Sobre este blog

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y Master en Periodismo y Comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Fue Jefe de la Sección Política del periódico Canarias 7, Jefe y analista de la Sección de Economía del periódico La Provincia, Jefe de las secciones Nacional, Internacional, Edición y Cierre de La Opinión de Murcia,  Corresponsal y analista económico en Canarias del periódico La Gaceta de los Negocios, Director del diario La Tribuna de Marbella, Jefe del Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Director del diario La Gaceta de Las Palmas, Cofundador y director del peridico digital CanariasAhora.com. Director del Canal Canarias de la productora Media Report y Director de la Televisión Canaria Internacional. Como escritor, ha publicado cinco libros.

Rajoy olvida que se llama Mariano

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España

Extrañas personas de corral...de comedias y de gallinas

-¿Su nombre?

-Rajoy, como todo el mundo sabe, aunque haya entrado por la puerta de atrás …

-Limítese por favor a contestar lo que le pregunta el ministerio fiscal … Su nombre, no su apellido …

-¡Por Bárcenas, Rita, Elvi, la Gürtel y Génova! Ahora no caigo …

-¿No recuerda su nombre?

-Si no tengo el plasma me pongo un poco espeso, intelectualmente estreñido para entendernos … ¿No podría darme una pista?

-Veo, veo …

-¿Qué ves?

-Una cosita …

-¿Por qué letrita?

-Por la M …

-¿Manuel …?

-¡No!

-¿Menandro?

-¡No! Tampoco.

-Me pido el comodín …

-Vale … Mari …

-Ah, claro. Marianela y Jacinta.

-Era Fortunata, no Marianela. ¡No! Frío, frío …

-¿Marieto …?

-Negativo.

-Me pido otro comodín …

-De acuerdo. Mari más culo …

-Lo tengo: Marirecto …o tal vez Mariojete.

-¡Por el Valle de los Caídos! Usted me va a volver loco …

-Es que mamarme la tranca de la corrupción tiene tela señoría … ¿Qué dirán Merkel y Lagarde? ¡Ay Dios … qué apuro!

-Sea fuerte señor Rajoy …

-A ver, Mari … Mari … Mari …

-Señor presidente del Gobierno: todo esto está provocando una gran alarma social. No podemos estar aquí todo el día. Concéntrese un momento. -Ruego a todos en el estrado que guarden silencio …

-¡Coño! ¡Por todos los Fragas que en el mundo han sido …!¡Ahora caigo …! Mariano. Ese es mi nombre. Mariano … sí y fui inscrito en el Registro Civil …

-Señor Mariano … ahórrese todo eso. No hace falta. Ya hemos cotejado su nombre.

-Con todo respeto señoría, lo que no entiendo es que tiene que ver Mariano con culo. Veo el asunto abstruso, obtuso, cavernario …

-Señor presidente: cuídese por favor esa incipiente amnesia. Ruego al ministerio fiscal que inicie el interrogatorio …

Todo lo demás carece de importancia alguna. El paripé de siempre y las contradicciones más aberrantes. Yo estuve pero no estaba. Lo sabía, pero no me consta. No sé … pero hasta lo que yo sé … Sí, era jefe de campaña, pero la campaña la llevaban otros. Es evidente que tenía que controlar todo, pero es comprensible que no lo controlara. Claro que firmaba, pero no iba a leerme la letra chica. Y yo qué culpa tengo de que el tesorero se haya vuelto loco y Aguirre pasara página … La cosa va de pasta, pero yo sólo soy un político responsable sin responsabilidad política. De financiaciones no sé un carajo. ¿Qué caja B ni hostias? La nuestra es de Louis Vuitton. ¿No vieron el interrogatorio de la infanta? Pues entonces, para qué me hacen venir y entrar por la puerta de servicio como un pringao. No he dicho nada, pero estoy muy contento y satisfecho del resultado.

Me agoto. Lean la prensa. Ya fui al circo cuando era pequeño. Sólo me faltó uno: aquel en el que los leones despedazaban y devoraban a los cristianos. No me dejaron entrar porque todavía no tenía el dni. ¿El de la tele? Sí, claro, ese sí. El de la autonómica y el de la nacional dentro de la plurinacionalidad. Claro que sé que hubo una vez un circo.

¡Agua va!

No hay día en esta calima calenturienta en que no cierren al baño una playa. Da igual en la isla que sea. En una coyuntura en que la situación mundial favorece el aumento de la afluencia de turistas hacia Canarias, bacilos, bacterias, virus y cocos se han confabulado para que el que se meta en el agua salga escaldado y lleno de ronchas. Me lo tomo a la coña porque tiene realmente mucha coña que una región que fundamenta su atractivo en el sol, la playa y el colectivo LGTBI, y cuya economía depende casi en su totalidad del sector servicios, vierta más mierda al océano que aguas radiactivas la central nuclear de Fukushima (Japón). Si tenemos en cuenta que la isla de Tenerife lanza al mar cada día 57 millones de litros de agua sin depurar, estimamos que por parte de Gran Canaria la cifra será similar y sumamos lo que regalan a las mareas los otros peñascos volcánicos hesperídicos, verdaderos y verídicos, creo que no sería ningún disparate inferir que Canarias, vergel de belleza sin par, arroja en sus costas en torno a los 200 millones de litros de agua sin depurar. Me temo que si la cosa sigue a este ritmo, cuando lleguen los tiempos del telurio, las inmersiones serán llevadas a efecto entre orines, cagajones, esputos y excrementos varios y variados. No me extrañaría que Pérez Reverte salga a escena, idos e iros de por medio, para anunciar que, a partir de estas hediondas coyunturas, la definición de isla y según los casos podría llegar a ser: porción de tierra rodeada por caca por todas partes, aunque bien comunicada por mar y aire.

Analizando las circunstancias al modo orteguiano y leyendo con gafas de presbicia el reportaje de Macame Mesa sobre la llegada a nuestros entornos de grandes cetáceos, tiburones pacíficos y otros peces de latitudes más bajas, sería hacer un chiste fácil señalar que es comprensible que el gallo cochino o el pez cirujano (para paliar las listas de espera y luchar contra bichejos que sólo se ven al microscopio) nos hayan elegido como destino preferencial. Luego, no haré el chiste.

El truco de las banderitas

Allá por la tierra mora, allá por tierra africana, un soldadito español,de esta manera cantaba. Como el vino de Jerez y el vinillo de Rioja, son los colores que tiene la banderita española, la banderita española (…) Banderita tu eres roja, banderita tú eres gualda, llevas sangre llevas oro, en el fondo de tu alma. El día que yo me muera, si estoy lejos de mi Patria, sólo quiero que me cubran con la Bandera de España

Bandera de España.

Otros son los mundos de la bandera patria, los secesionismos, las esteladas, la melena de Puigdemont y la cabra de La Legión, que la enseña ondeante y ondeada que ahora nos atañe es aquella azul como la camisa de la Falange y no roja como los puros de Carrillo, el verbo de Pasionaria y la coleta eclesiástica tratada de bolivariana por el régimen o gualda como el dinero de los paraísos fiscales y el gatillo del rifle de Blesa Black.

Las banderas azules que dan caché a las playas también tienen sus cloacas, para rimar con los emisarios submarinos de los que antes hablaba y que nada tienen que ver con Miguel Strogoff, el correo del Zar. De modo que me llega que dichos trapitos, lejos de ser galardones asépticos y altruistas, tienen su origen en apoquinar 21.000 euros al año. Las banderas azules se conceden, sí, pero tras pedirlas. Son algo parecido a esos premios que se inventan las empresas y que ellas mismas costean. Hace años asistí a algunos de ellos como special guest star y, obviamente, con la intención por la otra parte contratante de que el acto, evento, cóctel, cena, almuerzo o fandango, ocupara una página del periódico en base a la técnica conocida como publicidad encubierta, previamente pactada con el departamento correspondiente. Algo parecido ocurría en la mayoría de los casos con los concursos de mises, misas y misos.

Nadie fuera de España da un valor especial a estas banderas, no es un sello que un turista europeo asocie a excelencia y ni siquiera la UE lo apoya”, afirma la directora general de Turismo de Baleares. “Ese gasto de 21.000 euros anuales no nos supone ningún retorno, porque ellos (Banderas Azules) ni siquiera hacen análisis de agua propios, se basan en los de nuestra Consejería de Salud. Y luego para dar una bandera exigen instalaciones como paseos marítimos, baños, duchas y otras cosas que van en contra de lo que nosotros entendemos por calidad de playa. No vas a construir un paseo marítimo en una playa natural para poder tener una bandera, no tiene sentido”. Diario Marítimo tiene una versión muy especial de lo que en realidad son y significan las banderas azules.

Epílogo, o mejor, canción del verano

Cierto que tiene un tono tenebrista, de serie negra. Invita a la conspiranoia y pone de manifiesto cuan pronto se va el placer. Jamás Georgie Dann logrará superarla. La canción del verano, que no ha tenido bandera azul sino ataúd es, entre todas las nominadas … Blésame, blésame mucho.

Sobre este blog

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona y Master en Periodismo y Comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Fue Jefe de la Sección Política del periódico Canarias 7, Jefe y analista de la Sección de Economía del periódico La Provincia, Jefe de las secciones Nacional, Internacional, Edición y Cierre de La Opinión de Murcia,  Corresponsal y analista económico en Canarias del periódico La Gaceta de los Negocios, Director del diario La Tribuna de Marbella, Jefe del Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Director del diario La Gaceta de Las Palmas, Cofundador y director del peridico digital CanariasAhora.com. Director del Canal Canarias de la productora Media Report y Director de la Televisión Canaria Internacional. Como escritor, ha publicado cinco libros.

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats