eldiario.es

Menú

La gota fría deja hasta 300 litros por metro cuadrado en algunos puntos del mediterráneo

MADRID

Las lluvias torrenciales registradas durante la semana pasada en el sur y sureste español, llegaron a acumular cantidades de precipitación que superaron "ampliamente" los 200 litros por metro cuadrado de media, e incluso se alcanzaron los 300 litros por metro cuadrado de precipitación máxima acumulada, en zonas del norte de la provincia de Alicante, el sur de Valencia y el área costera sur de Castellón, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

- PUBLICIDAD -

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La gota fría deja hasta 300 litros por metro cuadrado en algunos puntos del mediterráneo

La gota fría deja hasta 300 litros por metro cuadrado en algunos puntos del mediterráneo

Las lluvias torrenciales registradas durante la semana pasada en el sur y sureste español, llegaron a acumular cantidades de precipitación que superaron "ampliamente" los 200 litros por metro cuadrado de media, e incluso se alcanzaron los 300 litros por metro cuadrado de precipitación máxima acumulada, en zonas del norte de la provincia de Alicante, el sur de Valencia y el área costera sur de Castellón, según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, según el análisis climatológico de las lluvias intensas de la semana anterior, AEMET explicó que el episodio se inició el 26 de septiembre en la provincia de Cádiz, sin tener aún "especial importancia", el 27 se "intensificaron" en el área del Estrecho y se extendieron a Andalucía oriental y a las regiones de Valencia y Murcia, acumulando en el campo de Cartagena hasta 100 litros por metro cuadrado. Al día siguiente, cayeron en el sur de Alicante y en el norte de esa provincia y sur de Valencia, lluvias superiores a 150 litros por metro cuadrado. Ya el día 29 se recogieron en Burriana (Castellón) 185 litros por metro cuadrado que se sumaron a los 120 litros por metro cuadrado acumulado las horas anteriores.

En su conjunto, las zonas que acumularon las cantidades más importantes fueron el norte de Alicante, sur de Valencia, sur de Castellón, donde se superaron "ampliamente" los 200 litros por metro cuadrado. No obstante, los valores máximos de precipitación acumulada llegaron a superar ligeramente los 300 litros por metro cuadrado, como en La Pobla Llarga (Valencia) con 330 litros por metro cuadrado y Burriana (Castellón) con 308 litros por metro cuadrado.

Además, en comparación con años anteriores, la precipitación media en la Comunidad Valenciana en estos días fue de 110 litros por metro cuadrado, un valor "claramente" inferior al registrado en el año 2000, con una precipitación media de 225 litros por metro cuadrado, o el episodio de lluvias torrenciales de octubre de 1982, cuando la media fue de 180 litros por metro cuadrado, con un máximo de más de 1.000 litros por metro cuadrado, o en 2007, cuando en octubre se superaron en Alicante los 500 litros por metro cuadrado.

Por su parte, la precipitación media durante este episodio en la Región de Murcia fue de 68 litros por metro cuadrado, que desde 1970 había sido superado en 1972, con una media de 97 litros por metro cuadrado; en 1973, con una precipitación media de 85 litros por metro cuadrado o en octubre de 2000, cuando la media alcanzó los 114 litros por metro cuadrado.

TORMENTA TROPICAL AL OESTE DE LA PENÍNSULA

Por otro lado, el portavoz de AEMET, Ángel Rivera, informó a Europa Press de que en estos momentos está activa una tormenta tropical al suroeste de la Península Ibérica que, bautizada con el nombre de Grace, no supondrá a España "ningún problema", salvo en el mar, donde la zona conocida como 'Charcot' registrará hoy un temporal "fuerte y duro" con vientos de fuerza 9 y 10, por lo que algunos barcos que estén en la zona podrían verse afectados por esta situación.

Rivera explicó que 'Grace' es una "depresión tropical" que surgió por la unión de varias tormentas individuales, que con una situación atmosférica propicia, va creciendo progresivamente si el aire y la temperatura del agua son "relativamente" cálidas. En este caso, señaló que en esa zona hay una masa de aire tropical y subtropical, lo que provoca la creación de una circulación o giro, que hace a la tormenta adquirir la característica de 'ojo' de tormenta.

De acuerdo a las previsiones de AEMET y del Centro Nacional de Huracanes de Miami (Estados Unidos), Grace no desembocará en huracán, ya que le faltan entre 5 y 10 kilómetros por hora de velocidad para alcanzar esta categoría, porque se prevé que la tormenta se disuelva antes de 36 horas. En esta disolución intervienen las masas de agua oceánica más frías que, según Rivera, "no le ayudan a crecer" y las nubes tormentosas con viento en altura, que harán que Grace empiece a "venirse abajo".

Asimismo, indicó que la tormenta se dirige al suroeste de Irlanda, aunque "probablemente" no llegue a tocar la isla, al tiempo que señaló que hay que estar "alerta" para lo que la coordinación con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos es "excelente".

En cuanto a la influencia de Grace sobre las lluvias que ya han comenzado a caer sobre Galicia, Rivera pronosticó que esta tormenta tropical no afectará a éste área, por lo que seguirá lloviendo en el noroeste.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha