eldiario.es

Menú

El PP contra Ciudadanos

- PUBLICIDAD -

Una de las confrontaciones de cara al 26J será sin duda la disputa de más de dos millones de votos entre el Partido Popular y Ciudadanos. Mariano Rajoy y sus consejeros han llegado a la conclusión que tienen que recuperar los votos que se les fueron hacia Ciudadanos en el 20D, y para ello van a desarrollar una táctica y una estrategia complicada, ser duros con Rivera, pero no romper totalmente los puentes. Lo que en principio se contemplaba por los gurús del PP con cierto desprecio hacia Ciudadanos como una simple aventura catalana, se ha convertido después de las últimas elecciones en una pesadilla. Ya Ciudadanos no es Ciutatans, ahora se ha extendido por toda España para resquebrajar lo que desde la transición se ha considerado la configuración del turnismo, la alternancia si mis colegas politólogos lo prefieren, por parte del centro derecha con relación al centro izquierda del PSOE. Esa derecha, que en realidad también ha aglutinado a la extrema derecha española desde la época de Manuel Fraga, ha dominado siempre el panorama político nacional junto con el PSOE, hasta que llegaron Podemos y Ciudadanos y dieron un vuelco a la tortilla de los votos.

Pero en la cuestión de la táctica y la estrategia de la campaña electoral está ahora mismo las dudas del Partido Popular, y Jorge Moragas, jefe de campaña del PP, consulta todas las noches con su almohada para encontrar el “tono” para conseguir recuperar los dos millones y medio de votos que se fugaron el 20D a cuenta de la corrupción y los errores cometidos con el trato a Catalunya. Aladino se le apareció a Moragas una noche de estas y le dijo “hay que apretar pero sin dinamitar los puentes, hay que dejar un teléfono siempre abierto”. El problema humano del Partido Popular con Ciudadanos es doble, porque muchos de los destacados dirigentes que ahora están con Albert Rivera, estuvieron antes con los “populares”, y el caso más destacado es el de Juan Carlos Girauta, que se ha presentado en tres ocasiones en las listas del PP en Catalunya, y el número uno por Zamora, Gaspar Fuente, era hasta hace poco militante del partido que lidera Mariano Rajoy,  como lo fue Carina Mejías hasta hace poco en el PP catalán, y así otros muchos advenedizos.

Con todos, los más eufóricos “peperos”  recuerdan que tienen 7.300.000  votos frente a los 3.500.000 de Ciudadanos, aunque ahora hay muchos asesores que no las tienen todas consigo. Jorge Moragas está pensando y repensando si recordar a Albert Rivera, y a los electores, que el dirigente de Ciudadanos fue militante de “Nuevas Generaciones” del Partido Popular. Pero lo que es seguro no se atreverán a poner sobre el tapete que también Rivera fue en su juventud un simpatizante de Falange y de las JONS.  En relación a los candidatos del Partido Popular en Canarias no creemos que en la circunscripción de Las Palmas, María del Carmen Hernández Bento como cabeza de lista, despierte mucho entusiasmo, y Matilde Asián y Guillermo Mariscal tampoco tienen mucho predicamento, ni siquiera dentro del propio PP, en donde hay muchos que siguen intrigando contra el nuevo presidente Asier Antona. En Tenerife Ana Zurita es bastante poco conocida, y Pablo Matos además pasa ahora el número dos de la lista y anda nos dicen un poco resabiado. En cuanto a Ciudadanos en Canarias, Saúl Ramírez irá de cabeza de lista por Las Palmas, y Melisa Rodríguez por Tenerife. De todos modos el Partido Popular sacó el 20D pasado en las islas 283.000 votos y Ciudadanos 113.000, pero el principal “hándicap” del partido de Rivera en Canarias ahora es que sus candidatos son muy poco conocidos, y todo depende de la campaña que hagan de aquí al 26 de junio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha