eldiario.es

Menú

El PP majorero elige a González Arroyo como cabeza de lista al Parlamento

PROPONE QUE SEA EL NÚMERO UNO EN CONTRA DE ÁGUEDA MONTELONGO, FAVORITA DE JOSÉ MANUEL SORIA

- PUBLICIDAD -

Domingo González Arroyo, presidente del PP de Fuerteventura y ex alcalde de La Oliva, dio la tarde de este martes un paso más en su estrategia de enfrentamiento soterrado con la dirección regional del partido, al sacar adelante, con una mayoría abrumadora, la propuesta del Comité Insular de que sea el propio marqués de las Dunas quien lidere la lista majorera del PP al Parlamento de Canarias, en detrimento de la ex consejera de Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias Águeda Montelongo, favorita del presidente regional José Manuel Soria y de su secretario de organización, Luis Larry Álvarez.

La última palabra del nombramiento formal de candidatos la tendrá el Comité Electoral regional, dominado por José Manuel Soria y, en todo caso, la propia dirección nacional del partido con Mariano Rajoy al frente, pero las reuniones que se han llevado a cabo en los últimos días, a lo largo y ancho de la geografía majorera, suponen la escenificación de un pulso en toda regla de González Arroyo a Soria López, que muestra así su poderío en los comités locales del PP en la isla, excepción hecha de Pájara, donde la estrategia de pactos del marqués proclive al PSOE gobernante, con el concejal de Urbanismo y candidato a la presidencia del Cabildo, Blas Acosta, como referente, es rechazada por una mayoría de militantes y, sobre todo, por su actual y único concejal, Antonio Olmedo.

El pulso está echado y, de fondo, en Fuerteventura, lo que entra en liza es el arrastre de votos de González Arroyo, que la tarde de este martes, en Puerto del Rosario, recibió el respaldo a su candidatura parlamentaria, así como designar a la ex senadora Ana Padilla aspirante a la presidencia del Cabildo que ostenta ahora Mario Cabrera (CC). Junto a Jerónimo Soto, candidato a la alcaldía de la capital que rige Marcial Morales (CC), también gracias al pacto CC-PSOE que ha dominado el actual mandato en casi toda la isla, son los tres nombres oficialmente sugeridos desde el PP de Fuerteventura para la cita del 27 de mayo, en la que las amenazas de ruptura atenaza la estrategia de José Manuel Soria de situar a Águeda Montelongo como cartel conservador de la isla.

El 'grano' de Pájara y las preferencias del PSOE

Pero las rupturas apuntan en todas direcciones. También dirigidas contra el propio González Arroyo desde el sur de la isla, ante su preferencia de aliarse con el socialista Blas Acosta en todas aquellas instituciones que puedan gobernar juntos. Es lo que en Fuerteventura se conoce como el pacto de la avioneta -por la condición de piloto comercial, además de promotor urbanístico, del socialista-, negado a este periódico por el propio Blas Acosta en su despacho de Pájara, si bien el candidato socialista al Cabildo no ocultó que "mi preferencia es pactar con el PP porque los de Coalición son unos sectarios, pero estaré a lo que determine la Ejecutiva regional del partido".

Queda mucha tela por cortar hasta la ronda de negociaciones de junio, con los resultados en la mano primero -las encuestas dan la victoria al PSOE en el Cabildo, con unos 500 votos por delante del PP- y hasta ese momento, en el seno de los conservadores majoreros, lo que se determina también es si finalmente González Arroyo se saca de la manga el último as que tiene guardado: romper con Soria porque desde Gran Canaria o Madrid se imponga a Águeda Montelongo y resucitar otro partido -Centro Majorero- que, coaligado a nivel autonómico, alcance el 6% regional y con su arrastre de votos saque al menos uno de los dos diputados que le otorgan las encuestas al PP.

Sin embargo, el marqués tiene un grano de Pájara. La noche del lunes hubo en toda Fuerteventura, a la misma hora, reuniones de los comités locales para sugerir los nombres que este martes ratificaba el comité insular como números uno al Parlamento y al Cabildo. Y el marqués no se quedó ni en La Oliva ni en Puerto. En menos de cinco días, volvió a bajar a Morro Jable para estar presente en una reunión en la que, formalmente, no se sugería ningún candidato al Ayuntamiento de Pájara pero en la que, en el fondo, latía el rechazo de los populares del sur a que el ex concejal de Turismo Guillermo Concepción (IF) sea ahora el número uno del PP impuesto por el marqués en Pájara.

Antonio Olmedo, un "testigo incómodo" del PP para el PSOE

Concepción sería una de las figuras -o Aniceto Rodríguez, ex director general de Deportes y de Turismo con CC en dos etapas- que buscan en el sur los firmantes del pacto de la avioneta: apoyos dóciles del PP al PSOE en Pájara y viceversa en La Oliva; y quien saque más votos en el Cabildo, se lleva la presidencia de la primera institución insular.

Hombre polémico, Concepción ha tenido un enfrentamiento con Blas Acosta que hizo que el alcalde, Rafael Perdomo, le retirara sus competencias a finales de 2006. No así su condición de administrador junto a Blas Acosta de la sociedad municipal Gesturpa, la herramienta urbanística pública en el sur y, poco a poco, en el mismo centro de Fuerteventura.

El comité local de Pájara resiste, de momento, a la estrategia del cansancio impuesta por el marqués de no decidir ya que Antonio Olmedo sea el candidato del PP al Ayuntamiento. "Hay encuestas científicas y antropológicas", en palabras de González Arroyo a su Comité Insular, que explican que en Pájara "la cuestión está más difícil" para sacar mejores réditos según con qué candidato.

Expertos del marqués al margen, lo que está en juego es la táctica colaboracionista con el PSOE de Blas Acosta en el sur, ya que Antonio Olmedo, en palabras también a este periódico, ha dejado claro que "mi preferencia ahora mismo es pactar en el Ayuntamiento con Coalición".

Y eso que, después de 23 años de gobierno de Asamblea Majorera-CC en Pájara, en 2003 "nos unimos todos -PSOE, IF y PP- para cambiar el gobierno". Olmedo no quiere saber nada de "componendas" con el PSOE, después de gobernar apenas un año con el hombre fuerte del ayuntamiento, Blas Acosta, hasta que abandonó hastiado el grupo de gobierno en otoño de 2004.

"No me gustaba cómo se hacían las cosas en el ayuntamiento. ¿Ilegalidades? Quizás mientras yo estuve evité que se cometieran ilegalidades. Me considero en mi etapa de gobierno un testigo incómodo para todos ellos". "Ellos", para Olmedo, son tanto los concejales del PSOE como su otro aliado hasta la semana pasada cuando entregara su acta, como exigencia del comité local del PP, para entrar en el partido: Guillermo Concepción, todavía, administrador público de Gestora Urbanística de Pájara.

Y Olmedo, en las futuras estrategias PP-PSOE en la isla, marqués mediante, claro, seguiría siendo un testigo incómodo del reparto norte-sur. De ahí que el hasta ahora único concejal popular en Pájara, descartado ya crear el PPPA -PP de Pájara- o entrar en el PPF -Plataforma Popular de Fuerteventura, el llamado PP chico, últimamente en conversaciones con el PP grande- baraje irse para su casa...

...o escuchar los cantos de sirena que le llegan de alguien que, este mismo martes, anunciaba en El Espejo Canario de CANARIAS AHORA RADIO que el próximo viernes estará en Fuerteventura para anunciar nuevos fichajes y candidatos: Ignacio González Santiago, presidente del Centro Canario-CCN.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha