Las Palmas de Gran Canaria recibe más de 31 millones de la UE para rehabilitar y construir 1.000 viviendas

Canarias Ahora

0

Las Palmas de Gran Canaria recibirá más de 31 millones de euros de los fondos europeos Next Generation EU, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, que se invertirán en la rehabilitación y construcción sostenible de 1.000 viviendas en tres barrios de la ciudad. 

Se convierte así en el municipio canario que mayor aportación recibe de los programas de ayudas en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, cuyo objetivo es respaldar proyectos y mejorar la eficiencia energética, reduciendo al menos un 30% el consumo de energía no renovable en los hogares, según ha explicado este jueves el ayuntamiento. 

El alcalde, Augusto Hidalgo, ha suscrito este jueves un convenio con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, para la rehabilitación integral de un total de 23 bloques de viviendas en avanzado estado de deterioro en La Paterna, lo que “permitirá mejorar las condiciones de vida de 899 familias y la calidad ambiental del barrio”, añade el consistorio. 

Este convenio, gestionado a través de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Canarias, supondrá una inversión total en la ciudad de 19.237.913 euros, con un 70% aportado por el Ejecutivo estatal y el 30% restante con fondos municipales.

Augusto Hidalgo ha mostrado su satisfacción por la aportación recibida. “Somos el municipio que más fondos recibe y eso se debe que el acceso a la vivienda digna ha sido siempre una prioridad para este grupo de Gobierno, que desde el minuto uno ha estado trabajando en diferentes planes que ya han beneficiado a más de 1.000 familias y ahora llegarán a 1.000 más gracias a estos fondos. Un trabajo que ha posicionado a la ciudad como un referente y que, además, está perfectamente alineado con las líneas estratégicas del Gobierno de España y de la Unión Europea”. 

Hidalgo ha explicado que cuando el Ministerio abrió la convocatoria el Ayuntamiento ya tenía los proyectos redactados para presentarlos y eso ha permitido que la solicitud para ejecutarlos haya sido aceptada. Además, ha señalado que “estas nuevas actuaciones van a mejorar la calidad de vida de las familias, que van a tener unas condiciones de habitabilidad dignas, pero también la vida en los barrios, que van a ganar en calidad ambiental y reducir el consumo de energía no renovable”. 

De este modo, el proyecto de rehabilitación que se va a ejecutar en La Paterna persigue, además de mejorar las fachadas y cubiertas, mejorar la eficiencia energética de las viviendas. En concreto, contempla un ahorro energético en torno al 40%. 

Instalación de bombas de calor y plantas fotovoltaicas 

Esta actuación de rehabilitación sostenible, que comenzará a ejecutarse en otoño y contará con un plazo de ejecución de aproximadamente un año, contempla varias actuaciones enfocadas al ahorro del consumo energético. Así, se propone la instalación de bombas de calor o aerotermos, reduciendo sustancialmente los consumos eléctricos y ofreciendo una mejor eficiencia energética a partir del aprovechamiento de la energía del ambiente. 

Con esta medida se espera reducir el consumo eléctrico del sistema actual en un 75%. Además, reducirá la demanda de energía primaria no renovable en un 40% del total. 

Asimismo, se contempla la instalación de plantas fotovoltaicas para generación de energía eléctrica. Se realizará una instalación solar fotovoltaica sobre la cubierta del edificio para generar electricidad que permita la reducción de los consumos eléctricos de las zonas comunitarias. Con la aplicación de esta medida se estima que se podrá reducir en un 8% la demanda energética. 

Por otro lado, se llevará a cabo una actuación de rehabilitación integral en las cubiertas, cuyas impermeabilizaciones se encuentren en un estado deficiente, eliminando los problemas de humedades y filtraciones. De esta forma, se mejorará el aislamiento, repercutiendo no solo un ahorro energético en el edificio, sino afectando directamente al confort y bienestar de los propietarios de las viviendas superiores del edificio.  Se estima que reducirá en un 3% la demanda de energía primaria no renovable del edificio. 

Por otro lado, en la rehabilitación de fachadas se aplicarán pinturas plásticas exteriores reflexivas con colores claros, minimizando el impacto de la radiación solar sobre las superficies de la envolvente del edificio, actualmente con colores oscuros. Una medida con la que previsiblemente se reducirá hasta en un 1% la demanda de energía primaria no renovable del edificio. 

También se mejorarán las condiciones de accesibilidad del inmueble, los accesos y las instalaciones de servicio, así como los jardines, zonas verdes, zonas de juego y espacios de estancias, así como el mobiliario urbano y señalética. 

Nuevas viviendas en Tamaraceite Sur 

Asimismo, el Ayuntamiento ha suscrito un convenio con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que posibilitará la construcción de viviendas de protección pública para 36 familias en Tamaraceite Sur a través de una inversión de 4,2 millones de euros en colaboración con el Gobierno de Canarias.  

Esta actuación se sustenta en los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiciliencia que tienen por objeto fomentar e incrementar el parque público de viviendas energéticamente eficientes destinadas al alquiler social o a precio asequible, mediante la promoción de viviendas de nueva construcción o rehabilitación de edificios sobre terrenos de titularidad pública. 

La ejecución del proyecto será cofinanciada con fondos europeos Next Generation hasta un máximo de 700 euros por metro cuadrado de superficie útil de vivienda hasta un máximo de 50.000 euros por vivienda. De esta forma, el Gobierno de España aportará 1,7 millones de euros y el Consistorio 2,5 millones. 

Por último, a través del Consorcio de Viviendas del Cabildo de Gran Canaria se construirán en el barrio de El Secadero un total de 63 viviendas de protección pública energéticamente eficientes destinadas al alquiler social. Este proyecto supondrá una inversión en la ciudad de 7,8 millones de euros.  

Las Palmas de Gran Canaria recibirá más de 31 millones de euros de los fondos europeos Next Generation EU, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, que se invertirán en la rehabilitación y construcción sostenible de 1.000 viviendas en tres barrios de la ciudad. 

Se convierte así en el municipio canario que mayor aportación recibe de los programas de ayudas en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, cuyo objetivo es respaldar proyectos y mejorar la eficiencia energética, reduciendo al menos un 30% el consumo de energía no renovable en los hogares, según ha explicado este jueves el ayuntamiento. 

El alcalde, Augusto Hidalgo, ha suscrito este jueves un convenio con la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, para la rehabilitación integral de un total de 23 bloques de viviendas en avanzado estado de deterioro en La Paterna, lo que “permitirá mejorar las condiciones de vida de 899 familias y la calidad ambiental del barrio”, añade el consistorio. 

Este convenio, gestionado a través de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Canarias, supondrá una inversión total en la ciudad de 19.237.913 euros, con un 70% aportado por el Ejecutivo estatal y el 30% restante con fondos municipales.

Augusto Hidalgo ha mostrado su satisfacción por la aportación recibida. “Somos el municipio que más fondos recibe y eso se debe que el acceso a la vivienda digna ha sido siempre una prioridad para este grupo de Gobierno, que desde el minuto uno ha estado trabajando en diferentes planes que ya han beneficiado a más de 1.000 familias y ahora llegarán a 1.000 más gracias a estos fondos. Un trabajo que ha posicionado a la ciudad como un referente y que, además, está perfectamente alineado con las líneas estratégicas del Gobierno de España y de la Unión Europea”. 

Hidalgo ha explicado que cuando el Ministerio abrió la convocatoria el Ayuntamiento ya tenía los proyectos redactados para presentarlos y eso ha permitido que la solicitud para ejecutarlos haya sido aceptada. Además, ha señalado que “estas nuevas actuaciones van a mejorar la calidad de vida de las familias, que van a tener unas condiciones de habitabilidad dignas, pero también la vida en los barrios, que van a ganar en calidad ambiental y reducir el consumo de energía no renovable”. 

De este modo, el proyecto de rehabilitación que se va a ejecutar en La Paterna persigue, además de mejorar las fachadas y cubiertas, mejorar la eficiencia energética de las viviendas. En concreto, contempla un ahorro energético en torno al 40%. 

Instalación de bombas de calor y plantas fotovoltaicas 

Esta actuación de rehabilitación sostenible, que comenzará a ejecutarse en otoño y contará con un plazo de ejecución de aproximadamente un año, contempla varias actuaciones enfocadas al ahorro del consumo energético. Así, se propone la instalación de bombas de calor o aerotermos, reduciendo sustancialmente los consumos eléctricos y ofreciendo una mejor eficiencia energética a partir del aprovechamiento de la energía del ambiente. 

Con esta medida se espera reducir el consumo eléctrico del sistema actual en un 75%. Además, reducirá la demanda de energía primaria no renovable en un 40% del total. 

Asimismo, se contempla la instalación de plantas fotovoltaicas para generación de energía eléctrica. Se realizará una instalación solar fotovoltaica sobre la cubierta del edificio para generar electricidad que permita la reducción de los consumos eléctricos de las zonas comunitarias. Con la aplicación de esta medida se estima que se podrá reducir en un 8% la demanda energética. 

Por otro lado, se llevará a cabo una actuación de rehabilitación integral en las cubiertas, cuyas impermeabilizaciones se encuentren en un estado deficiente, eliminando los problemas de humedades y filtraciones. De esta forma, se mejorará el aislamiento, repercutiendo no solo un ahorro energético en el edificio, sino afectando directamente al confort y bienestar de los propietarios de las viviendas superiores del edificio.  Se estima que reducirá en un 3% la demanda de energía primaria no renovable del edificio. 

Por otro lado, en la rehabilitación de fachadas se aplicarán pinturas plásticas exteriores reflexivas con colores claros, minimizando el impacto de la radiación solar sobre las superficies de la envolvente del edificio, actualmente con colores oscuros. Una medida con la que previsiblemente se reducirá hasta en un 1% la demanda de energía primaria no renovable del edificio. 

También se mejorarán las condiciones de accesibilidad del inmueble, los accesos y las instalaciones de servicio, así como los jardines, zonas verdes, zonas de juego y espacios de estancias, así como el mobiliario urbano y señalética. 

Nuevas viviendas en Tamaraceite Sur 

Asimismo, el Ayuntamiento ha suscrito un convenio con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que posibilitará la construcción de viviendas de protección pública para 36 familias en Tamaraceite Sur a través de una inversión de 4,2 millones de euros en colaboración con el Gobierno de Canarias.  

Esta actuación se sustenta en los programas de ayuda en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiciliencia que tienen por objeto fomentar e incrementar el parque público de viviendas energéticamente eficientes destinadas al alquiler social o a precio asequible, mediante la promoción de viviendas de nueva construcción o rehabilitación de edificios sobre terrenos de titularidad pública. 

La ejecución del proyecto será cofinanciada con fondos europeos Next Generation hasta un máximo de 700 euros por metro cuadrado de superficie útil de vivienda hasta un máximo de 50.000 euros por vivienda. De esta forma, el Gobierno de España aportará 1,7 millones de euros y el Consistorio 2,5 millones. 

Por último, a través del Consorcio de Viviendas del Cabildo de Gran Canaria se construirán en el barrio de El Secadero un total de 63 viviendas de protección pública energéticamente eficientes destinadas al alquiler social. Este proyecto supondrá una inversión en la ciudad de 7,8 millones de euros.  

Las Palmas de Gran Canaria recibirá más de 31 millones de euros de los fondos europeos Next Generation EU, a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, que se invertirán en la rehabilitación y construcción sostenible de 1.000 viviendas en tres barrios de la ciudad. 

Se convierte así en el municipio canario que mayor aportación recibe de los programas de ayudas en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, cuyo objetivo es respaldar proyectos y mejorar la eficiencia energética, reduciendo al menos un 30% el consumo de energía no renovable en los hogares, según ha explicado este jueves el ayuntamiento.