eldiario.es

Menú

Y ahora, además, elecciones

- PUBLICIDAD -

El año pasado terminó además en nuestras islas con una bocanada tragicómica. El Instituto Canario de Estadística-ISTAC, cambiaba de portal de apertura en INTERNET, y a los técnicos configuradores de la nueva página del organismo público, cuyo portal está ahora vinculado al del Gobierno de Canarias, se les ha "olvidado" de momento volcar toda la utilísima información electoral que en el ISTAC había dentro del apartado "ISTAC elecciones": una base de datos altamente relevante ya que, atendiendo a la estructura deficitaria del sistema electoral canario, era de suma utilidad para -acudiendo a los históricos- interpretar el resultado de las sucesivas encuestas electorales producidas y por producir. Esperemos que el error o el olvido se subsanen, porque más vale tarde que nunca.

De esos datos que reiteradamente se estudiaron antes de su desaparición, salieron conclusiones interesantes; su impresión global habría sido igualmente útil ante lo que se les venía encima, pero entre que nadie lo esperaba y el que no estamos para quemar bosques gastando folios, no se realizó la misma. Y esos estudios atemperadores reflejaron y reflejan un resultado electoral que sitúa al PSOE canario en una horquilla entre 21 y 23 diputados, al Partido Popular y a Coalición Canaria-AHÍ-PNC entre 17 y 20 diputados cada uno, y la posibilidad de que Nueva Canarias-Partido Popular Majorero-PIL-PNL-CCN (dependiendo de si van o no juntos a las elecciones autonómicas) tengan o no una horquilla de 0 a 3 diputados. Pero ya los datos no están, o sea que contentémonos con lo analizado, salvo que la conciencia pública reaparezca y los haga resurgir antes de mayo de 2011. De momento, repetimos, no aparecen. Al teclear en la web "ISTAC elecciones" sólo nos sale "Error 404 - Documento No Encontrado. Lo sentimos, el documento al que está intentado acceder no está disponible. Esto puede ocurrir por varios motivos: El documento no existe en el Servidor del Gobierno de Canarias. El documento puede no estar disponible "Temporalmente". Ha introducido un URL incorrecto. Compruebe y asegúrese de que está bien escrito. Atención: Si desea informar, por favor, hágalo desde Contacto". Y no debería en verdad ser esto así.

Estas elecciones tendrán, eso sí y sin embargo, elecciones locales de interés: en Tenerife, saber que pasará en Tacoronte, Candelaria, Arona, Icod o Puerto de la Cruz? ¿Volverá el Marqués a recuperar La Oliva en Fuerteventura? ¿Quién ganará en San Bartolomé y qué sacará Coalición canaria en Gran Canaria? ¿Desgastarán los controladores a Tomás Padrón en El Hierro? ¿Qué pasará en Las Palmas de Gran Canaria con Saavedra? ¿Habrá alguna vez alguna alternativa viable en Santa Cruz de Tenerife? ¿Y en La Gomera con el "efecto" Esteban Bethencourt"? Al menos este año electoral servirá para llenar más espacios en blanco que antes si cabe, cuando uno se sienta imposibilitado por asfixia psicológica de escribir más sobre la crisis. Pero sólo servirán las elecciones para eso, para llenar páginas. La legitimidad democrática de las mismas sólo será plena cuando en verdad se reforme el sistema electoral autonómico.

Por cierto, ahora Coalición Canaria quiere que en la próxima reforma estatutaria, que de momento no es, los Cabildos sean instituciones plenas de la Comunidad Autónoma? ¿Pero no lo son ya con el vigente estatuto? ¿No tienen incluso ya capacidad legislativa autonómica, capacidad normativa? Parece que los programas electorales, cuando no se quiere hablar de economía y de resultados de acción de gobierno, todo lo pueden. Luego si se no se cumplen es culpa de las circunstancias o de la oposición, que para el caso es Ídem de Ídem.

Las elecciones autonómicas deberían ser en Canarias una fiesta de nuestro autogobierno. Pero en islas como La Palma tienen incluso y a veces para muchos más interés las elecciones para ser enano en las fiestas lustrales que las elecciones autonómicas. Ahora tan sólo son una curiosidad para ver el más de lo mismo, o para saber si ganará la suma el voto en blanco, la abstención, el voto nulo y el voto democrático sin representación parlamentaria a la suma del voto democrático con representación.

¿Por qué no quedan vacantes los asientos que proporcionalmente reflejen el peso global de la primera suma?

El sistema político canario padece de un grave déficit democrático. El sistema electoral es profundamente injusto, pues prima a los grandes partidos frente a los pequeños, y especialmente concede una excesiva representatividad a unos territorios insulares frente a otros; en vez de crear una estructura parlamentaria bicameral que, desde los Cabildos, legitime a los territorios insulares en una segunda cámara federada sin desvirtuar el peso de los votos ciudadanos electores emitidos para elegir una lista única de 60 diputados, no la crea. Además, otra de las razones de la deplorable imagen del sistema es que gran número de altos cargos viven de la política, de los cargos públicos que ocupan, sin otro trabajo o profesión; y así les va, y así nos va.

José Carlos Gil Marín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha