eldiario.es

9

Sí Se Puede lo dice alto y claro: "Queremos recuperar la gestión pública de Emmasa" en Santa Cruz de Tenerife

La remunicipalización del servicio integral del agua es la prioridad de Sí­ Se Puede y su candidato a la alcaldía, Pedro Fernández Arcila, dentro de un plan para recobrar la gestión pública de servicios esenciales y garantizar el acceso universal a ellos

El principal problema que causa la actual gestión privada de Emmasa al municipio es la contaminación marina que provoca el vertido de 20.000 metros cúbicos de agua sin depurar al día, lo que ha venido ocurriendo en los últimos ocho años"

Pedro Fernández Arcila, en una parte de la costa de la capital tinerfeña donde se vierte al mar sin depurar

Pedro Fernández Arcila, en una parte de la costa de la capital tinerfeña donde se vierte al mar sin depurar

El candidato a la alcaldía de Sí Se Puede, Pedro Fernández Arcila, sostuvo este jueves que su partido es partidario de recuperar la gestión pública de Emmasa y con ello remunicipalizar el servicio que se encarga de gestionar ciclo integral del agua.

"Esta medida es la única que puede garantizar la reducción del coste que significa la prestación de ese servicio para el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, además de ser la única fórmula para garantizar el acceso universal al agua por parte de toda la ciudadanía, así­ como para el estricto cumplimiento de la normativa ambiental en materia de depuración. También es la actuación que permite cumplir la ley en materia laboral con el conjunto de trabajadores de la empresa", aseguró Fernández Arcila.

La recuperación de Emmasa para el Ayuntamiento es la prioridad de Sí Se Puede dentro de su plan para recobrar la gestión pública de los servicios esenciales y para garantizar el acceso universal a ellos. A juicio de la organización ecosocialista, la gestión del ciclo integral del agua es uno de los principales problemas del Ayuntamiento y del municipio desde que la empresa dejó de ser propiedad municipal y pasó a ser mixta, al adjudicarse su gestión a la multinacional Sacyr-Vallehermoso en 2005, en el último mandato de Miguel Zerolo.

Sí Se Puede considera que el principal problema que causa la actual gestión de Emmasa al municipio es el daño ecológico que provoca el vertido de 20.000 metros cúbicos de agua sin depurar al dí­a al mar, lo que ha venido ocurriendo en los últimos ocho años y constituye "el mayor atentado ambiental de Canarias, que se da con el beneplácito de Bermúdez", subrayó Arcila.

El objetivo de la organización ecosocialista es acabar con esa situación, que se manifiesta en múltiples puntos de la costa chicharrera, entre los que el candidato ecosocialista destaca los procedentes de la estación de bombeo (EBAR) de Cabo Llanos; los que se afectan a San Andrés, Igueste, Santa Marí­a del Mar y Los Alisios; las conducciones de desagüe de Acorán y Añaza y varios aliviaderos en distintas zonas.

En la mayorí­a de esos puntos, las concentraciones de sustancias contaminantes son superiores a los valores establecidos como objetivos de calidad, con grave amenaza a la salud pública y a los sistemas naturales del medio marino, tal como el propio Cabildo de Tenerife y los servicios técnicos municipales han tenido que reconocer ante la UE.

Los sobrecostes del servicio son consecuencia de un comportamiento generalizado por parte de Sacyr-Vallehermoso, que incumple criterios básicos establecidos en el pliego de adjudicación del servicio. Es el caso especialmente del incumplimiento de la prohibición de subcontrataciones para la ejecución de labores que, previstas en el convenio, son responsabilidad de la multinacional.

Precisamente, la subcontratación de esos servicios a empresas de su mismo grupo empresarial ha causado desde 2006 hasta 2015 daños patrimoniales al Ayuntamiento por valor de cinco millones de euros, tras contratar presuntamente de forma irregular servicios por casi 17 millones de euros, según revela un peritaje judicial encargado por el tribunal que estudia la denuncia interpuesta por Sí Se Puede atendiendo a ese motivo. 

Por otro lado, "el incumplimiento de la obligación de Sacyr de invertir 45 millones a fondo perdido y la no ejecución de 10 millones del fondo de grandes reparaciones expresan de manera clara el incumplimiento de Sacyr y justifican de forma sobrada la resolución del contrato" con esa empresa por parte del Ayuntamiento, concluye Fernández Arcila.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha