eldiario.es

9

¿Paso de peatones o de la muerte?

Por poner un ejemplo, España registra el peor índice de muertes de peatones por atropello de Europa, con 15,7 por cada millón de habitantes, según un estudio elaborado en diez países europeos. En nuestro país murieron en 2005 un total de 680 viandantes, lo que supone el citado índice de 15,7. A continuación se sitúan Italia y Gran Bretaña, ambos con 11,5 peatones muertos por millón de habitantes, mientras que en el otro extremo de la clasificación se encuentran Holanda, con 4,6; Noruega, con 6,7, y Finlandia, con 7,2. Los peatones españoles son, además, los que menos respetan los pasos de cebra. De hecho, de los 680 muertos, sólo 58 fueron atropellados en estas zonas. El índice de fallecidos fuera de los pasos de peatones es de 14,4. Por detrás de nuestro país se sitúan Gran Bretaña (10,3) y Alemania (10,1). Noruega, en cambio, registra el índice más bajo (3,0), seguida de Holanda (4,0) y Finlandia (5,1).

En lo que se refiere a los pasos de peatones, el estudio pone de manifiesto que España, en relación con otros países europeos, presenta disfunciones en el diseño de los pasos de peatones. Así, en algunos no se respeta la visibilidad mínima y en otros no existe una distancia mínima entre los puntos de paso, lo que provoca que los viandantes crucen por el medio de la calle. El perfil del atropello mortal en nuestro país revela, según el RACC, que mucha de la culpa es de los peatones, que atraviesan la carretera por un lugar equivocado, aunque también se dan casos de negligencia por parte de los conductores, como cuando se produce un accidente en carretera y la persona que auxilia es embestida. El estudio presentado critica que la legislación española no especifique que el conductor debe reducir la velocidad para ceder el paso a los peatones. También denuncia la falta de material reflectante para las bandas, una medida que evitaría más siniestros de estas características. El estudio recomienda a los peatones que sólo crucen por los pasos de cebra, mirando antes e indicando a los conductores su intención de hacerlo, si fuera necesario.

El RACC ha participado en este estudio europeo cofinanciado por la Fundación FIA. Como complemento de esta investigación presenta, con los ayuntamientos de Madrid y Barcelona, la campaña "¡Atención! Todos somos peatones" con acciones en la calle en las dos ciudades. Estas acciones persiguen sensibilizar a los conductores y a la ciudadanía de la fragilidad de los peatones, concienciarlos de la necesidad de extremar la seguridad y poner más atención en el momento de desplazarse, así como detectar aquellas oportunidades de mejora (tanto desde el punto de vista del comportamiento como de las infraestructuras) que permitan aumentar la seguridad de todos los actores de la movilidad. Visto este informe, cada día tengo más miedo y duda a la hora de cruzar por un paso de peatones; ya que algunos conductores irresponsables e ignorantes te lanzan el coche o la guagua encima; teniendo que cruzar con mucho cuidado para no ser arrollado de manera mortal. Como dice un columnista de un periódico nacional: es costumbre generalizada, por desgracia, que automovilistas y motoristas, estos últimos en mayor proporción cuanto menor sea la cilindrada de su vehículo, no respeten los pasos de cebra, provoquen el sobresalto de los peatones que confiadamente se lanzan a cruzar la vía pública por el lugar debidamente señalizado para ello y, en más de un caso, terminen causando un atropello y la consiguiente víctima, a veces mortal.

Es, como digo, perniciosa costumbre bastante generalizada que evidencia la falta de respeto por las normas de circulación y, sobre todo, desde la condición de un conductor de vehículo, por el ciudadano que camina a pié y de esta manera tan prosaica deambula por la geografía urbana en su actividad cotidiana, en su disfrute del placer de andar - tan recomendable para la buena salud - o simplemente por no poseer un coche o una moto.

En esto del tráfico no solo existen las infracciones por exceso de velocidad, tan castigadas últimamente - y me parece muy bien -, las derivadas del consumo indebido de las bebidas alcohólicas, o de las drogas, tan habitual por desgracia en estos tiempos, sino otras faltas tildadas de menores pero cuyas consecuencias resultan igualmente lamentables y sobre las que normalmente se actúa solo cuando ya se ha producido el incidente o, lo que es peor, el accidente y bueno sería que sobre esto actuaran con más atención y eficacia los Ayuntamientos de todas las ciudades, pues en todas se padece de esta plaga auténtica...

Y yo me pregunto: ¿Pasos de peatones o de la muerte?

Rafael Lutzardo

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha