eldiario.es

Menú

'Al final del arco iris', un homenaje a Judy Garland

MADRID

La obra 'Al final del arco iris' rinde homenaje a la artista estadounidense Judy Garland a través de la música que le hizo brillar. Los actores Natalia Dicenta y Miguel Rellán protagonizan este pequeño musical, salpicado de comedia, emoción, glamour y drama, que se estrena este viernes en el Teatro Marquina de Madrid.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La obra 'Al final del arco iris' rinde homenaje a la artista estadounidense Judy Garland a través de la música que le hizo brillar. Los actores Natalia Dicenta y Miguel Rellán protagonizan este pequeño musical, salpicado de comedia, emoción, glamour y drama, que se estrena este viernes en el Teatro Marquina de Madrid.

Su autor, Peter Quilter, quiso llevar al texto el declive de Garland, la actriz sin infancia que fue destinada y obligada a ser artista. Ella vuelve al escenario, esta vez encarnada por Dicenta, junto a su futuro quinto marido, Mickey Deans -papel interpretado por Javier Mora- y su pianista amigo, Anthony (Miguel Rellán), en un espectáculo lleno de música y humor.

La actriz Natalia Dicenta ha explicado este lunes, en declaraciones a Europa Press, que se trata de un "musical de pequeño formato", con una banda en directo formada por piano, bajo, batería, saxo, tenor y clarinete, que interpretará el repertorio más conocido de la artista.

La vida de Garland era, según señala Dicenta, "una montaña rusa de emociones, en público y en privado". A su juicio, el autor ha captado muy bien esa esencia y lo ha rodeado de música y de glamour. "Al igual que la vida de Judy Garland, la obra tiene humor con una historia fuerte", indica.

A pesar de la risa, la emoción, la luz y el show que contiene esta obra, también aparecen señales de la vida dura que vivió la actriz, "uno de los mayores talentos que ha dado el siglo XX", según indica Dicenta, pero que fue "explotada desde los dos años y hasta el final de su vida".

Según relata la actriz, "Garland brilló con una intensidad bárbara de su talento, pasión, capacidad, energía y carisma. El mundo entero la adoraba, pero creció en un mundo paternalista y machista y ella se convirtió en una caja registradora desde pequeña para las personas que controlaban su vida". "Lo que le decían era calla y canta, así que, por mucho dinero que produjese, la pirámide de poder era clarísima", afirma.

Asimismo, Dicenta ha señalado que Judy es un "icono homosexual impresionante" porque las mujeres, los negros y los homosexuales son y han sido colectivos históricamente marginados. "Este colectivo la adoraba, comprendía y compartía su sufrimiento y vulnerabilidad. No es un asunto frívolo, era una empatía innata", matiza.

DEVOCIÓN Y ADMIRACIÓN

El personaje interpretado por Javier Mora, Mickey Deans, es el último marido que tuvo Judy Garland, un hombre mucho más joven que ella y que no se sabe muy bien si la quería. "Si la hubiese querido la habría sacado de toda esta vorágine", señala Dicenta.

Por su parte, el actor Miguel Rellán interpreta a Anthony, un pianista homosexual que acompaña a la actriz y quiere rescatarla y sacarla del mundo en el que vive. "Sí la quiere, tiene un amor desinteresado, a lo que se une la devoción, admiración y compasión, porque sufre con ella y no quiere verla triste", explica Rellán.

A su juicio, lo interesante del aspecto dramático de la vida de Garland -al igual que sucedió con personas como Marilyn- es que "si hubiera sido una artista maravillosa y una ama de casa perfecta tendría un éxito normal, lo malo es que la trastienda es patética".

Según indica, esta obra, "emocionante, divertida e interesante", contiene aspectos que siempre permanecen. "En esencia, el mundo no ha cambiado tanto, porque el problema está en que siempre hay un ser humano que quiere que otro haga algo que no quiere a la fuerza", señala.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha