eldiario.es

Menú

Greenpeace: el PP quiere ''privatizar'' la costa

DENUNCIAN UNA PROPOSICIÓN APROBADA EN EL SENADO

Según la asociación ecologista, la propuesta de los populares reducirá la protección del litoral.

- PUBLICIDAD -

La asociación ecologista Greenpeace ha rechazado la proposición sobre la Ley de Costas aprobada en el Senado el pasado 9 de febrero a iniciativa del Partido Popular, al considerar que pretende "dinamitarla".

La propuesta, que fue aprobada con 127 votos a favor y 125 en contra, tiene como objetivo "mantener indefinidamente la propiedad privada de las áreas de marismas, las dunas y las playas que ya se encuentran degradadas y que, si se hace efectiva, impedirá la recuperación de importantes humedales y ecosistemas litorales", ha denunciado Greenpeace en un comunicado.

"El PP defiende esta proposición con un claro interés empresarial que favorece a una minoría que utiliza el suelo público para actividades privadas. Esto supondría un claro retroceso en la protección ambiental, la vuelta a décadas anteriores en las que el litoral era una gran parcela a urbanizar", ha explicado Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace.

La proposición del PP se suma a otras promovidas por partidos políticos de toda índole que pretenden "imponer una modificación a la carta de la ley en función de intereses muy concretos", señala la asociación, que cita como ejemplo la propuesta de CiU (aprobada también el 9 de febrero) que persigue que determinadas urbanizaciones queden al margen de la ley.

La Ley de Costas fue aprobada en 1988 para garantizar la protección del litoral, el interés público y el libre acceso a las playas y acantilados. Durante sus dos décadas de vigencia, el PP ha defendido esta ley que ahora, cuando se encuentra en la oposición, ha tachado de "incoherente".

"El electoralismo del PP sólo beneficia a unos pocos contra una gran mayoría que defiende el uso público del litoral y los beneficios económicos que una costa sana reporta", ha añadido Marcos.

Greenpeace considera que deben reforzarse las políticas estatales para evitar la arbitrariedad en la aplicación de la ley y que no beneficie a una minoría sino a todos los ciudadanos, tal y como recoge la Constitución española. La Ley de Costas española, al igual que su homólogas europeas, está avalada por el Tribunal Constitucional.

"Sin embargo -recuerda Greenpeace- al contrario que en otros países, otorga concesiones de ocupación a personas o entidades privadas del Dominio Público Marítimo Terrestre de hasta 60 años, lo que da muestra de la flexibilidad de la ley".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha