eldiario.es

Menú

Cruz Roja reclama una rápida solución para los inmigrantes del 'Marine I'

EL BUQUE PERMANECE FONDEADO A DOCE MILLAS DE NUADIBÚ

- PUBLICIDAD -

Cruz Roja Española expresó este miércoles su preocupación por la situación de los inmigrantes a bordo del buque Marine I, fondeado a 12 millas de la costa mauritana, y abogó por una solución a corto plazo ante el posible agravamiento del estado físico y psicológico de los ocupantes del barco.

La Media Luna Roja de Mauritania y la Cruz Roja Española ultimaron ya un segundo envío de ayuda humanitaria para los inmigrantes del Marine I (4.600 kilos de productos de primera necesidad), que será transportado en un barco fletado desde Nuadibú (Mauritania). "Esta ayuda garantizará la autonomía de al menos 400 personas durante los próximos tres días", indicó Jaime Bará, responsable de Cooperación para África de Cruz Roja Española.

El pasado lunes, Cruz Roja ya realizó un primer envío de ayuda desde las costas mauritanas. La atención a los ocupantes del buque carguero responde al dispositivo de atención a personas inmigrantes establecido por Cruz Roja Española y la Media Luna Roja mauritana en Nuadibú, punto neurálgico de la salida de cayucos y pateras con destino a las Canarias.

Los inmigrantes a bordo del Marine I, remolcado cerca de la costa mauritana tras sufrir una avería, cumplen hoy su tercer día a la espera de un permiso para desembarcar.

Sin detalles del número y nacionalidad

El Ministerio de Asuntos Exteriores sigue sin conocer el número exacto y la nacionalidad de los inmigrantes que permanecen en el buque Marine I desde hace cuatro días frente a las costas de Mauritania a causa de una avería, informaron fuentes de este departamento.

Exteriores informó de que los servicios de salvamento españoles que atienden a los náufragos no han accedido al interior de la embarcación, motivo por el que no ha sido posible precisar la cifra de personas que hay a bordo, según las mismas fuentes. La entrega de víveres y agua se ha hecho hasta ahora a través de un cable, sin que haya habido contacto directo con alguno de los pasajeros.

Según las autoridades españolas, hay "un número importante de subsaharianos" y otro grupo de origen asiático. Todos los inmigrantes se encuentran atendidos y no hay ningún caso de emergencia médica, añadieron las fuentes.

Exteriores apuntó que tampoco se conocen detalles sobre el capitán del barco, sobre su pabellón, identificador de radio o matriculación, aunque sí se confirmaría que zarpó de Guinea Conakry. España mantiene las negociaciones con las autoridades de Mauritania, Senegal y Guinea Conakry, además de con ACNUR, para tratar de encontrar una solución a este asunto.

El buque fue avistado a la deriva el pasado 30 de enero con rumbo hacia Canarias. El remolcador español Luz del mar se hizo cargo del barco, aunque Mauritania rechazó que éste atracara en el puerto de Nuadibú, permaneciendo a quince millas de este punto desde el pasado domingo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha