eldiario.es

Menú

'La Provincia' y 'La Opinión' plagian noticias de CANARIAS AHORA

LA ÚLTIMA, LA DE LA PEINETA Y LA MANTILLA DE LA ESPOSA DE RIVERO

Piratean las noticias de nuestro periódico y no tienen ni la profesionalidad ni la vergüenza de citar la procedencia.

- PUBLICIDAD -

No es la primera vez (pero esperamos que sea la última) que los periódicos de Editorial Prensa Canaria, del grupo Prensa Ibérica, La Opinión de Tenerife y La Provincia, nos plagian con descaro. Su último acto de piratería periodística ha sido copiar y pegar nuestra noticia sobre el gasto de 1.200 euros (más 60 de IGIC) en el vestido, la peineta y la mantilla española de Ángela Mena pagados con fondos públicos. Y, con tan sólo una llamada telefónica al modisto de la esposa del presidente, han tratado de dar a la información un cariz propio. Un viejo truco que no sirve para esconder lo que realmente han hecho: plagiar.

Teresa Cárdenes y Joaquín Catalán, directores de 'La Provincia' y 'La Opinión de Tenerife', respectivamente. (CANARIAS AHORA)

Teresa Cárdenes y Joaquín Catalán, directores de 'La Provincia' y 'La Opinión de Tenerife', respectivamente. (CANARIAS AHORA)

La noticia la publicó CANARIAS AHORA a última hora de la noche del domingo, día 30, y permaneció en la portada de nuestro periódico hasta este martes, como pudieron comprobar los más de 6.000 lectores que visitaron esa información, según Google Analytics.

Así fue como se enteró de este nuevo derroche del Gobierno el periodista Andrés Lobato, de La Opinión de Tenerife, que sólo se molestó en telefonear al modisto de Ángela Mena, Melchor Hernández, para apropiarse de una noticia nuestra, en la que se incluían datos desconocidos por el periodista y por el sastre, como la tramitación administrativa que sufrió su factura en Presidencia del Gobierno y en la Intervención General de la Comunidad Autónoma. Que para eso nosotros sí tenemos los papeles, y nuestros propios recursos periodísticos, sin piratear nada.

La Provincia se ha limitado a reproducir lo que ya había pirateado su entrañable y fraternal colega, que ya va por 1.000 ejemplares de venta en quioscos, y cayendo. Y cuando alguien de las alturas aprieta el botón de pánico, en las calderas algunos pierden los papeles. Y la profesionalidad. Y todo ello a costa de un medio pequeño que se sostiene con serias dificultades pero que respeta las reglas del juego, incluidas las que nos obligan a contar las barrabasadas de la prensa de provincias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha