eldiario.es

Menú

África sin Miriam Makeba

- PUBLICIDAD -

El mejor homenaje era la lucha, por eso Miriam continuó llevando su voz comprometida por los escenarios del mundo. En Nairobi cantó en la celebración de la independencia de Kenia, en Luanda su música acompañó a los angoleños en la fiesta por su liberación nacional, en Addis Abeba sus canciones dieron la bienvenida a la Organización para la Unidad Africana. Cantó en zulú, en swazi, en portugués, en inglés, en francés? Paseo las culturas africanas por varios continentes. El gobierno sudafricano le retiró el pasaporte y la ciudadanía como represalia por su denuncia contra el régimen del Apartheid, que llevó hasta la tribuna de la ONU.

En 1960 Mirian decidió instalarse en Estados Unidos y allí compartió su vida con Stokely Carmikae, un activista de la organización Panteras Negras, que defendía los derechos de la población negra en Estados Unidos. En 1968 asesinan a Martin Luther King, y el FBI realiza un seguimiento de todos los movimientos de Miriam y Carmikae. Estados Unidos ya se había convertido en el principal aliado del régimen sudafricano, el gobierno de Washintong vetaba las resoluciones de Naciones Unidas que condenaban el Apartheid. Miriam y Carmikae se marcharon a vivir a Guinea Conakry, en 1973 el gobierno Sekou Touré mandó envió a Miriam a la Asamblea de las Naciones Unidas para condenar el apartheid.

Su compromiso permanente con la lucha por la dignidad de los africanos le hicieron ganarse el título de "Mama África". Luchó Miriam Makeba en los escenarios musicales, en los políticos y en los personales. A los 33 años los médicos le pronosticaron un cáncer cervical y le dijeron que se iba a morir en pocos meses. Pero Miriam también ganó su lucha contra la enfermedad. Tuvo que luchar también contra la tristeza cuando se le murió su hija Bongi. Recuerdo su sonrisa orgullosa cuando compartió el escenario con su nieta en una actuación en Gran Canaria. Fueron 76 años de compromiso por los perseguidos que se acabaron la noche de este domingo en la ciudad italiana de Castel Volturno. Miriam Makeba acudió a cantar contra el racimo y contra la camorra italiana. Para dar un aviso de miedo, la mafia había pedido el pizzo ( impuesto criminal) a los organizadores del concierto. Pero Miriam no se asustó y salió a cantar aunque se encontraba enferma. Cuando se despedía de algunos admiradores su corazón se paró.

"Era la madre de nuestra lucha y nuestra nación", dijo Nelson Mandela cuando conoció su muerte. El periodista Mumia Abu-Jamal, antiguo miembro de los Panteras Negras de Estados Unidos que lleva varios años pendiente de ser ejecutado en la silla eléctrica tras sufrir un juicio lleno de irregularidades, escribió recientemente que el gobierno de Estados Unidos ha mantenido durante varias décadas el nombre de Nelson Mandela en una lista de terroristas internacionales. Denunciaba Mumia en un artículo escrito desde el corredor de la muerte, que el mismo gobierno de Washintong nunca incluyó a los gobernantes del apartheid dentro de esa lista. Mientras Miriam Makeba daba su último concierto en Italia, ciento veintitrés africanos viajaban en un cayuco en dirección a Canarias. Dos de ellos murieron y 22 están heridos graves. La embarcación había salido de Guinea Conakry, el país que acogió a Mamá África durante el gobierno de Sékou Touré. El corazón de Miriam Makeba se paró, pero habrá que seguir luchando para cambiar las cosas aunque desde este domingo África está un poco más huérfana.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha