eldiario.es

Menú

Histórica unanimidad sindical contra Mena

Por primera vez, los tres sindicatos presentes en el Ayuntamiento de Telde se ponen de acuerdo: impedir que lo hagan jefe de Urbanismo

El multi-imputado manda mensajes de concordia a sus enemigos íntimos de CCOO, que le responden con peineta

Mientras, la alcaldesa busca un difícil diálogo para recomponer el gobierno teldense con tránsfugas

- PUBLICIDAD -
María del Carmen Castellano, alcaldesa de Telde, junto a José Miguel Bravo de Laguna (c), presidente del Cabildo de Gran Canaria.

María del Carmen Castellano, alcaldesa de Telde, junto a José Miguel Bravo de Laguna (c), presidente del Cabildo de Gran Canaria.

Lo que no ha conseguido la crisis, ni los recortes sociales, ni los conflictos laborales eternos, ni las amenazas de ERE o el cierre de servicios públicos lo acaba de conseguir el multi-imputado en casos de corrupción José Luis Mena. Los tres sindicatos con representación en el Ayuntamiento de Telde, UGT, Intersindical Canaria y Comisiones Obreras, han alcanzado una histórica unidad para lograr un fin: que el grupo de gobierno no consiga entregarle en bandeja la plaza de jefe del Servicio de Urbanismo mediante un concurso cuyas bases consideran diseñadas a su medida.

De entrada, han pedido al artífice de esa operación, el concejal del PP Fran López, vocalista del trío que completan el mentado Mena y esa joya del municipalismo que es Guillermo Reyes, que si ha de sacar esa plaza a concurso para darle una satisfacción, que saque también todas las que están vacantes, hasta un total de ocho; y que procure no incurrir en ningún supuesto de ventajismo, arbitrariedad o vulneración de los principios de capacidad, mérito y publicidad porque el recurso conjunto estaría servido. Nadie esperaba esta confluencia sindical, particularmente el interesado, afiliado, protector y protegido por su sindicato, la UGT, que ha decidido poner coto al atropello.

Mena ha intentado incluso superar sus viejas rencillas con el representante de Comisiones Obreras, que lo tiene a él y a Reyes metido en un pleito penal por el que también se solicita al beneficiado la pena de inhabilitación para cargo o empleo público. La respuesta al recado de buen rollito, enviado a través del concejal López, ha sido en cristiano “que se vaya a pulpiar”. Con los sindicatos poniendo la proa al intento, se fortalece la oposición política, de momento solo en manos de un sector del PP y del socio de éste, Coalición Canaria, que no ven con buenos ojos este apaño para blindar en una plaza en propiedad a quien estos días protagoniza la noticia judicial por su implicación en el caso Grupo Europa. Coalición Canaria se reserva sus bazas, aunque todo el mundo da por hecho que antes de poner en un brete a la alcaldesa y al pacto que ambos sostienen, agotará la vía administrativa instando a la concejala de Personal por escrito y con acuse de recibo, y al mismísimo Fran por radio Macuto, que se dejen de boberías que puede ser peor.



Se resquebraja el PP teldense

La operación Mena ha servido, además de  conseguir la unanimidad sindical, para volver a poner de manifiesto la existencia de dos PP dentro del grupo municipal de Telde. O tres, si consideramos a la alcaldesa, María del Carmen Castellano, un verso suelto pendiente de agarrarse a alguna estrofa. Por un lado está el grupo que lidera, o pretende liderar, el compadre de José Luis Mena, Fran López, que quiere convertirse en líder de futuro jaleado en las bandas por un Guillermo Reyes (Ciuca), que lo tiene por imprescindible para futuros pactos después de 2015, si ambos sumaran o sumasen. Por otro lado, se fortalece la figura de Sonsoles Martín, que rechaza de plano las componendas de López y que, por supuesto, se opondrá al enaltecimiento a los altares del imputado por corrupción. A esas tensiones se sumará este mismo jueves el reparto de poder que la alcaldesa pretende hacer con sus nuevos socios del CCN de Juan Martel, a quien se han sumado los dos tránsfugas venidos de Nueva Canarias, Gloria Cabrera y Héctor Suárez. Los mentideros apuntan a que Juan Martel se hará cargo de la Concejalía de Servicios, lo que restará competencias a Fermín Ruiz, mientras que a Gloria Cabrera podría corresponder Participación Ciudadana, que perdería Agustín Pérez, experto en contratar a su empresa para bolos municipales y de otras instituciones gobernadas por el PP. Como les venimos vaticinando desde hace meses, el final de mandato se presenta lleno de sobresaltos para  la alcaldesa, a la que solo le falta que le fijen fecha del juicio por la operación Faycan antes de que acabe este recién estrenado 2014. De momento, su convocatoria de Mesa por el Diálogo en Telde se tornará este jueves tan bienintencionada como inútil porque, salvo el PSOE, autor de la propuesta, nadie de la oposición se dará un garbeo por allí.


Parados en el paraíso

Por más que le damos vueltas a las patosas declaraciones del director general del Servicio Canario de Empleo (SCE) a la cadena Ser sobre la relación entre tasas de población activa, desempleo y clima de Canarias, no damos con el motivo de fondo que ha conducido al Partido Popular y al sindicato Co-Bas a pedir su dimisión. En una entrevista con Evaristo Quintana, que metido en faena no apreció burrada alguna, Alejandro Martín dijo literalmente que  "en Canarias hay un aumento del desempleo de 3.300 personas [al cierre de 2013] pero es que se da un incremento de la población activa de 2.700, mientras que en el conjunto del Estado la población activa desciende en 270.000". Hasta aquí, nada que invite a la indignación. Pero acto seguido añadió que, en relación con lo que ocurre en otras autonomías, "en las islas tenemos otras ventajas, tenemos un clima maravilloso”, que “las condiciones de vida no se miden solamente por el dinero que uno gana o por la tasa de paro" y que "en nuestras islas se puede mantener una tasa de desempleo mayor que en otros lugares más inhóspitos". Si sustituyéramos “se puede mantener” por “se puede dar”, la frase sería inapelable, lo que confirma las tesis de que los técnicos metidos a políticos en ocasiones se explican muy mal. Nadie puede negar datos incontestables, como que Canarias ha incrementado su población activa junto a un ligero incremento del paro. Y nadie puede negar que esta es una región con un clima benigno en el que no es preciso cubrir ciertas necesidades básicas que en otros lugares son ineludibles, como la calefacción. Y, a mayor abundamiento, a nadie en su sano juicio se le ocurre abandonar Canarias para buscar empleo en otras autonomías españolas dada la situación generalizada de falta de oferta laboral, y mucho menos con datos como el conocido este miércoles que nos coloca en cuarto lugar en el Estado en economía sumergida. O sea, que aquí se vive mejor incluso estando en el paro. ¿Alguien debe dimitir por perogrullada semejante? Menos mal que, como sí hizo una diputada del PP, Alejandro Martín no dijo “que se jodan” los parados; o que los parados “son gilipollas”, como calificó otro diputado a los contrarios al petróleo; ni mandó “a tomar por culo” a los periodistas por difundir sus declaraciones, en expresión gloriosa de un ministro en activo. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha