eldiario.es

9

El norte no olvida

Ángel Víctor Torres, secretario general del PSOE en Canarias

Ángel Víctor Torres, secretario general del PSOE en Canarias

Es cierto eso que dice Santiago Negrín de que la crisis en RTVC no viene exclusivamente de su mano (si no, véase el conocido caso Willy García que todavía está pendiente de resolverse). Sin embargo, a nadie se le escapa a estas alturas que el nuevo concurso de los servicios informativos (144 millones de euros) ha conseguido destapar las luchas de poder y los trapos sucios que se cuecen dentro de la política canaria y de sus diferentes medios de comunicación.

Pero, ojo, que no te vendan esa idea de que esto es una lucha en la que solo participan las dos empresas interesadas (Socater y Videoreport) y medios de comunicación afines que, según dice Negrín, han montado una campaña de desprestigio para que le corten la cabeza. Lo hace como si no se ocultaran informes, como si las críticas dentro del propio Consejo Rector no existieran. Lo hace como si no existieran nexos entre el Gobierno de Canarias y RTVC. Aquí Negrín, de forma muy hábil, suelta siempre el mismo argumento: "Yo no tengo nada que ver porque eso lo gestiona una empresa privada". Demos gracias al capitalismo, porque eso de que las televisiones públicas ejerzan de servicio público está pasado de moda.

Esta es una lucha por ver quién se hace con el control del trono de hierro. Este es el verdadero pastel. Un pastel de 144 millones de euros que te da el monopolio de la televisión pública durante ocho años. Este es un bote y no el de Pasapalabra. Y claro, aquí todos los actores políticos están interesados. No vamos a fingir que a Fernando Clavijo y a Coalición Canaria no les interesa tener una televisión pública bajo mínimos y con un sistema de informativos privatizados. Que no te vendan la moto que suelen contar en estos casos al decir "que esta es una fórmula que garantiza la libertad de los periodistas porque no trabajan para el Gobierno".

Tampoco te creas, cuando el Partido Socialista canario suelta ese discurso tan masticado que tiene, casi de libro, de que ellos apuestan por una televisión "pública y de calidad". Por eso, de forma "coherente" decidieron abstenerse el miércoles en el cese de Negrín y mantenerlo para que siga adelante con el concurso.

Todo el mundo sabe que privatizar un sistema de informativos públicos es la mejor manera de defender lo público. Cualquiera se habría creído eso que decían hace un mes de que ellos eran los primeros de la clase en pedir un servicio público en los informativos. Cuidado, no se vayan a poner los de Podemos las medallas del PSOE.

Su secretario general en Canarias, Ángel Víctor Torres, dejaba claro el pasado lunes que esto no tiene nada que ver con un supuesto almuerzo con el presidente del Gobierno de Canarias, que él habla con "los portavoces de todos los partidos". No vamos a ser malpensados y a creer que el PSOE le está dando palmaditas en la espalda a ATI, ni mucho menos. 

Debería recordar el Partido Socialista canario que las elecciones están muy cerca y que los ciudadanos pueden ver con malos ojos estos cambios repentinos de opinión. Un partido que pretende ser la alternativa de izquierdas en España no puede defender un sistema de informativos privatizados. Recuerden, el norte no olvida.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha