eldiario.es

Menú

Minerales estratégicos, una oportunidad para Canarias

- PUBLICIDAD -

Saltaba hace pocos días a los medios de comunicación la información según la cual una expedición británica con participación de científicos españoles confirmaba la existencia en uno de los montes marinos próximos a las islas de uno de los mayores hallazgos de telurio hasta ahora conocidos. Los montes marinos próximos a las islas son lo que se ha venido a denominar "las abuelas de Canarias". Formaciones geológicamente similares a las de nuestro archipiélago, pero con varios miles de años de antigüedad más que nuestras islas. Tropic, que así se llama precisamente el monte marino donde se ha descubierto el telurio, es casi seis veces más antigua que Fuerteventura, que tiene 23 millones de años, y su cima está a algo más de mil metros de profundidad.

Estos montes marinos de los que hasta hace poco no se sabía casi nada, han empezado a generar un gran interés después de que se haya intensificado su cartografiado con la finalidad de acreditar que forman parte de la plataforma continental de las islas. Algo de extrema importancia en la reivindicación de España ante la ONU para garantizar la soberanía sobre las mismas, y de ese modo garantizar la explotación también económica de los recursos naturales que se puedan encontrar. Nuestras “abuelas “ que se creía hasta hace poco que eran dos, son al parecer diez montes submarinos con nombres como Drago, Pelicar, Ico o Bimbache, y su exploración solo acaba de comenzar.

Cuando en las islas aún colea la controversia sobre las prospecciones petrolíferas que llevó al mayor enfrentamiento institucional entre el Gobierno de España y las islas, se aparece ahora en el horizonte la posibilidad de la explotación de unos recursos naturales que por sus características y por la distancia con nuestras costas parecen no conllevar un riesgo ambiental y ecológico para el archipiélago. Principal razón de la oposición ciudadana en las islas a las prospecciones y la posible explotación de recursos petrolíferos cerca de nuestras playas. Y en esta ocasión, la aparición de la noticia sobre los hallazgos en “las abuelas “ de Canarias una vez más ha puesto de manifiesto el nivel de deslealtad del Gobierno de España presidido por el PP con las islas, puesto que de esas expediciones estratégicas y de sus resultados al parecer no se informó nunca al Gobierno de Canarias. Parece que nada se ha aprendido del conflicto sobre las prospecciones petrolíferas.

Pero más allá de esa actitud casi colonial del Gobierno del PP con Canarias en esta materia, es importante no perder de vista la gran oportunidad que este descubrimiento puede resultar para el futuro de las islas. Al parecer, y según los primeros datos que se van conociendo de las expediciones científicas realizadas en estos montes marinos, no sólo estamos ante el posible mayor hallazgo de telurio hasta ahora encontrado en el planeta, sino que muy posiblemente tanto Tropic como el resto de montes submarinos contengan altas cantidades de los denominados “minerales estratégicos“, muy escasos y utilizados mayoritariamente en la fabricación de componentes de alta tecnología como paneles solares o en la telefonía móvil. Y cuya extracción al parecer no conlleva riesgos medioambientales o ecológicos como sucedía con la posible explotación de recursos de hidrocarburos a pocas millas de las costas de Lanzarote y Fuerteventura. Por tanto, esta es una oportunidad que Canarias no puede dejar pasar, y para ello desde el punto de vista institucional debe reivindicar a fondo un papel activo en la exploración y explotación de esos recursos naturales. En primer lugar, Canarias debe exigir al Gobierno de España la participación de nuestras instituciones científicas en la exploración de los montes marinos. Nuestras universidades públicas a través de los departamentos correspondientes deben participar en esos proyectos, así como el desvencijado Instituto Tecnológico de Canarias. Una magnífica oportunidad para sacarlo del estado casi de cierre en el que se encuentra. En segundo lugar, Canarias debe exigir al Gobierno de España participar y estar plenamente informado desde el punto de vista institucional de la exploración y explotación de los recursos naturales que se encuentren en los citados montes submarinos y exigir al Gobierno de España que intensifique su labor diplomática para garantizar la soberanía política y económica sobre las aguas en las que se encuentran.

Por último, Canarias no puede quedarse al margen de los beneficios de todo tipo que pudieran generar en el futuro la explotación de estos “minerales estratégicos “y esto nos obligará a ser audaces desde el punto de vista político para saber desempeñar un papel que redunde en un beneficio económico, social y científico para las islas. Estos “minerales estratégicos “son una oportunidad histórica para las islas si se confirma la viabilidad de su explotación. Nuestra historia está marcada por la escasez de recursos naturales, algo que este descubrimiento puede cambiar. Nuestra herencia geológica puede contribuir al cambio de modelo económico que tanto hemos demandado durante décadas. Puede contribuir si hacemos bien las cosas para el despegue de una industria tecnológica y de I+D+I en las islas. Canarias debe jugar por tanto un papel determinante para que no veamos desde nuestras playas como ese material es extraído y como los barcos lo trasportan hasta donde sea aprovechado sin que las islas participen en ese proceso. Habrá que buscar las fórmulas de cooperación y participación con el Gobierno de España, desde la lealtad institucional y desde la inteligencia política que esta oportunidad merece.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha