Opinión y blogs

eldiario.es

Y Cascos, vendiendo obras de arte

HAY QUE VER EN LO QUE ACABA EL VIEJO 'DOBERMAN'

Y aunque en principio la baja de Sacyr-Satocan pueda parecer temeraria, cabe la posibilidad de que Madrid no lo entienda así y de golpe pretenda economizar en una partida 30 millones de euros. Por cierto, que para las adjudicaciones ya hay hombres f

- PUBLICIDAD -

Y aunque en principio la baja de Sacyr-Satocan pueda parecer temeraria, cabe la posibilidad de que Madrid no lo entienda así y de golpe pretenda economizar en una partida 30 millones de euros. Por cierto, que para las adjudicaciones ya hay hombres fuertes. Castro Cordobez no se moja en esto, pero a lo mejor ni sabe que Paulino Rivero ya ha designado los embajadores de las buenas costumbres que eviten malos entendidos. Y, pese a lo que pueda parecer de ausencia de romanticismo, no todo el mundo se dedica al difícil arte de perseguir las perras de las adjudicaciones. En Madrid se dice, se sabe, que Álvarez Cascos anda afanado ahora en vender cuadros de la galería de su mujer, María Porto. Le deseamos suerte al viejo doberman porque es un trabajo digno y dentro del mundo de la cultura, que siempre viste mucho y transmite sensibilidad. Que todo el mundo tiene derecho a cambiar para bien, o al menos a aparentarlo. Ojo, que aunque no sea probable, de repente aparece Soria vendiendo sellos en un futuro no muy lejano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha