eldiario.es

Menú

Las contradicciones de Unidos Podemos

- PUBLICIDAD -

Izquierda Unida y Podemos presentaron su programa de mínimos de 50 pasos en los que no aparecen los temas de la III República, el no a la OTAN o las nacionalizaciones de la banca ni de empresas estratégicas. El programa de mínimos servirá para un hipotético futuro gobierno, o para las negociaciones previsiblemente con el PSOE para ir a un Ejecutivo conjunto. Tampoco figuran entre las 50 medidas el Plan de Trabajo Garantizado, una propuesta muy importante de Izquierda Unida el pasado 20D, y que difería de la Renta Garantizada de Podemos, y ahora está matizada en la llamada Ley 25.

No me hace ninguna gracia que Unidos Podemos renuncie a la defensa de un referéndum por la III República, ni a la salida de la OTAN, la creación de una banca pública y la nacionalización al menos de la empresa eléctrica Endesa (Empresa Nacional de Electricidad SA), ahora en manos de la italiana Enel, pero entiendo como bien decía la negociadora de Izquierda Unida, Marga Ferre, que las renuncias han sido necesarias para buscar un acuerdo de mínimos, y afirma que “es más urgente poner en pie un gobierno que trabaje para defender unas condiciones de vida y trabajo dignas para las grandes mayorías, y garantice que los corruptos se sentarán en el banquillo de los acusados y no en los consejos de administración de las grandes empresas estratégicas de España”. De todas formas, lo más interesante es que tanto Izquierda Unida como Podemos y demás fuerzas confluyentes seguirán teniendo sus propios programas, aunque el de Unidos Podemos lógicamente será el de esos 50 pasos de mínimos que acordaron.

Los 50 puntos, pasos, o medidas, del programa de mínimos, serán los únicos que obligarán a su defensa colectiva en la campaña electoral, y se entiende que en cuestiones no establecidas en el marco común hay soberanía de cada una de las organizaciones firmantes, incluidos los verdes de Equo y las formaciones confluyentes. Hay contradicciones en estos acuerdos, pero quizá contradicciones necesarias. De todas formas entiendo que por la propia sociología del franquismo, por el lavado de cerebro al que nos sometieron durante cuarenta años de dictadura, y por otros cuarenta años de bipartidismo adormecedor, seguramente los planteamientos de la III República, salida de la OTAN y nacionalizaciones, ahora no tocan. Ahora toca poder formar gobierno para acabar con la corrupción, las reformas y los ajustes, y si es con una alianza con un PSOE que gire a la izquierda, mucho mejor. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha