eldiario.es

Menú

Santana y Cruz, un jacuzzi juntos

EL DENUNCIANTE Y LA MUJER DE LARRY, SORPRENDIDOS EN UN HOTEL SUREÑO

Mientras nos responden, pasemos a cosas más serias. Es una pena que no pasara por allí cerca un fotógrafo de revista del corazón porque habría inmortalizado un momento único. Incluso inconporable al sumario eólico. En un hotel de lujo del sur

- PUBLICIDAD -

Mientras nos responden, pasemos a cosas más serias. Es una pena que no pasara por allí cerca un fotógrafo de revista del corazón porque habría inmortalizado un momento único. Incluso inconporable al sumario eólico. En un hotel de lujo del sur de Gran Canaria, en un fulgurante jacuzzi, disfrutaban de las burbujitas, juntos, el denunciante de la trama eólica, Alberto Santana, y la esposa de Larry Álvarez, Teresa Cruz. Los testigos presenciales no daban crédito a la escena, pero sus sospechas de un idilio a lo Montescos y Capuletos se vino abajo cuando comprobaron que todo se debió a una casualidad. Sólo había un jacuzzi en las zonas de piscina y los dos tortolitos habían acudido acompañados de sus respectivas parejas. Lo malo (para ambos) es que había tan pocas hamacas libres que hasta estuvieron tomando el sol todo el día a escasos metros los unos de los otros. Pueblo chico que es este.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha