eldiario.es

Menú

Israel amenaza con responder a los ataques

CONSIDERA AL LÍBANO Y HAMÁS RESPONSABLES

Soldados israelís podaban un árbol en la frontera entre ambos países.

- PUBLICIDAD -

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha dicho que Israel considera a Líbano y al movimiento palestino Hamás responsables de sendos ataques contra su territorio ocurridos esta semana y ha amenazado con dar una respuesta contundente a la violencia.

Benjamin Netanyahu. (EUROPA PRESS)

Benjamin Netanyahu. (EUROPA PRESS)

"Quiero dejar claro a Hamás y al Gobierno libanés que les consideramos responsables de la violenta provocación a nuestros soldados", dijo Netanyahu en un discurso televisado. "Nuestra política es clara, Israel responde y seguirá respondiendo con fuerza a cualquier ataque a sus ciudadanos y sus soldados", advirtió.

Cuatro personas, incluido un oficial israelí, murieron el martes en un tiroteo entre tropas de Israel y Líbano en la frontera entre ambos países.

El lunes, una salva de cohetes de corto alcance lanzados desde el desierto egipcio del Sinaí alcanzó puertos de Israel y Jordania en el mar Rojo, provocando la muerte de un ciudadano jordano. Netanyahu responsabilizó de ese ataque al Movimiento de Resistencia Islámica palestino Hamás.

"Quiero dejar claro que el uso de un territorio perteneciente a un tercer Estado, que busca la paz, para lanzar cohetes a Israel no ayudará a Hamás a eludir su responsabilidad", añadió. Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, ha negado su implicación en el ataque perpetrado desde Egipto.

Los soldados israelís ocuparon territorio libanés, según éstos

El ministro de Información de Líbano, Tareq Mitri, afirmó por su parte este miércoles que los soldados israelíes con los que sus militares mantuvieron este martes un enfrentamiento en la frontera entre los dos países estaban al sur de la Línea Azul, la separación establecida por la ONU, pero que esa zona es territorio libanés.

Previamente, la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL) había asegurado que los soldados israelíes estaban en la parte israelí de la Línea Azul cuando comenzó el enfrentamiento, en el que murieron tres libaneses -dos soldados y un periodista- y un militar israelí. Líbano e Israel aún no se han puesto de acuerdo respecto a qué país pertenecen ciertas partes de la línea de separación.

Todo comenzó cuando un grupo de soldados israelíes utilizó una grúa para alcanzar una valla fronteriza y poder podar un árbol cuyas ramas, según el Ejército hebreo, estaban activando los dispositivos electrónicos de la valla que detectan posibles infiltraciones. De acuerdo con su versión, los militares se encontraban en todo momento en Israel y el árbol estaba al sur de la Línea Azul.

Un alto mando del Ejército libanés admitió que éste había sido notificado de que los israelíes iban a llevar a cabo esa actividad, que Líbano aceptó con la condición de que fuese supervisada por la FINUL, algo que, según dijo, no se hizo. La FINUL no precisa nada respecto a esta cuestión.

Este miércoles, el Ejército israelí volvió a trasladar la grúa hasta la zona fronteriza para continuar con la poda de varios árboles. Los militares libaneses se desplegaron a una cierta distancia mientras las tropas de la FINUL patrullaban la localidad fronteriza de Adaisseh.

El comandante libanés Jean Kahwaji visitó la zona y aseveró que los soldados israelíes ignoraron el martes las objeciones de la fuerza de paz de la ONU y del Ejército libanés. A los militares libaneses les dijo: "Vuestra valiente postura frente al enemigo traicionero (...) le ha demostrado que cualquier agresión contra nuestro pueblo y nuestra tierra tendrá un precio".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha