eldiario.es

Menú

Tararí el último

LARRY ÁLVAREZ DEJA A SORIA MASCANDO EN SECO

Pero además de poner de manifiesto que la verdad no es el fuerte de algunos representantes públicos, el pleno insular de este jueves sirvió para mostrar lo importante que es el lenguaje cuando se quiere tocar las narices al contrario. José Miguel

- PUBLICIDAD -

Pero además de poner de manifiesto que la verdad no es el fuerte de algunos representantes públicos, el pleno insular de este jueves sirvió para mostrar lo importante que es el lenguaje cuando se quiere tocar las narices al contrario. José Miguel Pérez quería que se acordara que los cargos públicos de la Corporación "imputados en firme" fueran apartados de sus responsabilidades, lo que iba claramente dirigido al consejero de Política Territorial, con tres imputaciones en el lomo. Larry Álvarez, que de tonto no tiene un pelo (con perdón) subió corriendo al trono y preguntó a Su Excelencia qué hacer: di que sí, pero que se extienda a todos los cargos públicos de la isla, así metemos a Juan de Dios (alcalde de Teror) y a Paco Santiago (ex acalde de Telde). Pero Larry se olvidó de lo último y sólo dijo que se rechazaba la moción por no respetar la presunción de inocencia y esas cosas tan sagradas del Estado de Derecho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha