eldiario.es

9
Menú

FESTIVAL ISLA CALAVERA 2018. MI VECINO TOTORO

Sobra decir que, en aquellos instantes, el trabajo de Hayao Miyazaki e Isao Takahata no formaba parte de ninguna de las sesudas tertulias cinematográficas de rigor, ni siquiera de aquéllos que presumían de saber mucho de cine japonés, en España. Es más, de no ser por el trabajo de difusión del Festival de Sitges y los responsables del sello Manga Films, las películas del Estudio Ghibli hubieran seguido siendo esas grandes desconocidas, cosa que afortunadamente no sucedió, sobre todo después del sonado estreno de Porco Rosso (Kurenai no Buta, 1992) en el encuentro cinematográfico catalán.

totoro

Tonari no Totoro © 2018 Studio Ghibli, Tokuma Japan Communications & Nibariki.

Seguir leyendo »

OVERLORD

DC3 A

Paratroopers prepare to board a C-47 on June 5, 1944, for the airborne invasion of Normandy. © 2018 National Archives

Seguir leyendo »

NIGHT OF THE LIVING DEAD (1990) TENERIFE ZOMBIE WALK 2018.

No obstante, dar el salto hasta un largometraje no resultaba una idea del todo brillante, por lo menos, en aquellos instantes, por mucho que fuera una película de muy bajo presupuesto, con actores desconocidos -que tampoco cobrarían mucho- y con un guión, The Anubis, que se apoyaba, de una forma nada disimulada, sobre la magnífica novela I am Legend, escrita por Richard Burton Matheson y adaptada a la gran pantalla unos años antes (Ubaldo Ragona y Sidney Salkow, 1964).

La historia posterior al estreno y sus noventa y seis minutos de metraje demostraron que aquella “disparatada idea” estaba llamada a ser la responsable de reformular el cine de zombis, tal y como entonces se conocía, sobre todo tras el estreno de la película de Jacques Tourneur I Walked with a Zombie (1943) y luego a influir en la mente de futuros guionistas, tales como Robert Kirkman, responsables de la serie gráfica The Walking Dead.

Sin embargo, el éxito y la trascendencia de quienes trabajaron en la película nunca se vio recompensado económicamente, ni durante el momento del estreno, ni después. Por un lado, los distribuidores actuaron de muy mala fe y, tras un largo litigio, la productora original logró recuperar los derechos, pero no así el dinero adeudado por quien se había enriquecido sin devolver nada a cambio.

Seguir leyendo »

HALLOWEEN (1978)

Personalmente me quedo con la primera, una de las mejores películas de zombis jamás rodadas y con la tercera, aquélla que transformó la noche de Halloween en algo más que en una larga caminata para ir en búsqueda de golosinas y, luego, empacharse a ver películas de terror de la década de los años cincuenta, del pasado siglo XX en la televisión. La segunda, dirigida por Tobe Hooper casi se diría que como un documental de los que ahora se graban con un teléfono, nunca me ha terminado de gustar, en parte por la atmósfera que destila la película y en parte por el personaje principal – Leatherface- demasiado grotesco y carente del sentido del humor que demuestra el inimitable Freddy Krueger. Técnicamente es prodigiosa, eso sí, pero a nivel estilístico no posee el embrujo que, para mí, siempre han tenido las películas de George A. Romero y John Carpenter, respectivamente.

Después está el poso de realidad que todas ellas tienen, sobre todo Halloween, dado que, hasta que no se cumpla lo escrito en el Apocalipsis de San Juan -y veamos cabalgando a los Cuatro Jinetes que anuncian el final de los tiempos, junto a la ramera de Babilonia mientras, de fondo, suenan las Trompetas del Apocalipsis- no tendremos la oportunidad de ver cómo los muertos se levantan de sus tumbas, tal y como se ve en Night of the living Dead.

Seguir leyendo »

PEPPERMINT

De ahí que hayan sido pocos los títulos protagonizados por actrices en el papel de vengadoras y que, con el paso del tiempo, aún permanezcan en el imagino colectivo del séptimo arte, a pesar de que fueron rodados hace ya décadas. Algunos de esos títulos se estrenaron en los años ochenta, momento en el que los roles se intercambiaron y los productores fueron capaces de entender que el mundo estaba cambiando, aunque el conservadurismo rancio y radical golpeara el bienestar de los ciudadanos de buena parte de mundo civilizado. Sin tener que pensar demasiado, hay dos títulos que demostraron, años atrás, que la venganza la podían servir tanto los hombres como las mujeres, reales o animados, todo sea dicho. La primera en discordia es Ms. 45 (Abel Ferrara, 1981) protagonizada por la frágil, pero letal Thana (Zöe Lund) una joven muda quien, tras ser violada dos veces en una misma jornada, empuña una pistola automática Colt calibre. 45, M1911-de ahí el título de la película- de uno de sus atacantes y, sin tiempo para superar el trauma resultante de una violación, emprende un sendero sembrado de cadáveres, sin importar la clase, condición o estatus.

Película dura, áspera y sin ninguna concesión a la galería, Ms.45 pasa por ser uno de los mejores de ejemplos de cómo las experiencias del arquitecto Paul Kersey (Charles Bronson) pueden ser imitadas y/o superadas por una mujer.

La segunda vengadora -personaje animado para uno de los segmentos que conforman la película Heavy Metal (Gerald Potterton, 1981)- es Taarna, la firme, resolutiva y decidida guerrera de la raza Taarakian, muda al igual que Thana, pero entregada a su labor, sin necesidad de un trauma tan desgarrador como el de una violación.

Seguir leyendo »

LOS MODELOS A ESCALA DEL DOCUMENTAL EXPERIMENTO STUKA

La guerra civil española -por mucho que el bando vencedor de la contienda se empeñara en disfrazarla bajo el calificativo de “Cruzada de liberación nacional”- no fue sino la consecuencia directa de un alzamiento militar contra un gobierno democrático, elegido en las urnas por los ciudadanos de a pie. Y, precisamente, por la resistencia de muchos de esos mismos ciudadanos anónimos fue por lo que se desató una contienda que acabó con más de medio millón de personas durante los tres años que duraron los enfrentamientos armados, más un número difícil de cuantificar en los años posteriores a la implantación de la dictadura nacional-católica del general Francisco Franco.

Paralelamente a estos sucesos, seguían desarrollándose varias corrientes ideológicas en la Europa de aquellos momentos, las cuales no dudaban en usar y abusar de los habitantes del continente como se si trataran de ajadas piezas de ajedrez sin más valor que aquel que el dictador de turno quisiera darles. Eran los años de gloria de Benito Amilcare Andrea Mussolini -Il Duce italiano que buscaba devolverle al país transalpino la gloria del imperio romano- y de Adolf Hitler, el sanguinario y expansionista Führer alemán que buscaba vengarse del agravio sufrido tras la derrota de las tropas imperiales durante en la Primera Guerra Mundial y del denigrante tratado de paz firmado en Versalles, cinco años después del asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria y de su mujer, la duquesa Sofía de Hohenberg.

Ambos líderes, especialmente el germánico, vieron en la rebelión militar española una excusa perfecta para desarrollar y experimentar con nuevas tácticas, herramientas y personal especializado, militar en este caso, tras las restricciones que el ya mencionado tratado de paz sometía a los países derrotados en lo todo lo relativo a sus fuerzas armadas. Una vez que Adolf Hitler llegó al poder, no cesó en su empeño de volver a ensamblar un ejército que sembrara la admiración y el terror de quienes sufrieron sus embestidas, nada más declararse la segunda contienda mundial.

Seguir leyendo »

Dangshinui Bootak. Cine Aasia 2018

Uno de esos roles que está íntimamente ligado a la figura de la mujer es la del instinto maternal, una vez que se produce el nacimiento de una nueva criatura. La realidad y los mencionados datos demuestran que, una cosa es dar a luz, y otra muy distinta es ser capaz de hacerse cargo del recién llegado. Son legión los hijos e hijas que podrían certificar que su madre fue todo menos eso, una madre.  

Paralelamente a esto se encuentran quienes, por el mero hecho de haber dado a luz, se creen, desde ese mismo momento y hasta el fin de los días, poseedoras del libro que contiene todas y cada una de las respuestas a las que debe hacer frente a una persona, a lo largo de varias vidas. Tan quimérica y absurda pretensión se suele saldar con una suerte de conflicto generacional que trunca muchas de las relaciones entre las madres y, mayoritariamente, sus hijas, estas últimas, foco perpetuo del constante acoso al que se ven sometidas por quienes no entienden que en el mundo puede haber más de un punto de vista válido.  

Y también están quienes terminan siendo madres por pura casualidad o porque su sentido de la responsabilidad les lleva a asumir un rol para que el nunca pensaron estar capacitadas, aunque luego demuestren que sus dudas estaban infundadas. Este grupo suele ser menos común que los otros dos anteriormente citados y es el grupo al que pertenece Hyo-jin (Soo-jung Lim) la protagonista absoluta de la película Dangshinui Bootak (Dong-Eun Lee, 2017) título traducido al inglés como Mothers ( Madres en nuestro idioma)

Seguir leyendo »

JAWS -TIBURON- SESION ESPECIAL FESTIVAL ISLA CALAVERA

Imaginen, ahora, que están embarcados en un buque de guerra, el cual responde al nombre de USS Indianapolis CL/CA-35 -un crucero pesado de batalla clase Portland- de regreso de una misión secreta justo en los compases finales de la Segunda Guerra Mundial. La misión, a pesar del velo hermético que la ha rodeado, desde el primer instante, ha discurrido sin mayores sobresaltos y, tras entregar aquello que se debía entregar en la isla de Tinián y, después de una parada en la base naval situada en la isla de Guam, el barco en el que te encuentras navega hasta la isla filipina de Leyte sin mayores preocupaciones que las que acarrean aquellos marineros de remplazo que se subieron para sustituir a quienes ya habían completado su periodo de estancia en el navío.

USS Indianapolis A

El USS Indianapolis CL/CA-35 en 1945

Seguir leyendo »

NIGHT VISIONS BACK TO BASIC 2018. EMPECEMOS POR EL FINAL…

Para quienes lo ven desde fuera, esta circunstancia -como otras tantas cosas- no es sino otro síntoma más que demuestra la falta de sentido e irracionalidad sobre la que se sustenta la vida de un “freak” común y corriente; es decir, un ser asocial, que gusta de la marginalidad y que no se guía por las sacrosantas reglas establecidas por una sociedad que, tiempo atrás, debió cerrar la boca, en vez de ir dando lecciones de moralidad. 

Siguiendo esta línea de pensamiento, los domingos deberían estar solamente reservados para dormir la borrachera del día anterior, un hecho aceptado y santificado como si se tratara de algo digno de comentar el lunes por la mañana; o, simplemente, dormir hasta que el sol esté bien alto en el horizonte, para luego levantarse cuando la comida esté servida y volverse a acostar para dormir la siesta.  De ahí que madrugar un domingo por la mañana para ir a una sesión de cine de serie B se torne en una suerte de misterio, al mismo nivel que el triángulo de las Bermudas, el Área 51 y el desaparecido continente de la Atlántida, aunque, en realidad, sólo sea una excusa para poder pasar un buen rato con personas afines a las mismas querencias que tú posees.

Y si bien el mundo puede estar lleno de misterios -si no, que se lo pregunten al agente Fox Mulder y su pareja, la doctora Dana Scully- no es menos cierto que la verdadera aportación del festival Night Visions no llega desde su variada selección de películas de género y acción de todas partes del mundo, sino por su habilidad para crear un “hábitat natural”, seguro y protegido, para todos aquellos que disfrutan con este tipo de propuestas.

Seguir leyendo »

PERSPECTIVA. SOLO: A STAR WARS STORY

Tres años después, en el año 2012, cuando se anunció la compra de Lucasfilms por parte de Walt Disney, la sorpresa ya no fue tan mayúscula, dado que la primera llevaba manteniendo tratos con la segunda desde hacía más de una década, merced a la atracción Star Tour, incluida en los parques temáticos globales de Disneyworld. Además, esta segunda absorción -tercera en importancia, si se incluye la compra de Pixar en 2006- dejaba muy claras las intenciones de la empresa de entretenimiento para las siguientes décadas del presente siglo XXI.

¿Y cuáles eran dichas intenciones? Primero de todo, acabar con cualquier tipo de competencia, adquiriéndola y manejándola luego según las propias necesidades del conglomerado empresarial al mando. De esa forma, se evitarían los problemas y sobresaltos que tantos dolores de cabeza les produjeron a los responsables de Walt Disney, tan sólo una década antes, y se lograría un control cercano a la vulneración de las leyes antimonopolio que, últimamente, parecen estar un tanto en desuso y más con la nueva administración norteamericana…

Y segundo, por citar lo que más nos interesa para esta columna, seguir un modelo de negocio basado -más bien diría que cimentado- en la sobreexplotación más absoluta y descarnada de todo aquello que sea susceptible de ser explotado.

Seguir leyendo »