eldiario.es

Menú

Disparó, pero no lo recuerda porque ''iba ciego''

YERAY DOMÍNGUEZ SE ENFRENTA A UNA PENA DE 34 AÑOS

El acusado, de 23 años, asesinó a un joven y trato de matar a otro con una escopeta de caza, en un parque de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

En joven de 23 años que mató con su escopeta a otro e intentó acabar con la vida de un tercero la noche del 14 de marzo de 2007 en un parque de Gran Canaria, no se acuerda de lo ocurrido "porque iba ciego y no pensaba en nada", según ha declarado este jueves ante la Audiencia de Las Palmas.

Yeray Domínguez durante el juicio.(ACFI PRESS)

Yeray Domínguez durante el juicio.(ACFI PRESS)

El acusado, Yeray Domínguez Santana, que se enfrenta a una pena de 34 años de cárcel, 20 por el asesinato de Fernando Rodríguez Herrera, y 14 por intentar asesinar a Eric Velázquez Rodríguez, ha explicado que esa noche cogió la escopeta de caza que guardaba debajo de su cama porque le molestaban los ruidos de la calle, de los que se había quejado en otras ocasiones a la Policía.

A partir de ese momento asegura que no recuerda nada, ni cómo cargó la escopeta ni los disparos que efectuó hasta que llegó su hermano Basilio y le retiró el arma.

El acusado se escondió entre unos contenedores de basura y disparó a una distancia de unos diez metros contra las dos víctimas, ambas de 19 años, que estaban junto a otros tres chicos y una chica en un parterre del parque de Balos, en la localidad de Vecindario, a pocos metros de su casa.

Éstos han asegurado al tribunal que cuando oyeron el primer disparo se pensaron que era un petardo y que al ver que uno de los amigos caía herido salieron corriendo.

Según el acusado, que se considera culpable y está "muy arrepentido" de lo que hizo, los jóvenes contra los que disparó causaban "peleas" y "escándalos", cuestión que fue negada por los propios chicos al tribunal, quienes además han señalado que el lugar donde estaban esa noche no lo frecuentaban.

Un Guardia Civil encargado de la seguridad ciudadana en la zona durante ocho años ha manifestado al tribunal que el lugar donde sucedieron los hechos "nunca había sido conflictivo".

El abogado de la defensa ha solicitado la libre absolución del acusado al considerar que concurre la eximente completa de enajenación mental, pues asegura que se trata de un joven con problemas mentales desde la adolescencia y que ese día sufrió un "brote psicótico".

El letrado ha indicado que en la cárcel, donde permanece en situación preventiva desde el 17 de marzo de 2007, recibe tratamiento psiquiátrico y psicológico, y según el acusado, está medicado por depresión.

La acusación particular que representa a las dos víctimas pide la misma pena que el Ministerio Fiscal.

En cuanto a la responsabilidad civil, la fiscalía solicita 120.000 euros para los padres del fallecido y la acusación particular la eleva a 180.000, y ambas acusaciones coinciden en la cantidad solicitada para Eric Velázquez de 516.744, 77 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha