El proceso sísmico en Cumbre Vieja "continúa" y puede tener "una evolución rápida a corto plazo"

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, tras la reunión de este viernes del Comité Científico del Pevolca (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias), ha actualizado la situación de alerta por incremento de la actividad sísmica en Cumbre Vieja y ha acordado mantener el semáforo amarillo. El ámbito territorial afectado comprende Los Llanos de Aridane, Fuencaliente, El Paso y Mazo, informa en nota de prensa. El Comité Científico, así como el Comité Director, volverá a reunirse este sábado.

Un avión se incorpora a la monitorización y seguimiento de la actividad sísmica de La Palma

Saber más

El Comité Científico del Pevolca, en el informe de este viernes, señala que "en las últimas horas se ha observado una clara disminución general de la actividad sísmica, aunque se ha registrado un pulso de notable intensidad con eventos localizados tanto a profundidades de 6-8 km, como superficiales. La sismicidad este viernes se localiza al noreste (NE) de la del día anterior (16/09). Se constata que la sismicidad somera es predominante. La deformación sigue en curso a una menor velocidad, siendo compatible con una fuente de deformación más superficial”. 

El proceso continúa y puede tener una evolución rápida a corto plazo. La disminución de la sismicidad puede ser transitoria y no implica necesariamente una paralización de la reactivación volcánica. Como ya se indicó en el boletín anterior (16 de septiembre), es esperable la ocurrencia de terremotos sentidos de mayor intensidad. Al mismo tiempo no es descartable el comienzo de fenómenos observables en superficie”, explica.

Megatsunami, sin base científica

El citado comité, "respecto a las noticias aparecidas en medios de comunicación sobre un posible gran derrumbe del flanco oeste de Cumbre Vieja y consiguiente formación de un megatsunami", ha resaltado que "no hay datos que soporten esta hipótesis", y que "carece de base científica contrastada. Por todo lo anterior, se recomienda mantener el semáforo volcánico en amarillo en la zona de Cumbre Vieja, no pudiéndose descartar que se intensifique a corto plazo”, subraya. 

“El semáforo se revisará en consonancia con la evolución del proceso. Se ha reforzado el seguimiento continuo de la actividad y se comunicará cualquier cambio significativo que se observe”, dice, y pide a la población que se mantenga “atenta a la información que proporcionen las correspondientes autoridades de Protección Civil”, concluye. 

El Comité Científico está coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y lo integran representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

El Pevolca establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo. En el amarillo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica. 

En este nivel se refuerza el seguimiento de la actividad para comunicar cualquier cambio significativo que se observe. La población debe estar atenta a los comunicados de las autoridades competentes en Protección Civil, a través de los canales oficiales y los medios de comunicación.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, tras la reunión de este viernes del Comité Científico del Pevolca (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias), ha actualizado la situación de alerta por incremento de la actividad sísmica en Cumbre Vieja y ha acordado mantener el semáforo amarillo. El ámbito territorial afectado comprende Los Llanos de Aridane, Fuencaliente, El Paso y Mazo, informa en nota de prensa. El Comité Científico, así como el Comité Director, volverá a reunirse este sábado.

Un avión se incorpora a la monitorización y seguimiento de la actividad sísmica de La Palma

Saber más

El Comité Científico del Pevolca, en el informe de este viernes, señala que "en las últimas horas se ha observado una clara disminución general de la actividad sísmica, aunque se ha registrado un pulso de notable intensidad con eventos localizados tanto a profundidades de 6-8 km, como superficiales. La sismicidad este viernes se localiza al noreste (NE) de la del día anterior (16/09). Se constata que la sismicidad somera es predominante. La deformación sigue en curso a una menor velocidad, siendo compatible con una fuente de deformación más superficial”. 

El proceso continúa y puede tener una evolución rápida a corto plazo. La disminución de la sismicidad puede ser transitoria y no implica necesariamente una paralización de la reactivación volcánica. Como ya se indicó en el boletín anterior (16 de septiembre), es esperable la ocurrencia de terremotos sentidos de mayor intensidad. Al mismo tiempo no es descartable el comienzo de fenómenos observables en superficie”, explica.

Megatsunami, sin base científica

El citado comité, "respecto a las noticias aparecidas en medios de comunicación sobre un posible gran derrumbe del flanco oeste de Cumbre Vieja y consiguiente formación de un megatsunami", ha resaltado que "no hay datos que soporten esta hipótesis", y que "carece de base científica contrastada. Por todo lo anterior, se recomienda mantener el semáforo volcánico en amarillo en la zona de Cumbre Vieja, no pudiéndose descartar que se intensifique a corto plazo”, subraya. 

“El semáforo se revisará en consonancia con la evolución del proceso. Se ha reforzado el seguimiento continuo de la actividad y se comunicará cualquier cambio significativo que se observe”, dice, y pide a la población que se mantenga “atenta a la información que proporcionen las correspondientes autoridades de Protección Civil”, concluye. 

El Comité Científico está coordinado por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y lo integran representantes del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Instituto Español de Oceanografía (IEO), Universidad de La Laguna y Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

El Pevolca establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo. En el amarillo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica. 

En este nivel se refuerza el seguimiento de la actividad para comunicar cualquier cambio significativo que se observe. La población debe estar atenta a los comunicados de las autoridades competentes en Protección Civil, a través de los canales oficiales y los medios de comunicación.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, tras la reunión de este viernes del Comité Científico del Pevolca (Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias), ha actualizado la situación de alerta por incremento de la actividad sísmica en Cumbre Vieja y ha acordado mantener el semáforo amarillo. El ámbito territorial afectado comprende Los Llanos de Aridane, Fuencaliente, El Paso y Mazo, informa en nota de prensa. El Comité Científico, así como el Comité Director, volverá a reunirse este sábado.

Un avión se incorpora a la monitorización y seguimiento de la actividad sísmica de La Palma

Saber más
Etiquetas
17 de septiembre de 2021 - 14:04 h