eldiario.es

Menú

¡Que 'me se' quitan a Franco! Sainete grave

Adolf Hitler junto a Francisco Franco en Hendaya

“Todo aquel que no viva por encima de sus posibilidades sufre de falta  de imaginación

Oscar Wilde

El día comenzó c omo si el general Herbert Norman Stormin Norman Schwarzkopf hubiera dado desde el más allá la orden para que amaneciera. Escuché un ENI (Estruendo No Identificado) cuando todavía estaba en la cama. De modo que me incorporé de inmediato. Sé que estamos en zona vulcanológica y, además, muy cerca de un área de actividad sísmica de baja a media intensidad que ocupa el norte de África y desciende por el Sahara Occidental, su Tropic, telurios, polonios y ferromanganesos. Aún dentro de ese fugaz atontamiento, ese tardolerdismo, ese papanatismo reaccionario, que separan el sueño de la vigilia, pensé de inmediato en el Teide. ¿Habrá entrado en erupción en protesta por la Ley del Suelo? ¿Tal vez se han sublevado los cráteres de La Isleta apoyando la reivindicación de que desaparezcan las milicias para acoger senderos utilizables por la sociedad civil? Lo que me pareció evidente es que no se trataba de un terremoto. Las tubular bells no habían emitido sonido alguno y la estampa de Santa Rita de Casia, patrona del imposible, continuaba vertical en la mesa de noche. Oh poderosa Santa Rita, llamada Abogada de los Casos Desesperados, socorredora en la última esperanza, refugio y salvación en el dolor, que conduce al abismo del delito y de la desesperación: con toda la confianza en tu celestial poder, recurro a ti en el caso difícil e imprevisto que oprime dolorosamente mi corazón . ¿Qué estaba pasando? Corrí hacia el despacho y encendí el ordenador. Que no había manera. Abría los navegadores para buscar periódicos digitales que me pudieran informar, pero sólo aparecía un tal Vidal – Manolo, no – haciendo guarreridas . ¿Un hacker salido y salido de madre? No. El asunto parecía mucho más grave. ¿Habrá estallado la III Guerra Mundial, cogiéndome con un pijama de Tom Ford ajeno a los misiles balísticos? No había otra: cafeína de entrada, sí y a esperar acontecimientos. Asomado a la cristalera advertí una tranquilidad total. La Policía Local ponía multas, los vigilantes de la zona azul – nada se sabía del bando republicano – también multaban, dos indigentes diseccionaban varios contenedores de basura, el camión del Agua de Firgas se liberaba de cajas de botellas con gas y con menos gas y algunos ciudadanos ejercían la profesión de transeúntes. Normal. Ya saldrá el sol por Antequera. Luego, me enteré que a esa hora los yogures Danone estaban ardiendo como respuesta, se presumía, a que Maduro hubiera hablado con las vacas. La globalización tiene esas cosas. Que todo se sabe. Ha desaparecido la intimidad en favor del chisme indocumentado.

Seguir leyendo »

Ring, psicópatas y fenugreco empalmador

Boko Haram libera a 88 de las 276 niñas secuestradas en 2014.

Mi mundo estaba reducido exactamente a 6,10 metros cuadrados, algo menos que los más de 510 millones de kilómetros cuadrados que tiene el planeta Tierra. Me encontraba sentado en una de las esquinas de ese globo llamado cuadrilátero. No pisando campos ni navegando mares sino pateando lona encarcelado de cuerdas. Y estuve a punto de cambiar tu mundo, de cambiar tu mundo por el mundo mío. Mis asistentes se esmeraban en cerrar la ceja izquierda, que comenzaba a sangrar levemente. Acababan de quitarme el protector bucal. No estaba cansado. En la esquina opuesta, la realidad recibía las mismas atenciones. Quedaban tres minutos llenos de impaciencia musicada por miles de voces sin sentido. Sobre la coral, a capella, escuchaba con insistencia: “¡guarda la distancia!, ¡evita en todo momento que te trabe en clinc h o no podrás lanzar tus golpes! ¡aprovecha la ventaja de tus brazos largos! ¡un paso atrás y, rápido, un uppercut ! ¡y baila, baila, maldito … no quiero tener que tirar la toalla! ¡Vas a ganar, pero esto no es un juego de nenas!”.

La campana no podía sonar antes de tiempo. Nunca puede sonar antes de tiempo. Fue cuando vi a la sonriente rubia con bikini y tacones pasearse con el cartel del tercer round , cuando advertí que había acabado la eternidad. Los ecos subieron de volumen hasta convertirse en gritos. Llegué a escuchar: “¡Mátalo! ¡Acaba con él!” Yo era la potencial víctima. Pero no tenía miedo. Hace mucho tiempo que lo perdí. También me llegó un comentario desde las primeras filas: “Ha ganado Macron. Ha ganado Macron”. Y de nuevo, el protector bucal y el sonido de la campana. Al ponerme en pie escuché la guitarra acústica de Kris. “ A lo lejos se escucha una campana y sus tañidos se pierden por el cañón como se fueron los sueños del ayer ”. Chocaron los guantes y pensaba en Schopenhauer. El amor, las mujeres y la muerte. Tal vez el paso del tiempo. No hay más. No recuerdo bien los detalles acerca de cómo acabó el combate. Pero gané a los puntos. Me fue imposible conectar un golpe de knockout . Quizá la próxima vez. Y estuve a punto de cambiar tu mundo, de cambiar tu mundo por el mundo mío.

Le jour de gloire est arrivé … Aux armes, citoyens! Formez vos bataillons! Marchons, marchons, qu’un sang impur abreuve nos sillons … Tremblez, tyrans! et vous, perfides. L’opprobe de tous les partis. Tremblez! vos projets parricides: Vont enfin recevoir leur prix. Tout est soldat pour vous combattre. S’ils tombent, nos jeunes héros, la terre en produit de nouveaux. Contre vous tout prêts à se battre. Nadie podrá jamás definir y conocer en profundidad el comportamiento de ese inmenso y heterogéneo conjunto, pleno de intersecciones y tangencias, que se ha denominado las masas . Es un cosmos bajo las trompetas de la paradoja donde conviven los instintos más animales del ser humano con los comportamientos creados, fabricados y evolucionados desde que nacieron las sociedades. Las elecciones presidenciales francesas, ganadas por el centroliberal Macron , las primarias y los congresos de los partidos celebrados recientemente en España, me han vuelto a convencer de que lo que está en crisis es el sistema de partidos. O mejor, los partidos. Es obvio que la lucha por el poder interno y externo los ha convertido en elementos del Estado muy alejados de la sociedad civil. Más aún cuando en el inconsciente colectivo, sobre todo en el español, la política está amancebada con el vocablo corrupción. Esta, la sociedad, se mueve en torno a muchos condicionantes: miedo, rebeldía, indolencia, conformismo, seguridad, libertad política colectiva, ideología, distribución de la riqueza, cargas del pasado, economía del presente y temores sobre el futuro … tantos vectores, que conforman una amalgama de la que se ocupan, sólo en cuanto a dígitos se refiere, los sondeos y las estadísticas. Lo demás queda a cargo de analistas de prensa y también de psicólogos y hasta psiquiatras.

Seguir leyendo »

La mudanza, el Apocalipsis y ‘el coño insumiso’

Tríptico 'El Juicio Final', pintado por 'El Bosco' hacia el año 1482. (DP)

Dice un proverbio árabe que las mudanzas son una parte del infierno. Lo confirmo. Y, como he realizado tantas, creo que por muy mal que me porte, cuando me envíen al resort de Satanás – seguramente montado a través del blanqueo de capitales, el tráfico de influencias y una relación mafiosa política / empresa – cuando me envíen a ese paraíso bastante más calentito que las aguas del Caribe, aunque bastantes grados por debajo de la que ha montado Maduro – en Abril, un muerto por día y tiro porque me toca – cuando vaya para el Tártaro, tendré muchos atenuantes y lograré enseguida, como los grandes y selectos ladrones patrios del dinero público, que me dejen salir, si bien morenito, no tan chamuscado como para no poder comenzar una nueva vida en compañía de alguna mujer que me quiera por mi mismo y no por mi dinero.

El lenguaje es astuto y, por ello podemos oponer a una palabra ella misma con acepciones que no tiene pero sí admiten los modismos del habla coloquial. De modo que se suele escuchar “sí, hombre, pero hay paellas y paellas”, “desde luego, Lucas, pero hay playas y playas”, “mira Cuqui, ese está bien, pero hay descapotables y descapotables” …

¿Y las mesas, maese? Fuesen. ¿Y la cómoda? Ídose. ¿Y las mesas de noche? A la luz de la luna estarán avezado maestro. ¡Caramba! ¡Qué cosas!

Seguir leyendo »

Clavijo, entre la presidencia y el potrero

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo.

¡Carajos endemoniados! Que me levanto como el quinto levanta, tira de la manta, quinto levanta, tira del mantón, que viene el sargento con el cinturón, pongo en la Krups la cazoletita de cafeto de Coffea como un George Clooney legañoso y mal peinado, enciendo el ordenador para mirar afuera y me encuentro con que a Clavijo lo persiguen las grúas. ¡Voto al gaznápiro verde! ¡Santiago y cierra España! Clavijo, mi Clavijo, tú Clavijo, nuestro Clavijo, vuestro Clavijo y, por encima de todos, el Clavijo de ellos, el Clavijo de ATI y su entourage empresarial, perseguido como vulgar chatarra por el territorio discontinuo. La hemos jodido. Si se llevan al potrero a ese genio, la hemos jodido totalmente. Quiera el promiscuo Zeus que eso no suceda jamás, aunque a mi, si he de ser sincero, no me sorprende en absoluto ver ese fistro de flequillo doblando esquinas, mareando bulevares, sorteando parques, llevándose por delante, al estilo aguirreño y mochila al hombro, cualquier vehículo en circulación, incluidas las motos de la Policía Local. Porque, a mi juicio, Clavijo ese diodeno sezuá, siempre estuvo mal aparcado. ¿Te das cuén? Casi toda la clase política con una mínima dosis de materia gris estima que jamás debió salir de la Alcaldía y, consecuentemente, nunca aparcarse en zona de carga y descarga ¿Cómo estará Ana Anita Oremus Oramas? Llorando la desdicha de su amo como una Magdalena por esas calles nobles y húmedas de La Laguna o tal vez acudiendo, con lágrimas en los ojos y el rímel corrido, a doblar el espinazo ante el PP por los pasillos del Congreso. El Vía Crucis, la subida al Gólgota, llega tras la Semana Santa, seguramente por culpa del cambio climático, también con la condena a Miguel Zerolo a siete años de cárcel por el caso Las Teresitas, después de que la Drag iconoclasta armara la de San Dios es Cristo y meapilas y pederastas hicieran el ridículo con rasgado de vestiduras compradas en outlets ad hoc.

Haz ropavieja, Juana (comedia en el acto)

– Oye Juana, ¿No es Clavijo aquel a quién se está llevando la grúa?

Seguir leyendo »

Bajo la calima de un irrespirable hedor

Miguel Zerolo y la playa de Las Teresitas. (Canarias Ahora).

Y avanza la tecnología, que es un primor, y de nuestras élites castatramadas comienza a salir mierda. Excrementos como lava incontenible del cráter de un volcán llamado corrupción. Un volcán más terrible que el Krakatoa, siempre en erupción y nacido de una transición funesta que, si bien nos llevó a una Europa hoy muy cuestionada y a un relativo bienestar (impresionante deuda mediante), nos viene sodomizando desde 1978. ¿Taca, taca o muerte …? ¡Muerte! … Vale, pero primero un poco de taca, taca. Ese escenario tiene un nombre más que evidente: sistema corrupto de partidos en el que no existe separación de los tres poderes clásicos y esenciales del Estado: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Así que, desde cielos despejados o con panza de burro, baja un tremendo hedor del alba al ocaso, mientras una criminal tela de araña se deshilacha y, al mismo tiempo, intenta recomponerse. Ya los jueces no dudan a la hora de describir los más aberrantes casos como fruto de organizaciones mafiosas perfectamente coordinadas y con tentáculos en todos los estamentos sociales. De arriba a abajo. De abajo a arriba. La condena a Miguel Zerolo a siete años de cárcel por el caso de Las Teresitas – vivo sin vivir en mí – ha puesto sobre papeles y pantallas la última frase que liga economía (Ignacio González Martín y Antonio Plasencia Santos), política y mafia. El texto lo conocen: “Una trama delictiva jerarquizada”. “Una “trama delictiva” en la que la cabeza era Zerolo, seguido de Manuel Parejo, y cuya base conformaron los extécnicos de la Gerencia de Urbanismo Víctor Reyes y José Tomás Martín, todo para favorecer los intereses de los empresarios que se beneficiaron de la compra y posterior venta del frente de la playa de la capital tinerfeña, Antonio Plasencia e Ignacio González, dueños de Inversiones Las Teresitas (ILT)”.

Una sociedad que camine hacia la democracia – España, aunque se vote, no lo es – sólo puede lograrla eliminando el desprecio al dinero público, el latrocinio, el nepotismo, la oligarquía criminal y el tráfico de influencias, entre otras muchas cosas. Heráclito de Éfeso ya dijo, creo que seis siglos a.C.,  que nada permanece quieto. Que todo se mueve. Así, es una gran noticia para la sociedad civil comprobar que, aunque los órganos judiciales son nombrados por el Poder Ejecutivo, por los partidos, la Justicia con mayúsculas es como la burbuja que siempre sale a flote. De una manera u otra. Un estudio señalaba el otro día que Canarias es la comunidad con más casos de corrupción de España, pero, más allá de lo que atañe al tópico 'territorio fragmentado', un vistazo a los Juzgados en toda la nación y al 'ambiente' en la UE pone de manifiesto que los tiempos están cambiando. Esos tiempos tienen su parte seria, ya que afectan a vidas y convivencia de las personas, pero sería omisión de inteligencia no encontrar el humor en lo que sucede. Y el humor, en la más amplia acepción de la palabra, a mi juicio no es más que filosofía vivificante siempre, cruel muchas veces y blanca en alguna ocasión.

Cuando comenzó la denominada crisis – aceptación del desastre estructural, para nosotros – era muy habitual ver en los periódicos a múltiples personas buscando en los contenedores de basura algo que echarse a la boca o al hombro. Fueron fotos impactantes que daban, deteniendo el tiempo, el adiós a muchos paraísos que habían venido anunciándose: el Estado del Bienestar, el pleno empleo, la Europa de los Ciudadanos, la redistribución de la riqueza y la longaniza como cadena para amarrar a los pitbulls. De repente, aunque sólo es un decir, cambia el tercio y los tercios – ahora ya no quieren dejarlos ni participar en la Semana Santa – y los sondeos comienzan a señalar que los ciudadanos ibéricos, el color de la pata no es relevante, a menos que se trate de black card, consideran que el principal problema del país es la corrupción, mamandurria, pasteleo, mamoneo, mangoneo y tiro la piedra, escondo la mano y salgo pitando con la pasta. En esa tesitura, comienzan a cambiar las imágenes que ilustran las noticias, porque las noticias cambian y asimismo muta la percepción popular de los enfocados por las cámaras, antes reverenciados, ahora, blanco de escupitajos.

Seguir leyendo »

¡Cuidado cristiano! mire p'arriba, que caen teniques

Un cartel informa sobre desprendimientos en la fachada de uno de los edificios de La Cornisa. (CA).

Que a los yihadistas y sus túneles en Afganistán acaba de caerles encima – Al Andalus en Abril – la madre de todas las bombas , la más cercana a la energía nuclear. Y a nosotros nos puede impactar en la cabeza un tenique de considerable peso y dimensiones, al pasar al lado o intentar entrar en el conocido edificio La Cornisa, ejemplo paradigmático de la construcción in illo tempore que recibe el implacable castigo ora apodráseis porque no ha tenido el adecuado mantenimiento. La Cornisa está justo enfrente de la entrada al Parque de la Minilla, Parque de Pepa Luzardo o Parque de Alberto Hernández Suárez, Inspector Jefe de la Guardia Municipal Tres nombres distintos para un sólo y muy agradable entorno de césped radicado – muro mediante ¡Hay que ver! – junto al Cementerio del Puerto, sus nichos y cipreses, en una zona que ocupa territorio cool en la mente de los ciudadanos. Hace no mucho tiempo supe que en la rumorología geoestratégica de Escaleritas, La Cornisa es conocido soto vocce como “el edificio de los divorciados”, ya que, al igual que en el muy cercano Solyvista, siempre hay apartamentos para alquilar y cambiar de onda vital. Aunque esa vitalidad puede verse alterada por diferentes circunstancias, pormenores, pormayores, eventualidades, coyunturas y condiciones. Aquel o aquella que ven roto su matrimonio o convertida la pareja de hecho en desecho, salen como correcaminos a instalarse allí para someterse al lento suicidio de ser devorados por el moho y esa ahitada humedad de los tabiques. Dejad que asmáticos, afectados de rinitis crónica y/o alérgica, atrófica o vasomotora, fumadores embadurnados de nicotina y empedernidos de alquitrán, pulmones jibarizados, remolques de enfisemas, gargantas en carne de cañón, bronquios liberados a esputos, carnada de ácaros y no caricias, se acerquen a mi. Pero, todo a su debido tiempo. Porque “ El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen” (Anatole France) .

Está desde siempre reivindicado que el periodista jamás debe ser noticia. Pero si ese periodista es suceptible de recibir el impacto en toda la crisma de un tenique desgajado al vacío desde un piso duodécimo a 9,8 metros por segundo, entonces sí se convierte por derecho propio en objeto informativo, aparte de quedar craneoencefálicamente muy jodido. Objeto informativo no por ser periodista sino por damnificado o víctima de la irresponsabilidad criminal. Así que no me queda otra que contar las cosas en primera persona del singular, aunque yo sea yo y mi circunstancia, como dijo Gasset y, consecuentemente, aparezca yo diferente de mi cada vez que varíen las coyunturas. Luego, el plural es evidente, como si el ego hubiera adoptado un régimen asambleario sin salir a las calles a convocar multitudes. Soy el novio de la muerte.

La Cornisa, revestida por una malla anti desprendimientos. (CA).

La Cornisa, revestida por una malla anti desprendimientos. (CA).

Seguir leyendo »

Y el 'Volcán' se alzó en Armas

Un ferry de Naviera Armas choca contra un muro en el muelle de La Esfinge (cedida a Canarias Ahora).

Que se nos desmanda el barco, se nos sale de madre, de rumbo, progreso y mecánicos y se nos empotra contra La Esfinge que ahora es Nelson Mandela. Un desastre o, como se dice ahora en las calles, un puto desastre. Afortunadamente, el líder antiapartheid y presidende de Sudáfrica entre 1994 y 1999 era un gran hombre y jamás entraría a litigar con la compañía naviera canaria a causa del estropicio, valorado de entrada en 2 millones de euros de curso legal. Aún menos entraría Mandela en la disputa, cuando se viera obligado a usar la esfera jurídica post mortem. Afortunadamente también, el nombre del dique, que está pa casalcarajo en el Puerto de Las Palmas, fue cambiado hace poco. Si no hubiera sido así, estaríamos en estos momentos ante una grave crisis internacional con Egipto, país que retiraría su embajador y nos acusaría ante la ONU y los tribunales internacionales de atentar contra su patrimonio histórico. Hemos tenido suerte. No hay problema al respecto. Canarias puede seguir siendo plataforma de paz. 

Los accidentes ocurren y ocurren los accidentes. Por ello se llaman accidentes, al ser accidentales. En este caso, también occidentales: Longitud: 15° 25' Oeste. Latitud: 28° 09' Norte. Real Academia Española: Accidente: “Suceso eventual del que involuntariamente resulta un daño”. No obstante, aunque el siniestro sea eventual, no quiere decir que no existan explicaciones que nos deban decir y, tal cual digo, nos digan los porqués del momento catástrofe. Máxime cuando puede haber error humano y hasta negligencia. Así, el proazo endiñado por el ferry Volcán de Tamasite a Nelson (menos mal que no fue al que dejaron manco en el chicharro y tuerto en Córcega), posiblemente a causa de una erupción no detectada por los vulcanólogos, tiene que tener explicaciones convincentes, tras las oportunas investigaciones. Lo que no es aceptable – significa un rotundo insulto a la inteligencia y una falta de respeto grave a los ciudadanos canarios – es despachar el asunto con el primer disparate que se lanzó a la opinión pública: “el accidente se ha producido como consecuencia de un fallo de energía, lo que ha provocado que se haya apagado la luz en el interior del ferry ( Volcán de Tamasite), que se ha escorado y posteriormente ha golpeado un dique”. Afortunadamente, con el paso de las horas y la puesta en marcha de distintos protocolos de actuación para emergencias navales y vertidos, las cosas fueron serenándose y modificándose. No obstante, aún hay mucho de qué hablar.

¿Por qué son necesarias explicaciones rigurosas, ciertas y que reflejen la seriedad de la compañía y el respeto a los usuarios? En este caso, por cuestiones muy graves que afectan a la sociedad civil: al romper la proa del Volcán las conducciones de fuel instaladas en el muelle, en la noche del viernes teníamos presuntamente una mancha de 1,5 kilómetros cuadrados (500 metros de ancho por tres kilómetros de largo) que afectaba no sólo al medio marino sino a la desalación de agua. La actividad de la potabilizadora fue suspendida y el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias se activó a las 01.30 horas del sábado, 22 de Abril de 2017. Nadie pensó, si es que alguien lo hizo, que las olas aman a las playas y depositan constantemente cosas en ellas desde hace ya muchísimos siglos. Así hicieron con Ulyses cuando volvía de la Guerra de Troya. Luego, era bastante posible que el fuel derramado besara la arena, Dios mediante, vientos y corrientes. Por ello están cerradas al baño las playas hasta Gando y, lo que es peor, la mancha se desplaza hacia el Sur. Aparte de eso, “cinco de los pasajeros fueron trasladados a centros médicos, uno de ellos menos grave con cervicalgia y dorsalgia. Otra persona fue derivada al Hospital Doctor Negrín aquejado de taquicardia, y cinco tuvieron que ser atendidas con cuadros de ansiedad”.

Seguir leyendo »

Nace en Canarias el 'narcotráfico' de aguacates

Aguacates. (CANARIAS AHORA).

El fruto de la Persea americana

El aguacate es un fruto originario de México, cuyo nombre deriva de la palabra azteca o náhuatl “ahuacatl ”, que significa “testículo” debido a la semejanza de esta fruta con la forma del atributo sexual masculino. El aguacate es el fruto de Persea americana, un árbol de hoja perenne que puede llegar a alcanzar los 20 metros de altura. El tipo de aguacate más popular es la variedad denominada aguacate hass. Otro tipo común es el aguacate fuerte, que es mayor que el hass y tiene la piel lisa, de color verde oscuro y una forma de pera más definida. La Persea americana se originó probablemente en el estado de Puebla (México), hace 10.000 años, aunque la evidencia fósil sugiere que especies similares fueron mucho más extendidas hace millones de años hasta el norte de California (USA), en un momento en que el clima de esa región era más propicio. Las civilizaciones precolombinas las cultivaban desde el río Bravo (norte de México) hasta Guatemala. Se divide en tres variedades: mexicana, guatemalteca y antillana.

Principales productores de aguacate

Principales productores de aguacate

No podemos negar que, aunque Clavijo se entregue a Rajoy por aquello de la agenda canaria y sus descendientes, enviando a toda carrera a San Jerónimo la sonrisa nacional nacionalista de la lagunera Ana Anita Oremus Oramas, no podemos negar, digo, que las cosas están jodidas y que – no podía ser de otra manera – se manipulan los números para que los asnos ya cansinos aparezcan como purasangres de Ascott ante la sociedad civil alelada en mayoría y sin pamela. Con perdón. Por un voto lograremos un mundo  – Por una mirada, un mundo; por una sonrisa, un cielo; por un beso… yo no sé qué te diera por un beso –  lograremos un mundo, digo, aprovechando que Mariano está en preocupada minoría mental y parlamentaria.

Seguir leyendo »

El médico golfiante, 'apóstol' o 'tarugo'

Bolígrafo patrocinado por una marca farmacéutica. (DP).

Juramento Hipocrático

Juro por Apolo el Médico y Esculapio y por Hygeia y Panacea y por todos los dioses y diosas, poniéndolos de jueces, que este mi juramento será cumplido hasta donde tenga poder y discernimiento. A aquel quien me enseñó este arte, le estimaré lo mismo que a mis padres; él participará de mi mandamiento y si lo desea participará de mis bienes. Consideraré su descendencia como mis hermanos, enseñándoles este arte sin cobrarles nada, si ellos desean aprenderlo. Instruiré por precepto, por discurso y en todas las otras formas, a mis hijos, a los hijos del que me enseñó a mí y a los discípulos unidos por juramento y estipulación, de acuerdo con la ley médica, y no a otras personas.

Llevaré adelante ese régimen, el cual de acuerdo con mi poder y discernimiento será en beneficio de los enfermos y les apartará del perjuicio y el terror. A nadie daré una droga mortal aún cuando me sea solicitada, ni daré consejo con este fin. De la misma manera, no daré a ninguna mujer supositorios destructores; mantendré mi vida y mi arte alejado de la culpa.

No operaré a nadie por cálculos, dejando el camino a los que trabajan en esa práctica. A cualesquier casa que entre, iré por el beneficio de los enfermos, absteniéndome de todo error voluntario y corrupción, y de lascivia con las mujeres u hombres libres o esclavos.

Guardaré silencio sobre todo aquello que en mi profesión, o fuera de ella, oiga o vea en la vida de los hombres que no deba ser público, manteniendo estas cosas de manera que no se pueda hablar de ellas.

Ahora, si cumplo este juramento y no lo quebranto, que los frutos de la vida y el arte sean míos, que sea siempre honrado por todos los hombres y que lo contrario me ocurra si lo quebranto y soy perjuro.

(Actualizado por la Declaración de Ginebra de 1948)

Navidad. De frío y bolas de nieve. De carnaval ebrio de electricidad asexuada. De compulsión consumista. Pantagruel pata negra cinco jotas, genocidio de mariscos inocentes y salmones al óleo. Algunos meten la gamba, otros el carabinero, aquellos descuartizan centollas, langostas y bogavantes cuales bombas de fragmentación. Sorben el yodo de la mar por cilindros de percebes que son crustáceos diamantes que son percebes. Pollicipes pollicipes. Todos se han convertido en destripaturrones. Navidad. De la felicidad obligada por obligación. Tiempo de abetos muertos momificados de guirnaldas y campanitas. Tiempo de un tiempo que se fue y otro que llega, lágrimas y alegrías, hipocresía y amor de templos y lupanares. La Navidad es una quinta estación refugiada en el invierno para que los hombres no adviertan que se les escapa la vida mientras festejan que el tiempo se va y nace el niño que no para de nacer. Y los peces beben en el río. Y la Virgen se está peinando. Y los tañidos de las campanas de Belén llevan aromas de madera y serrín. Y llega un trineo con Papa Nöel. Huye, cargado de presentes, de la muerte de los glaciares hacia la ausencia. A lo lejos, entre las dunas, caminan tres dromedarios. Que son Melchor, Gaspar y Baltasar a lomos de joroba, rumbo al portal donde hay calor de buey y asno. Oro, incienso y mirra, que ha bajado Dios de mujer pura para salvar a los hombres de ellos mismos. Charles Robert Darwin tiene los ojos muy abiertos y los días, tan galantes y exquisitos, abren la puerta para ceder el paso a los que les siguen … y aparece el 6 de enero como maná de ilusión que ilusión concede. Es el único amanecer donde todos los seres de nuestro entorno se sienten niños, aunque ido el niño que fueron.

Visitador médico. (Twitter).

Visitador médico. (Twitter).

Seguir leyendo »

El pene, una nueva arma para la desobediencia civil

'El gran masturbador', obra del pintor Salvador Dalí.

La revolución es bastante parecida a la felicidad. Todo el mundo la quiere y la busca, pero jamás aparece. O asoma el jocico y rápidamente se convierte, una en dictadura y la otra, en tormento. Mirando a la Historia, la única revolución con continuidad libertaria me temo que haya sido la de Dolores Vargas La Terremoto. Achilipú. Y digo yo que, en estos lapsos convulsos que inspiramos y expiramos, las noticias que hacen honor a su nombre brillan por su ausencia. No hay hombre que muerda a un perro. En general, todo es repetición y resaca, polución acústica y visual, ciclos tópicos y típicos que ya producen tal sopor que pronto me quedaré durmiendo frente a la pared – desprecio los televisores – con un libro caído al suelo y con esa pose tan enternecedora del yayo escorado y sereno de mente en otros mundos. Decía Sisa que Qualsevol nit pot sortir el sol. Oh, benvinguts, passeu passeu, ara ja no falta ningú, o potser sí, ja me n’adono que tan sols hi faltes tu, també pots venir si vols, t’esperem, hi ha lloc per tots. el temps no compta, ni l’espai, qualsevol nit pot sortir el sol. Y así ha ocurrido esta noche de primavera que el sol ha convertido en ese mañana que es hoy.

Escondidas entre las páginas de las decenas de periódicos que hojeo y ojeo cada veinticuatro horas para cumplir esa liturgia que me ató al mundo con la intención de ser un contador de historias, ayer, no entre los candeleros que adoro sino a la luz de los candelabros que me alumbran, me di de bruces lee con algo que me hizo brotar. Para la libertad como Miguel Hernández – Retoñarán aladas de savia sin otoño, reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida. Porque soy como el árbol talado, que retoño: porque aún tengo la vida – brotar en ese tiempo de Germinal donde las semillas como crisálidas metamorfosean en mariposas de los más hermosos colores. Y leí la noticia con estupor pero alborozo, con el alborozo que da el vivir intensamente y te aleja del simple existir en las alfombras del confort. Allí estaban las letras, las palabras, las frases ordenadas para describirme esos mundos que son otros pero están en éste, como decía Aldous Huxley. Y leí y reí. Y reí y pensé. Y pensé, reí y escribí. Porque hay filosofías escondidas en rincones del salón en el ángulo oscuro, como el arpa. Hay que encontrarlas, identificarlas y aprehenderlas como si fueran joyas que un Aladino nos regala después de mucho haberlas pedido. Pero, para hablar de las partes, vayamos por partes.

Calle de la Cruz, Madrid.

Calle de la Cruz, Madrid. DP

Que todo fue en Madrid. Pero no en las aceras de Alcalá. Que fue todo en la Calle de la Cruz ¡Qué Cruz de calle! Sin almidones ni nardos apoyaos en la cadera. A las 6.00 de la mañana, lo que no quiere significar otra cosa que el asunto y sus trasuntos iban de amanecida, la Policía recibe por parte de unas jóvenes – se desconoce su temperatura – la llamada, aviso, alerta máxima, de que un hombre procedía a tocar el órgano frente a eso que llaman “un local de copas y tanganazos”. No era un músico callejero de los que pasean el arte por unos céntimos caídos en la cachucha. No. El hombre tocaba su órgano, el suyo, el que le había tocado en suerte, que el tamaño no importa y si importa allá cada uno con la dotación recibida. Acabáramos: el elemento, apoyado en la pared, templaba el acero a pulsión de zambomba o trombón de varas. En este caso, vergas o verguillas, que la cuestión no está clara. Se masturbaba en la vía pública, acción ofensiva descatalogada en el Ejército que ni siquiera se ha atrevido a desarrollar Esperanza Aguirre, más dada al alunizaje contra motocicletas policiales. Usando la mano izquierda actuaba el gachó, mientras con la derecha atendía un teléfono móvil. Para que luego digan que los hombres no son capaces de hacer dos cosas al mismo tiempo.

Seguir leyendo »