eldiario.es

Menú

Pepa vuelve al colegio

- PUBLICIDAD -

Pero mientras Luzardo planifica su candidatura van ocurriendo cosas. Ayer Pepa se volvió a equivocar. Jugó con las cosas de comer, y ella sabe que con las cosas de comer no se juega. Lo demostró cuando echó de su gobierno municipal al concejal Rafael Santana porque reconoció que había abierto un expediente a la empresa FCC y eso, en el gobierno de Pepa, no se podía hacer. Ayer la concejala Nardy Barrios le recordó en una carta que durante su reinado la empresa FCC ("cuyo delegado usted conoce muy bien" le dijo Barriosen su carta) despidió a unos trabajadores que reformaban los colegios en la capital y se retrasaron las obras, y Pepa Luzardo no hizo nada aunque era la alcaldesa.

Por eso la imagen de esta Pepa sindicalista que acude a la llamada de los obreros, que entra en el colegio Adán del Castillo sin pedir permiso al director y se sube a la azotea para animar a la famélica legión, y exclamar que fitetú para qué sirven las obras del plan Zapatero si no garantizan el empleo eterno, que encima sucede en un ayuntamiento gobernado por el partido de ZP y por tanto ni el alcalde ni el PSOE los va a defender y por eso aquí está Pepa, obreros del mundo, subida en esta azotea?

La carta bomba que Nardy Barrios mandó a su antigua compañera de partido y de Facultad de Derecho (se comenta que Pepa abandonó la facultad y se sabe que Nardy abandonó el PP) es una prueba del estilo de gobernar de Nardy (ni una crítica sin respuesta) y el estilo de oposición de Pepa (nunca dejes pasar el tren de la demagogia sin subirte). Porque el mismo día que la Pepa sindicalista se subía a la azotea conocíamos un vídeo de un dirigente de Nuevas Generaciones del PP de Valladolid donde defiende la eliminación del salario mínimo interprofesional. Pepa está en un partido que pide una reforma laboral que recorte los derechos de los trabajadores, incluso de los que trabajan en las obras del colegio Adán del Castillo.

Lo dije hace unos días, no se puede hacer de Caperucita y entregarse al lobo. Pepe Alemán me presentó una enmienda en un excelente artículo. Pero mi sangre maúra me convierte en morrúo, y sostengo que el lobo sigue siendo el lobo (PP Manolo), y se comerá a esta caperucita Luzardo. Porque Pepa puede disfrazarse de Caperucita Luzardo, pero de Caperucita Roja y sindicalista no. Eso no cuela, mi niña.

Vea el vídeo de NNGG pidiendo supresión del salario mínimo en el Blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha