eldiario.es

Menú

Ley contra la modernización turística

Se da la paradoja de que la ley de propiedad horizontal ya no exige unanimidad para la renovación de las zonas comunes

- PUBLICIDAD -

El artículo que sigue, es el extracto de un escrito que me manda un buen amigo llamado Gaspar que es, sin lugar a dudas, la persona que más sabe, de las que yo conozco, del enorme esfuerzo que hay que hacer para renovar nuestra oferta alojativa.

La ley canaria de modernización Turística determina que para que un edificio de apartamentos o un conjunto de bungalows (establecimientos extrahoteleros), puedan transformarse en hotel acogiéndose a los incentivos de la ley - el más importante de los cuales, es que la edificabilidad puede incrementarse en un 40% - hace falta la unanimidad de todos los comuneros, lo cual es tan difícil que prácticamente es un imposible.

Se da la paradoja de que la ley de propiedad horizontal ya no exige unanimidad para la renovación de las zonas comunes, de facto basta una mayoría simple, y sin embargo la pretendida ley de renovación y modernización turística de Canarias la exige, imposibilitando por tanto los objetivos para los que en teoría se ha elaborado, y es que si no hay unanimidad de los comuneros, no se tiene derecho a incentivo alguno, y especialmente a un aumento de la edificabilidad de hasta el 40%,  que permita construir un bar-restaurante, salones, y otras dependencias de uso común, que permitan cumplir con los estándares turísticos que el Reglamento 142/2010  obliga cumplir a los establecimientos hoteleros en Canarias.

En concreto hace falta que una habitación de un hotel de 3 estrellas tenga 21 metros cuadrados, y 1,5 por cada cama en zonas comunes, uno de 4 estrellas 25 metros cuadrados y 1,75 por cama para las zonas comunes, uno de cinco estrellas 28 metros cuadrados y 2 para zonas comunes, y uno de 5 gran lujo 35 y 3 para zonas comunes.

La casi totalidad de los apartamentos o bungalows, cumplen con creces las dimensiones requeridas en las habitaciones para convertirlos en hoteles de hasta 5 estrellas, pero carecen de las zonas comunes que la ley requiere para los hoteles de las diferentes categorías, para el que precisan ese incentivo que les permite incrementar la edificabilidad en un 40%. Vemos pues que la ley de ámbito estatal, permite que una mayoría simple pueda alterar las zonas comunes, y que la ley de nuestra autonomía, exige la unanimidad del 100% - lo que además de una incongruencia es un absurdo y un imposible.

Otro problema para renovar la planta alojativa en Canarias es que para aumentar la categoría de los apartamentos y bungalows, se exige el reglamento 142/2010, que fija los estándares de las unidades alojativas, como superficie útil para los apartamentos de 3 estrellas (que es menor que la construida, pues descuenta la tabiquería) 39 metros cuadrados y de 44 para los de 4 estrellas, y la mayoría de los apartamentos no cumple con esas medidas, y es paradójico que para un hotel de 5 estrellas, se requieran 28 metros cuadrados y 39 para un apartamento de 3 estrellas,  y el citado reglamento establece que si no se llegan a esas superficies los apartamentos han de permanecer con una o dos llaves, condenando de ese modo a la más baja calificación a nuestra planta extrahotelera, aunque ésta se renueve y modernice

Gesplan, informaba en Noviembre del 2011 que en San Bartolomé de Tirajana había un 86% de camas extrahoteleras que incumplían los estándares de calidad, de las que un 38% estaban inactivas con el riesgo de convertirse en “productos de baja calidad o infraviviendas, ya que estas construcciones no fueron diseñadas para convertirse en vivienda”, con lo que se producirá un deterioro del destino turístico, las cifras en el 2015, son mucho peores, nuestra planta extrahotelera precisa urgentemente, una ley que permita en lugar de frenar, su reconversión en hoteles o en apartamentos con mayor categoría y si no aclaramos la madeja legal que nos han puesto para que alguna isla mantenga su hegemonía turística sobre las otras, la culpa será nuestra y cando se solucione la Primavera Árabe volveremos a tasas de ocupación del cincuenta por ciento en algunas islas, mientras otra mantendrá su nivel de negocio turístico. El que avisa no es traidor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha