eldiario.es

Menú

Barragán, el ariete perfecto

SE JUNTARON EL HAMBRE Y LAS GANAS DE COMER

Forma parte indeleble de la historia de las Islas Canarias las insaciables pretensiones de Antonio Castro a la Presidencia del Gobierno de la nacionalidad. Lo ha dicho donde lo ha tenido que decir, y lo ha negado en los mismos sitios y e

- PUBLICIDAD -

Forma parte indeleble de la historia de las Islas Canarias las insaciables pretensiones de Antonio Castro a la Presidencia del Gobierno de la nacionalidad. Lo ha dicho donde lo ha tenido que decir, y lo ha negado en los mismos sitios y en otros más, para que no se diga. Es el eterno candidato, y en tiempos de crisis total en Coalición Canaria, sus posibilidades se han acrecentado enormemente. Por eso, desde el Paulinismo han decretado el aislamiento preventivo y la orden de sometimiento a un severo marcaje por parte del rudo e incomprendido (al menos por nosotros) José Miguel Barragán, que hace tiempo que le tiene ganas al presidente del Parlamento. Barragán ha jugado, con la finura que le caracteriza, a desautorizar a Castro en público y en privado, y ha llevado hasta límites insospechados los bloqueos institucionales de modo que ya pueda don Pepito (hola, don José) culpar al presidente del Parlamento de que Eligio Hernández no sea Diputado del Común. Y lo que nos falta por ver.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha