eldiario.es

Menú

Han Solo: una historia de Star Wars

Disney comenzará a rodar la vida de Han Solo a final de mes en Fuerteventura

Además, en febrero de 1978, llegaba a las librerías Star Wars: Splinter of the Mind's Eye, novela escrita por Alan Dean Foster -el escritor que realmente escribió la versión novelada de Star Wars, que luego firmara George Lucas-, un libro del que durante mucho tiempo se dijo que serviría como base para la segunda película de la trilogía galáctica original. 

Estos tres ejemplos son los que dieron el pistoletazo de salida oficial del nuevo Universo Expandido, que quedó circunscrito al formato gráfico hasta el estreno de la segunda película, The Empire Strikes Back (junio 1980), salvo por la emisión del televisivo Star Wars Holiday Special (Twentieth Century Fox Television, noviembre 1978) y por la publicación de un par de novelas dedicadas al personaje de Han Solo (Han Solo at Stars´End, abril 1979, y Han Solo´s Revenge, noviembre de 1979).

Precisamente este último fue uno de los personajes que más interés despertó tanto en los lectores como en aquellos que guionizaron, dibujaron y/o novelaron sus aventuras. No en vano, Han Solo es con mucho uno de los personajes más carismáticos de cuantos han aparecido en el universo creado por George Lucas, por lo que no es de extrañar que el tándem Lucasfilm-Disney decidiera presentar una película en donde se contaran las primeras andanzas del contrabandista coreliano.

Seguir leyendo »

DE MARK BOLAN A PAUL KERSEY: ¡YO SOY LA JUSTICIA!

El concepto, en buena parte, exportado del fronterizo, indómito e irracional “oeste americano” de finales del siglo XIX y principios del siglo XX -y que ha servido de sustento para todo un entramado que se ha repetido hasta la misma extenuación- fue luego reinventado y actualizado en la década de los años veinte y los treinta del pasado siglo XX, unos años en los que el mundo pulp inundó los “corazones y las mentes” de millones de lectores. Personajes tan icónicos como el radiofónico The Shadow (1930) -luego convertido en fenómeno literario-, su más directo competidor, The Spider (1933) o The Avenger (1939), éste último marcado por una tragedia personal que determinará su devenir como luchador contra el crimen, recogerán la antorcha de una justicia en donde ellos suelen ejercer de jueces, jurados y, en muchos casos, de verdugos de los criminales con los que se topan.

spider 194110 1

The Spider# 10 (1941)

Seguir leyendo »

AVENGERS: INFINITY WAR

Si, por añadidura, esa contienda está desatada por el megalómano y genocida cósmico por excelencia, ese ser conocido como Thanos, todo aquello que siempre suele acabar mal -todas las guerras lo hacen, no importa quien las gane- lo hará aun peor, mucho peor. Sólo faltaba que el destructor de civilización, aquel que fuera tentado por la misma muerte en su juventud, recalara en nuestro planeta en busca de las gemas aún por descubrir del no menos demencial, destructivo y manipulador Guantelete del Infinito.

AIW1

D. a I: Okoye (Danai Gurira), Black Panther/T'Challa (Chadwick Boseman), Captain America/Steve Rogers (Chris Evans), Black Widow/Natasha Romanoff (Scarlet Johansson) and Winter Soldier/Bucky Barnes (Sebastian Stan)

Seguir leyendo »

A QUIET PLACE

En contraposición se sitúa el silencio, una entelequia que solamente los más ancianos del lugar parecen recordar, en aquellos tiempos donde ni había teléfonos, lavadoras, motocicletas estruendosas, ni nada por el estilo. Es más, en países como el nuestro, el silencio se ha terminado por asociar, casi por definición, con la muerte y la desolación, relegándolo a que repose en los camposantos, junto a los difuntos, y en los parajes más inaccesibles e inhóspitos, pero nunca formando parte de la vida cotidiana de las personas.   

Sin embargo, la realidad de hoy, tan ruidosa ella, se puede transmutar en la pesadilla del mañana y aquello que era normal se convierte en una anomalía, tan letal como desasosegante para quienes deben adaptarse al nuevo tablero de juego o perecer en el intento. De pronto, el ruido al que estábamos más que acostumbrados y resignados a soportar se convirtió en nuestro peor enemigo y, cuando quisimos darnos cuenta, ya era tarde.

A quiet place

Seguir leyendo »

CAMINO HASTA AVENGERS: INFINITY WAR

Volviendo al tema de los Vengadores, debo admitir que, tras leer aquel número especial, empecé a fijarme en otras colecciones publicadas, en aquellos años, por la celebérrima editorial Vértice y, tras el coloso verde, llegaron el Hombre de Hierro, el Capitán América, Dan Defensor y el Hombre Araña, según la terminología utilizada por la editorial catalana. Al no tener problemas para pedir que me siguieran comprando cómic de superhéroes -algo que sí les pasaba a muchos de mis compañeros de clase- sólo era cuestión de tiempo que un número de los Vengadores llegara a casa, antes o después.

Y así fue. Un día recibí LOS VENGADORES. CUIDADO CON LA...VISION. Nº 25 -Ediciones Vértice ( Avengers# 57, “Behold... The Vision!". FP octubre 1968) un número que tenía una impresionante portada de Rafael López Espí, en la que aparecía el sintozoide por excelencia, más humano que la mayoría de las personas con las que convivía en mi devenir escolar de aquellos años. Aquellos Vengadores, escritos por Roy Thomas, dibujados por el GRAN John Buscema y entintados por George Klein, representaban lo que cualquier niño con imaginación y ganas de formar parte de un universo al que hoy todos parecen pertenecer -pero que casi nadie conoce- podía desear. Eran historias épicas, donde los bandos estaban claros, pero salpicados con cierta escala de grises, mucho antes de aprender que los seres humanos estamos siempre sumergidos en ellas. Entonces creíamos que los personajes con empuje y lealtad para con sus compañeros podían llegar a ganar la partida, una situación que dura bien poco, porque, como dice el también GRAN Felipe de Mafalda, “siempre hay un sarcástico materialista dispuesto a estropearnos la fantasía.”

Además, leer a los Vengadores suponía conocer a buena parte del universo de la editorial Marvel, algo que representaba todo un aliciente para seguir leyendo, y leyendo y leyendo. Con el tiempo, me enteré de que yo respondía a las señas de identidad de todo un “Marvel zombie”… ¡Y yo sin saberlo! Por lo menos, NO me convertí en un “tarado recita-alineaciones futbolera”, modalidad con la que me relacionaba, un día sí y otro también, que no entendía que me gustara leer aquellas historias.

Seguir leyendo »

EN RECUERDO DE ISAO TAKAHATA

Por todo ello, decidimos escoger la película “Hotaru no Haka” ( la Tumba de las Luciérnagas, en español), dirigida en 1988 por Isao Takahata, la otra columna sobre la que se sustentaba el estudio Ghibli. La cinta, basada en una novela homónima del escritor Akiyuki Nosaka, desmontaba de un plumazo todos los prejuicios de quienes pensaban que la animación era un producto para niños.

Isao Takahata

Isao Takahata

Seguir leyendo »

PRELUDIO AL ESTRENO DE LA FORMA DEL AGUA

Y no seré yo quien diga que todas las películas de Guillermo del Toro están realizadas con la misma soltura y acierto que, por ejemplo, la última de todas, The shape of water(2017), cinta que le está haciendo tragar inquina y humildad a quienes lo han despreciado hasta este mismo momento. Sin embargo, títulos tales como El espinazo del diablo(2001), El laberinto del fauno (2006), Hellboy (2004), la secuela de Blade (2002), Mimic (1997) o la ignorada y vilipendiada Pacific Rim(2013) debieron correr una suerte mucho más digna y no ser condenadas a sufrir el acoso y derribo de quienes disfrutan con atacar cualquier producción de género, casi por imposición vital y profesional. 

Cierto es que los temas que se tratan en algunos de esos títulos están relacionados con disciplinas que tampoco son comunes y que suelen arrastrar los mismos tópicos -negativos, en su mayoría- que también debe soportar el cine de género. Otra cosa muy distinta es que dos películas como El espinazo del diablo y El laberinto del fauno, rodadas en nuestro país y con una temática que nos tocaba directamente -ambas están ubicadas en plena postguerra y en ambas se muestran las miserias, los excesos y la insensatez que rodeó la represión impulsada, bendecida y promulgada por el bando vencedor y sus cruzados victoriosos-, tampoco lograran el favor ni de la crítica, ni del público.

el espinazo del diablo

Seguir leyendo »

VIDAR THE VAMPIRE

Su misma existencia, ya antes de ser convertido en un no-muerto, merecía, por sí sola, formar parte del museo de los horrores de la civilización humana y de cómo no hacen falta crear monstruos artificiales existiendo, ya, la raza humana.  Sin embargo, cuando el espantajo que es Vidar cae bajo el dominio y los colmillos de Jesucristo -el bíblico y divino- lo que iba mal, terminará por ir aún peor. Si antes nada le salía como él quería, ahora, encima, debe soportar los desmanes de su mentor, los agravios por ser un vampiro frente a las personas “normales”, y los vaivenes de una existencia mucho más miserable, si cabe, que cuando vivía en una destartalada granja, en medio de ninguna parte.  

Ni siquiera la sangre del creador, aquélla que otorga a los creyentes la vida eterna -en este caso, de manera literal- y una oportuna visita al psicólogo, siguiendo la estela emprendida por Louis de Pointe du Lac, terminará por enderezar la destartalada existencia de un Vidar que, lo único que quiere, es alguien que lo entienda en esta vida, como cualquier hijo de vecino, ya puestos.

Vidar poster A

Seguir leyendo »

CHRISTMAS BLOOD (Juleblod)

Juleblood poster A

Lo que Reinert Kiil se trajo hasta el festival fue su nueva película Christmas Blood ( Juleblod en su versión noruega original) todo un homenaje al cine protagonizado por asesinos en serie, sangrientos, imparables y carentes, éstos, de cualquier atisbo de compasión para quienes se cruzan en su camino. La película bebe del subgénero conocido como Slasher, un término, éste, cincelado con los litros de sangre y vísceras derramados por los míticos Michael Myers ( Halloween, 1978) y Jason Voorhees ( Friday the 13th, 1980)

Christmas Blood reúne, centrifuga y actualiza las andanzas de los anteriormente citados psicópatas por excelencia del séptimo arte - Frederick Charles Krueger llegó cuatro años después, por si alguien quiere añadirlo- y sitúa la acción y los asesinatos en la actualidad, donde algunas cosas han cambiado y otras, como suele ser habitual, no. Lo que no ha cambiado es la honestidad de su director, quien trata de dar lo mejor de si mismo y revolver en su particular “baúl de los recuerdos” para encontrar un proyecto que, de verdad, le interese llevar a la pantalla, grande o pequeña, según los gustos y las entendederas del espectador.

Seguir leyendo »

REALIDAD Y DISTOPÍA. Night Visions Maximum Halloween 3017

Esta máxima, además del empeño de las sociedades humanas por dividir en grupos a sus integrantes, sustenta la primera película del actor y guionista Taylor Sheridan, Wind River, la cual se puede ver ya en algunos de los canales especializados que conforman la parrilla televisiva nacional. Sheridan, autor de los guiones de Sicario y Hell or high water, pone el foco de su historia y el objetivo de la cámara en plasmar la indefensión que sufren las mujeres dentro de las reservas indias que jalonan buena parte del territorio de los Estados Unidos de América.

Por extraño, casi marciano, que parezca, no existe una estadística que recoja las desapariciones, ni las agresiones sexuales que se cometen dentro de dichas reservas, un hecho que permite una situación de absoluto desamparo para las integrantes del sexo femenino y la certeza, también casi absoluta, de que quienes comenten este tipo de abusos no llegan a ser juzgados y condenados por sus depravados actos.  

El propio director contaba lo rocambolesco y dramático de esta situación, en una entrevista concedida a la Radio Pública Nacional Americana, el pasado año 2017, entrevista realizada por el periodista Scott Simon.

Seguir leyendo »