eldiario.es

Matos exige a Clavijo que deje de criticar al Parlamento y "presente su propia ley sobre los barrancos de Güímar"

El diputado socialista afirma que el paso del tiempo "desenmascara algunas mentiras" de Carlos Alonso y el propio presidente

- PUBLICIDAD -
Gustavo Matos en el Parlamento de Canarias

Gustavo Matos, en el Parlamento de Canarias PSOE

El diputado socialista Gustavo Matos ha exigido al presidente del Gobierno de Canarias, el nacionalista Fernando Clavijo, que deje de criticar las decisiones del Parlamento cuando son contraria a sus intereses, como ha sucedido hace dos semanas con la iniciativa para proteger los barrancos de Güímar, "y si cree que fue un error, lo que debe hacer es presentar su propia Ley".

"Nada impide al presidente ejercer su capacidad de iniciativa legislativa, salvo el hecho de que oculta que seguramente sus propias consejerías elaborarían informes negativos y, por eso, prefiere lanzar cortinas de humo contra el Parlamento que se opuso a tramitar la iniciativa del Cabildo de Tenerife", ha afirmado Matos.

De esta manera, el diputado socialista sale al paso de las declaraciones del presidente Clavijo, que en la sesión de control del pasado martes afirmó que la oposición a tramitar el texto del Cabildo tinerfeño " ha condenado al pueblo de Güímar a que se siga extrayendo áridos porque existe un derecho que lo permite".

Como ya publicó Canarias Ahora, diversos informes de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural, de la Dirección General de Planificación y el servicio administrativo de Política Territorial aseguran que la propuesta legislativa es "un uso de un instrumento legal de manera excesiva para la ordenación de un territorio concreto" que puede dar lugar a "reclamaciones económicas en un futuro".

Por su parte, la Dirección General de Industria y Energía, consideró que el texto es "manifiestamente inconstitucional y gravemente perjudicial para los intereses económicos y el desarrollo futuro de la propia Comunidad Autónoma de Canarias y para su Administración".

La propia Consejería de Hacienda afirmó en su momento que "de la materialización de sus propósitos normativos se podrían derivar impactos presupuestarios", además de considerar "preocupante la falta de informes jurídicos sobre la existencia de derechos subjetivos cuya lesión pudiera dar lugar a posibles reclamaciones de responsabilidad patrimonial por actos legislativos y, en su caso, las valoraciones económicas que procedan".

Todos estos informes fueron los que llevaron a los grupos parlamentarios, salvo CC y ASG, a rechazar tramitar la iniciativa legislativa impulsada por la Corporación insular tinerfeña.

Desenmascarar mentiras

"El paso del tiempo ha ido desenmascarando algunas mentiras mantenidas tanto por Clavijo como por el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, sobre que volvería la actividad extractiva en los barrancos si se rechazaba la Ley, algo que evidentemente no ha ocurrido", insiste el diputado tinerfeño.

Como se recordará, Alonso aseguró el pasado 4 de abril, tras ser rechazada su propuesta por la Cámara regional, que "a partir de ahora el Parlamento se olvidará de Güímar y sus ciudadanos comprobarán cómo se volverán a extraer áridos". La misma tesis mantenida por Clavijo dos semanas después.

Para Matos, las declaraciones de Clavijo y Alonso "ocultan" que "los propios informes del Gobierno afirmaban que nuevas autorizaciones tendrían dificultades para retomar esa actividad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha