quien pueda". Sin duda alguna ahora los teléfonos codificados o que se cambian cada quince días que utilizan los delincuentes profesionales y los consejeros de la Comunidad de Madrid deben estar echando humo, cruzando amenazas y tratando de desenredar la complicada trama de corrupción de la que el espionaje en las estructuras del poder de la Comunidad de Madrid era sólo una pieza más de este complicado engranaje.

La marbellización de la política municipal del PP empieza a hacer agua por los cuatro costados y las bombas de achique del partido no dan abasto para mantener la embarcación a flote. Si los encausados en el universo en donde el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, un protegido de la cúpula del partido y suegro del consejero Güemes, sigue en su sitio a pesar de las muchas causas que tiene abiertas, el lodazal en donde navega el PP va a ser ingobernable.

Todo esto sucede en periodo electoral en el País Vasco y en Galicia y a tiro de piedra de las elecciones europeas. En medio de una gravísima crisis económica y ante la mirada atónita del Gobierno y del PSOE que seguramente no se podrán creer lo que está ocurriendo y que certifica que haga lo que haga el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero nunca podrá estar seriamente amenazado por un partido que se hunde cada día una cuarta más de su envergadura sin que nadie parezca capaz de detener esa deriva.

* Periodista, analista político y articulista de elplural.com

Carlos Carnicero*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha