La promotora apura plazos y hostiga a los activistas antes de acatar la orden ya notificada de suspender las obras en La Tejita

Los trabajos de construcción continuaron a lo largo del día a pesar del anuncio de paralización comunicado por la promotora

Antonio Vacas

Santa Cruz de Tenerife —

0

El Grupo Viqueira continúa con los trabajos de construcción del hotel, a pesar de haber comunicado este viernes su intención de parar las obras y cumplir con la paralización cautelar decretada el lunes a la tarde por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la cual le fue notificada también el viernes por el Servicio Provincial de Costas. El único paso dado es la retirada de algunas de las vallas más próximas al litoral que bloqueaban el natural movimiento de las dunas del lugar.

Este anuncio después incumplido no tomó de sorpresa a los colectivos sociales, ambientalistas y grupos de apoyo de los activistas encaramados por once días en las grúas de la obra. Sospechaban que el mismo fuera parte de la campaña de presión y hostigamiento que, según ellos, han emprendido los responsables del grupo empresarial desde el pasado día 16 para rendir la voluntad de los movilizados. 

El cerramiento de las bases de las grúas -que ha dificultado el acceso de los bomberos con suministros para los activistas- y la ejecución de trabajos en sus cercanías, aumentando la inestabilidad de las estructuras aéreas ya azotadas por el viento, son algunos de los hechos denunciados por las organizaciones ecologistas.

En el otro lado, los ambientalistas se hacen fuertes a partir del creciente respaldo ciudadano concienciado con la salvaguarda de los espacios naturales, como sería el caso de La Tejita, colindante con el paraje protegido de la Montaña Roja.

De cara a este fin de semana, los colectivos contrarios a la construcción del hotel han preparado un programa de actuaciones para mantener alta la moral de los movilizados. Para este sábado tarde se preparan a pie de obra actuaciones de grupos y artistas como Abubukaka, Rogelio Botanz o Arístides Moreno, que será acompañado de una vigilia con lectura de versos en la noche del domingo.

La suspensión cautelar de las obras contemplada en la decisión ministerial derivará la paralización de los trabajos por parte de la constructora en la zona de servidumbre, que en la actualidad, y para ese tramo de costa, comprende 20 metros de ancho a medir tierra adentro desde el límite interior de la ribera del mar, aunque ese deslinde está en proceso de revisión y susceptible de ampliarse hasta los cien metros.  

La empresa maniobra para lograr la retirada de los activistas antes de parar las obras; los activistas se reafirman en no descender de las grúas hasta que no se suspendan los trabajos y precinten el lugar, o un compromiso por parte de la Delegación del Gobierno de que así se hará. Mientras tanto, y una vez notificada la suspensión ministerial, se apuran los plazos fijados para una ejecución que no debería demorarse más allá del lunes que viene. De lo contrario, la Administración -Delegación del Gobierno- tendrá que actuar de oficio y paralizar la obra, algo que demandan ya muchos de los concentrados en La Tejita.

Etiquetas
Publicado el
27 de junio de 2020 - 05:22 h

Descubre nuestras apps

stats