eldiario.es

Menú

La CE considera política interna la decisión sobre inmigración de Sarkozy

BRUSELAS

La Comisión Europea ha evitado hacer comentarios sobre la decisión del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de retirar la nacionalidad a los delincuentes de origen extranjero que atenten contra las fuerzas del orden, alegando que se trata de una política interna de Francia.

- PUBLICIDAD -

BRUSELAS, 2 (EUROPA PRESS)

Sarkozy en RDP en París tras un encuentro sobre capitalismo

Sarkozy en RDP en París tras un encuentro sobre capitalismo

La Comisión Europea ha evitado hacer comentarios sobre la decisión del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de retirar la nacionalidad a los delincuentes de origen extranjero que atenten contra las fuerzas del orden, alegando que se trata de una política interna de Francia.

"No corresponde a la Comisión Europea comentar anuncios o decisiones que afectan a la política interna en materia de seguridad de un Estado miembro", respondió el portavoz de la comisaria de Interior, Cecilia Malmström.

La pasada semana Sarkozy pidió al Ministerio del Interior que "cualquier persona de origen extranjero que voluntariamente atente contra la vida" de las fuerzas del orden o "de cualquier persona depositaria de autoridad pública", pueda perder la nacionalidad francesa y que se revisen los motivos que pueden dar lugar a la privación de la nacionalidad.

El anuncio del mandatario galo se produjo poco después de la decisión de desmantelar campamentos de gitanos y de expulsar del país a los que hayan cometido algún delito, una medida que tampoco fue contestada por Bruselas al considerar que Francia "tiene derecho a controlar su territorio y luchar contra la delincuencia", en palabras del portavoz de la comisaria de Justicia, Vivian Reding.

Por otra parte, preguntado sobre la sugerencia del Ministro sueco de Inmigración de abrir la posibilidad a la expulsión de los gitanos porque son mendigos, el portavoz de Interior del Ejecutivo comunitario recordó que la directiva europea sobre libertad de movimientos deja claro que cualquier ciudadano europeo es libre de circular por la UE y quedarse en uno de sus Estados miembros bajo determinadas condiciones.

Entre los requisitos de la directiva figura el de demostrar que se tienen "recursos suficientes" y que el ciudadano no suponga una amenaza para la seguridad del país. Además, el portavoz subrayó que tendrá que evaluarse "caso por caso" la situación de los ciudadanos europeos a los que no se les permita estar en suelo comunitario.

"La directiva se aplica sin discriminación. Cualquier ciudadano europeo tiene el derecho a la libertad de movimientos", insistió el portavoz de Malmström, que estableció una clara diferencia entre la directiva sobre libertad de movimientos y la política europea respecto a las minorías.

"Todos los ciudadanos europeos tienen exactamente los mismos derechos en todos los sitios de la UE. Dicho esto, ha habido en estos últimos años una reflexión sobre medidas para mejorar la integración de determinadas poblaciones o etnias en la UE, pero desde el punto de vista de la directiva todos los europeos están en pie de igualdad y tienen los mismos derechos", dijo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha