eldiario.es

Menú

Soria activa el caso salmón

- PUBLICIDAD -

Soria es tonto de remate. Pedirle al Partido Popular a nivel nacional que inste al Consejo General del Poder Judicial que investigue a la jueza Victoria Rosell por la redacción del caso salmón me ha permitido de momento ganar una comida, porque Soria con sus miedos ha activado de nuevo el salmón de Noruega, y seguro que en estos momentos Manuel Fernández, su número "dos" en el Partido Popular canario, y el constructor Santiago Santana Cazorla no estarán muy felices, porque de nuevo el salmón y Anfi Tauro se ha puesto de actualidad. Menudo mameluco. Me parece una estupidez sólo pensar que Carlos Sosa iba a redactar la denuncia del salmón en el ordenador de la jueza Victoria Rosell, como también me parece otra bobería pensar que Lourdes Quesada iba a redactar las bases del concurso de hemodíalisis en el ordenador de su compañero Guillermo García Panasco. Como considero que las dos parejas son inteligentes, ser irían antes a un cibercafé, y entre copa y partido al billar haciendo carámbolas redactarían sus documentos sin dejar rastro en sus discos duros.

Lo que si considero grave es la sóla hipótesis es que los discos duros de los ordenadores del sistema Atlante II de la Justicia canaria anden volando como burros por los espacios radioeléctricos y cibernéticos. Los correos electrónicos que llegaron a El Mundo son los que deberían preocupar a Antonio Castro Feliciano y a José Miguel Ruano, y que conste que no tengo nada que criticar al periódico de Pedro Jota en defensa de la libertad de expresión. Si en mi caso pudiera hacerme con el disco duro del ordenador de Soria, tiraría voladores. Me conformaría con hacerme con el disco duro del ordenador de Mario Romero Mur, o de su concuño el abogado Francisco Javier Artílez Camacho. Bueno, los discos duros y hasta los blandos.

El tema caso salmón quiere ahora ser la tinta de calamar para tapar el escándalo que viene con el caso Roldós. Presiento que Pepe Manué Soria alias "el salmón" me va a dar artículos fáciles de hilvanar. De momento el histerismo de las musas de Soria, María Australia Navarro y Agueda Montelongo a la cabeza, es de un ridículo espántoso. Están tan nerviosos que ya están recurriendo a mandar correos insultantes. En mi caso les advierto que luché contra la dictadura franquista, y si no me asustaba la Brigada Político Social, no me asustan matones y matonas de tres al cuarto. Advierto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha