La portada de mañana
Acceder
Sánchez busca impulsar la legislatura con el plan de regeneración democrática
La economía española abre una nueva etapa de crecimiento y sin 'burbujas'
OPINIÓN | 'EREs: Punto final a una ignominia', por Javier Pérez Royo

Alojamientos de solo 25 metros: Canarias rebaja los requisitos para las viviendas vacacionales

Canarias Ahora

0

Mientras el debate sobre si limitar el turismo se extiende desde Canarias a otras regiones del territorio nacional y se opta, en algunos destinos, por limitar la presencia de alquileres vacacionales con el objetivo de buscar un equilibrio con los residentes y priorizar los derechos de estos últimos, en Canarias la Consejería de Turismo ha anunciado que reducirá los requisitos para las licencias de las nuevas viviendas vacacionales en el archipiélago. Y lo hace en pleno auge de inscripciones para estos alojamientos, que han subido hasta un 40% desde que se anunció la ley, y pese a las protestas del 20A, que abrieron el debate en las Islas sobre el modelo de desarrollo, basado en el turismo masivo, y sobre el que el propio Gobierno regional reconoció que había que cambiar.

Así lo anunció este lunes la consejera Jéssica de León (PP), que avanzó que el anteproyecto de Ley de Ordenación Sostenible del Uso Turístico de Vivienda, tras el período de audiencia e información pública, introducirá una serie de propuestas que “flexibilizarán” los requisitos técnicos para destinar un inmueble al alquiler vacacional en las islas.

León ha recordado la “transversalidad” de la futura regulación, señalando como “imprescindible y prioritario” ordenar el fenómeno de la vivienda vacacional, ya que se trata de una realidad que se vive y que “hay que equilibrar por medio de las herramientas de planeamiento municipal”, según ha informado la Consejería regional de Turismo. Cabe recordar que mientras se prepara esta ley siguen otorgándose licencias y que, de hecho, se ha disparado el número de licencias desde que se anunció la regulación del sector, con lo que en las Islas hay ya más de 59.000 viviendas vacacionales (sin contar con las que no tienen licencia).

De León añadió que esta norma es un “compromiso” del Gobierno regional y en la que trabaja “intensamente” su departamento, a través de la Dirección general de Ordenación, Formación y Promoción Turística, desde comienzos de la legislatura.

Pisos de 25 metros

Así, a la espera de concretar el documento definitivo, De León dijo que aunque la idea y esquema iniciales “permanecen, se han incorporado muchas aportaciones que supondrán la mejora del texto normativo”, indicando que entre las principales novedades prevé que la superficie útil mínima se rebaje de 39 a 25 metros cuadrados, siendo este un “criterio equiparable” al que han de tener los establecimientos extrahoteleros, casas rurales y casa emblemática.

Además, añadió, coincide con los metros mínimos de los que debe disponer una vivienda para la concesión de la correspondiente cédula de habitabilidad.

La nueva norma contempla determinados “estándares de calidad” que se establecerán para estos alojamientos, de tal forma que las viviendas de 25 metros cuadrados que quieran seguir en el mercado “deberán cumplir con al menos uno de los diez requisitos de equipamiento complementario”.

Se tendrá en cuenta, apuntó, si el inmueble dispone de aparcamiento de uso vinculado a la vivienda vacacional en la misma parcela, piscina privada o comunitaria, certificaciones de sostenibilidad, cargador de vehículo eléctrico o bien si su propietario certifica la generación de empleo.

Respecto al régimen transitorio previsto, el director general de Ordenación, Miguel Ángel Rodríguez, matizó que se trata de un proceso que “está todavía en curso” y para el que se busca el consenso, si bien y atendiendo a lo que recoge el anteproyecto, “no podrán dedicarse a fines turísticos las viviendas sometidas a ningún régimen de protección pública (VPO)”, así como tampoco se permitirán edificios completos destinados al alquiler vacacional ni podrán implantarse en suelos de protección especial.

Rodríguez señaló que se atenderán las singularidades de las Islas Verdes de La Palma, La Gomera y El Hierro donde “se adecuará el régimen transitorio a la propia Ley de Islas Verdes” pero aportando también “garantías de sostenibilidad”

Por último, indicó que otras comunidades autónomas y ciudades han afrontado también esta tarea de ordenar esta modalidad turística que, admitió, “ha venido para quedarse pero dejando claro que lo que debe primar es el equilibrio”.

Casi 60.000 viviendas vacacionales

En Canarias, según los últimos datos actualizados a 17 de junio de 2024, hay registradas 59.007 viviendas vacacionales, que suponen 242.685 plazas.

Jéssica de León precisó que la Consejería de Turismo y Empleo ha mantenido reuniones abiertas con la ciudadanía, administraciones locales e insulares, sindicatos, colegios profesionales, universidades, partidos políticos, asociaciones y otros colectivos para presentarles los objetivos de la ley e invitarles a plantear sus propuestas.

Así, apuntó que en el proceso de participación, que se inició sin una fase preliminar y con sesiones informativas en todas las islas para explicar el trámite de consulta pública previa a la redacción del texto, y posteriormente se inició la fase de información pública y audiencia, ha concluido y la dirección general está analizando las 3.033 alegaciones formuladas, de las que sean estimadas se incorporarán al documento.

La consejera prevé que el proyecto de ley sea remitido el próximo otoño al Parlamento para su aprobación definitiva.