eldiario.es

Menú

DIRECTO Hacia el 21D

Una habitación 'okupa' la vía pública

UNA VECINA DE MOYA IMPIDE EL TRÁNSITO POR UNA CALLE DE CARRETERÍA BLOQUEADA POR UN CUARTO ILEGAL

- PUBLICIDAD -

Cosas del urbanismo salvaje. O del lasser faire político. Existe en el pago moyense de Carretería una vía pública que no es tal hace tres lustros. No es un gran bulevar ni cosa que se le parezca. No cabe un automóvil pero sí el tránsito peatonal libre de quien pudiera... Pero tiene un impedimento surrealista: una vecina ha construido en plena vía una habitación okupa para su propio uso y disfrute. Desde hace un año hay denuncias en el Ayuntamiento. El consistorio admite la irregularidad y formalmente asegura estar en ello. Pero mientras tanto, los vecinos bloqueados deben sortear una serpentía intransitable para alcanzar la plaza de Carretería.

El cuarto okupa bloquea la calle Camino de El Sequero, en el casco de Carretería. Propiedad de una vecina denunciada el 13 de marzo 2008 por el dueño de un inmueble colindante, desde el propio Ayuntamiento de Moya, gobernado por CC y PSOE, se admitió por medio de un decreto de la alcaldía, del 19 de agosto pasado, la ilegalidad de la construcción. Y ha sido hasta la fecha la única actuación documental del consistorio.

El decreto recoge un informe de un técnico municipal que corrobora la denuncia de José Antonio Ojeda contra Casilda Marrero. El técnico observa la existencia de una puerta de aluminio que cierra El Camino de El Sequero entro los números 1 y 6 de la calle, propiedad ambas fincas de la vecina okupa. En su parte trasera existe un muro de fábrica de bloques de hormigón vibrado, que techado sobre la carpintería con planchas de PVC imitando a tejas, "forman una estancia más de la vivienda para su uso y disfrute, convirtiéndose dicha construcción en una obra de ampliación de vivienda unifamiliar". Y detalla que el muro se construyó "aproximadamente hace 12 años [ahora serían 13], sin licencia o permiso municipal alguno".

Aunque la obra data de los tiempos de Isidro Galván (PP) en la Alcaldía, hubiese sido del todo imposible obtener una licencia "debido a que la vivienda se encuentra fuera de ordenación siendo inviable su ampliación, por lo que se trata de una obra ilegalizable y por otro lado se encuentra en la vía pública", informaba el técnico en el documento firmado por el secretario municipal, Santiago Bañolas, y remitido al denunciante por el alcalde, Antonio Perera (CC), en el que se resolvía emitir más informes técnicos y dar audiencia a los interesados. Y eso que el decreto ya contenía la consideración del técnico de "restituir el estado original del citado camino, retirando toda construcción y objeto que obstaculice el paso, al encontrarse en la vía pública, para poder circular por él libremente".

Humedades por tuberías bloqueadas y cámaras de vídeo

Lo cierto es que el denunciante asegura que nada más se ha hecho desde su denuncia original y la contestación del Ayuntamiento. Por medio, los vecinos que quedan bloqueados detrás del cuarto, correspondientes a los números 3, 5, 7, 8, 10 y 12 del vial urbano, no pueden salir de su calle de manera natural. El cuarto privado en plena calle les impide el paso y deben acceder a la plaza de Carretería por una serpentía "de difícil acceso, y encima privada, que en su día debe ser una calle como contempla el planeamiento previsto, pero que ahora mismo es un camino privado intransitable", denuncia Ojeda.

Es esta la parte más surrealista del cuarto okupa. El bloqueo al acceso de tres de esas viviendas -las otras tres no están habitadas- de detrás del muro. Pero por delante de la puerta de aluminio, el paso de una tubería subterránea de desagües de las viviendas, en teoría en medio de la calle pero en la parte okupada por la habitación, ha empezado a provocar humedades en la vivienda del denunciante, que linda en su parte trasera con camino tan especial.

Además, el Ayuntamiento ha recibido estos días también una denuncia por la instalación en el acceso al Camino de El Secadero de una cámara de vídeo, en plena vía pública, aunque enfoque a la puerta de tan pintoresco cuarto, que en palabras del concejal de Urbanismo y Vivienda, Daniel Ponce (PSOE) "es una irregularidad de hace muchos años que estamos intentado restaurar, y hace pocos días he dictado un decreto de paralización de nuevas obras que están llevando a cabo en esa vivienda".

Ponce, que este mismo viernes aborda en el ayuntamiento la aprobación inicial del Plan General de Ordenación de Moya, comentó a este diario que "es cierto esa actuación fuera de lugar que data de otros tiempos y de otras formas de hacer las cosas que estamos intentando cambiar, pero tampoco tengo muy claro que ese camino estrechito sea propiedad municipal", una duda que espera despejar el grupo de gobierno municipal en el trámite que inicia para convertir sus Normas Subsidiarias en un Plan General de Ordenación Urbana en toda regla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha