eldiario.es

Menú

Grandes empresas españolas se unen para recobrar confianza de los mercados

MADRID

Una veintena de grandes empresas españolas, entre las que figuran los dos principales bancos, el primer grupo de telecomunicaciones, grandes empresas energéticas, constructoras y grupos de distribución, han acordado constituir el Consejo Empresarial para la Competitividad con el objetivo esencial de recobrar la confianza de los mercados internacionales en la economía española, confirmaron a Europa Press en fuentes empresariales.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Una veintena de grandes empresas españolas, entre las que figuran los dos principales bancos, el primer grupo de telecomunicaciones, grandes empresas energéticas, constructoras y grupos de distribución, han acordado constituir el Consejo Empresarial para la Competitividad con el objetivo esencial de recobrar la confianza de los mercados internacionales en la economía española, confirmaron a Europa Press en fuentes empresariales.

La idea de crear este 'think tank', que será presentado oficialmente en los próximos días, nació de los contactos que los máximos responsables de las mayores empresas españolas han mantenido en los últimos meses entre sí y con el Gobierno, ante el empeño común de mejorar la imagen de España en el exterior, empañada por el aumento de la prima de riesgo experimentado desde el mes de mayo.

Las grandes empresas españolas constatan que la marca 'España', en vez de suponer una garantía de fortaleza y pujanza y un ejemplo de rigor, ha penalizado su cotización bursátil y dificultado su acceso a los mercados de financiación desde que Grecia tuvo que ser rescatada y los mercados sembraron la desconfianza sobre la solvencia de los países periféricos del euro, entre ellos España.

Los primeros ejecutivos de las compañías consideran que esta situación desmerece la posición que, por mérito propio, ocupan las empresas españolas en el ranking mundial, en beneficio de otras firmas menos punteras de otros países sin este marchamo y que pugnan por arrebatarles el liderazgo en sus respectivos sectores.

A grandes líneas, los primeros espadas de las empresas respaldan las reformas emprendidas por el Gobierno desde el mes de mayo (reforma financiera, laboral y del sistema de pensiones), apoyan la determinación del Ejecutivo en su empeño de proseguir con el calendario reformista y creen que es necesario un esfuerzo de interlocución a nivel internacional para desmarcar la situación de España del resto de países periféricos, además de rechazar tajantemente el acrónimo PIIGS con el que se define, de forma despectiva, a estos países (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España).

Entre las empresas que forman parte del Consejo Empresarial para la Competitividad figuran Santander y BBVA, Telefónica, El Corte Inglés, Iberdrola, Repsol, Inditex, ACS, Ferrovial, Acciona, el grupo Planeta, Criteria y el Instituto de Empresa Familiar.

PRESIDENCIA ROTATORIA.

El diario 'Cinco Días', que adelanta la noticia, indica que el Consejo Empresarial para la Competitividad tendrá una presidencia rotatoria que recaerá siempre en el primer ejecutivo de alguna de las empresas que lo componen.

El Gobierno español vería con buenos ojos la iniciativa de las principales empresas españolas, que se inscribiría en el objetivo común de mejorar los intereses de España ante el mundo, informaron a Europa Press en fuentes gubernamentales.

Las mismas fuentes recuerdan otras iniciativas impulsadas por el Gobierno como el proyecto, Made in/Made by Spain, diseñado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, a través de la Secretaría de Estado de Comercio y ejecutado por el Instituto de Comercio Exterior (ICEX), que pretende potenciar al máximo el apoyo institucional y comercial a las empresas españolas en ámbitos como el desarrollo de las energías alternativas (eólica y solar), la construcción y gestión de infraestructuras, alta velocidad ferroviaria, tratamiento y desalinización del agua o la aplicación de las nuevas tecnologías a los modelos sanitarios y educativos.

En todos ellos, muchas empresas españolas ocupan lugares de liderazgo a nivel mundial y son fiel reflejo del fuerte desarrollo que la economía española ha logrado en los años previos a la crisis, pese a caer del octavo al decimosegundo puesto en el ranking de las mayores economías.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha