eldiario.es

Menú

'El gran secreto', nueva gira de Comediants, pasará por las Islas

UN VIAJE POR LA HISTORIA DEL TERATRO A TRAVÉS DEL AMOR

- PUBLICIDAD -

Comediants vuelve a Madrid de gira con El gran secreto, un viaje por la historia del teatro a través del amor, utilizando técnicas muy artesanales y, una vez más, el teatro dentro del teatro, un recurso "muy mágico", según el director de la compañía catalana, Joan Font.

Estrenado en el Teatro Municipal de Girona, El gran secreto ha pasado ya por el Teatro Nacional de Cataluña, Ibiza, Oliva y Huelva, y tras su estancia de tres semanas a partir del 6 de marzo en el Teatro Gran Vía de Madrid, continuará con una gira por ciudades como Pamplona, Tarragona, Oviedo, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife o Gijón.

El gran secreto propone un viaje por la historia del teatro -desde los griegos, a la Comedia del Arte, el Renacimiento, el surrealismo y la escena contemporánea- a través de escenas de amor en las que todos nos vemos reflejados.

Para ello, el montaje se sirve de cinco personajes (acomodador, acomodadora, regidora, muchacho autor y esencia del teatro), buscando dar protagonismo a los grandes desconocidos de detrás de las bambalinas.

"El teatro dentro del teatro es muy mágico; al espectador le gusta ver la magia de la construcción y la deconstrucción del teatro, ver sus entrañas", comenta en una entrevista el director de Comediants, Joan Font, quien firma este montaje junto a Albert Espinosa, autor teatral, guionista de televisión y de cine ( 4ª Planta o Tu vida en 65 minutos).

"Fue idea de Albert Espinosa invertir los términos: ¿cómo ha influenciado el teatro en la vida real y en el amor? Es una teoría divertida", comenta Font, quien explica que El gran secreto es un espectáculo sencillo, sin pretensiones, en el que se utilizan los recursos más artesanales, como máscaras, palancas... todo con el objetivo de "viajar en el tiempo".

Pero Font, director de una compañía de teatro de larga trayectoria que ha actuado en los cinco continentes, no oculta que "hay un trasvase del cine y la televisión al teatro", y que el rápido ritmo de estos medios se traslada a las tablas, bien mediante el movimiento de las escenografías o bien la rapidez del planteamiento de las historias.

"Usurpamos estas pequeñas cápsulas de 20, 30 ó 40 segundos que cuentan una historia. Ahí están las nuevas tecnologías y nos adaptamos a los nuevos tiempos", insiste Joan Font, quien, en cualquier caso, sigue reivindicando el hecho teatral "universal, efímero, en directo y en tres dimensiones", que nunca morirá.

Este espectáculo se representó también en el Teatro Nacional de Cataluña en versión infantil, una muestra más de la convicción de Font de acercar el teatro al público menudo. "Soy un enamorado de todos los públicos. Creo que el público joven es el público del presente, no del futuro", agrega.

Otra de las cosas con las que se muestra muy satisfecho el director de Comediants es el reciente estreno de La Cerentola, la ópera de Rossini que ha puesto en escena en una coproducción internacional el Houston Grand Opera (Estados Unidos), el Teatro de la Ópera del país de Gales (Cardiff), el Gran Teatro del Liceo (Barcelona) y la Ópera de Ginebra.

El estreno en Houston "fue fantástico" y abre la puerta a nuevas propuestas y proyectos, adelanta el director de la compañía, que se adentró en el mundo de la ópera en 1999 y que visitó por última vez Madrid el verano de 2005, con el montaje Las mil y una noches.

El objetivo de Font es regresar a Madrid próximamente con la gira de Uuuuh!, una propuesta escénica sobre la vida del payaso Charlie Rivel, entre 1942 y 1944, durante su paso por los teatros de la Alemania nazi.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha