eldiario.es

Menú

El milagro de las urnas

- PUBLICIDAD -

No son, -al menos los que más relumbran-, los que muestran una conducta propia de padre diligente de familia.

Estas elecciones tendrán vencedores por ausencia de contrincante y vencidos por su propia dinámica y puesta en marcha de decretos que sólo consiguen calentar al personal.

Ni la derecha es la derecha ni la izquierda es aquella. Ni los hijos de los comunistas son lo que eran y hasta se permiten "pinzas" con la derecha y castigar a sus colegas absteniéndose y guardando un ominoso silencio a fin de que la derecha entre en gobierno de señores feudales.

No se trata de tijeretazos, de recortes y demás mandangas. El asunto es tan simple como que quienes reinan en el mundo son los dineros.

Esos mercadillos donde se volatiliza un caudal o te afrentan con que no hay dinero si usted no me asegura los intereses y encima te marcan como tienes que ahorrar.

Esto no es asunto de elecciones generales. Hay que poner sobre la mesa cómo hacer frente a esos denominados mercados financieros que no son otros que los dueños de la voluntad política soberana de toda una nación.

Y en este asunto nadie es mejor que nadie, los partidos políticos marcan únicamente esquinas como las mascotas, pero la pared ni se mueve.

Desde llegar tarde y culpar a Zapatero de todos los males, sin apreciar que, aquel que se arrima a Rajoy,- uno de tantos-, cuyo mención vale unos minutos, el señor Rato, era ni más ni menos que Director General del Fondo Monetario Internacional, consciente por lo tanto o tonto de remate, al no querer ver el anunciado despropósito de que la economía no podía ir por aquellos derroteros de derroche e hipotecas basura preconizados por el ínclito Bush (Dios nos libre y guarde de semejante esperpento). Quién cerró los ojos primero no fue Zapatero sino Rato.

Los banqueros solo saben de dineros, les importa absolutamente nada que no sea contar billetes, siendo como son descendientes de aquellos que despreciados por la sociedad y la suciedad de las monedas se pudieron a prestarlas sentadas en un banco del parque. El poder sigue estando en las manos de esos sujetos aunque los vistan de seda.

Y los conciudadanos han sido victimas de sus desmedidas ambiciones, de soñar con paraísos terrenales, y no tomaron en cuenta que lo que compra hay que mantenerlo y sobre todo pagarlo. Si nos hemos puesto de caseros a un banquero hasta el fin de nuestras efímeras vidas ¿Qué cabe esperar? ¿Pretendíamos acaso que actuaran de manera contraria a su rígido y desalmado esquema de trabajo?

Y de los valores, ¿qué? Todos se fueron a fondos de inversión y hemos tirado por la borda lo valioso, aquello que nos llevamos puesto el día que salgamos de este jueves porque lo que es lo que posees lo vas dejar aquí en manos de descendientes y pobre de ti como que quién reparta sea un albacea sin escrúpulos. Que Dios nos coja confesados. "Te dejan limpio".

Los que ayer se partían la cara en juegos florales políticos hoy se besan apasionadamente en actos de una desvergüenza incalificable aunque tengan que escupirse los pelos del bigote. ¿Algún concejal ha renunciado a su sueldo de médico?

Los que se han pasado por el arco del triunfo la ética, y pescan salmones, nos hablan de esfuerzos, de un país maravilloso lleno de gente estupenda, laboriosa, vamos el mismo cuento que le lanza la reina de las hormigas a las obreras. Yo a reinar y poner mis huevos y tú a servirme.

Y ese pedazo de izquierdas que se hace guiños restaurando impuestos que por definición debían estar en el cubo de la basura, llámese de patrimonio, que lo fue durante treinta años, cargando sobre la espalda de los españolitos lo que en si mismo se definía como ?"extraordinario" es que no tiene desperdicio; y aún más, quieren restaurar el impuesto de sucesiones. Y dale con los ricos: ¿me puede usted definir que es un rico? Yo se lo digo: no es asunto de tener más sino de tener a lo que se necesita. Ese principio nos lo hemos pasado por el recto proceder cayendo, como Ulises, en el silbo de las sirenas. Robin Hood muerto está. Los impuestos que restauren son pan para hoy y hambre para mañana. Hagan un pequeño ejercicio de inteligencia si la tienen.

¿Y que hace Hacienda? Las directrices que le marcan a este segmento tan temido de la sociedad es que recaude, cuanto más, mejor. Es muy curioso que la inspección tributaria haya recaudado de las bolsas de fraude fiscal cantidades que son cincuenta veces lo que se pretende recaudar con el estúpido e insoportable impuesto de patrimonio. Y el asunto para no entrar en más detalles es que toda esa masa dineraria no va al ciudadano sino que va a los engendros que nos administran, despilfarradores, que ahora, teniendo dos palacetes, te pedirán el copago o mejor el repago sanitario, te reducirán el salario, te romperán las conquistas de los trabajadores y los sindicatos callados como mentecatos en un ejercicio de neutralidad política que asusta.

¿Pero que coño casta política es esta?

Usted, Sr. Rajoy es un impresentable que no dudó en dejar sólo al gobierno en temas de estado, negociaciones con ETA, o en la náusea de la abstención ante las acometidas de los nuevos señores, los mercados. Usted ha guardado un vergonzante silencio ante cuestiones muy graves. No sé para que me envía papeletas, aunque el uso que le voy a dar lo debe tener claro.

Usted Sr. Zapatero, hace bien en irse. Los logros sociales alcanzados están en su haber y ha hecho lo que la izquierda siempre hace con lo obtenido por la derecha, el reparto, pero se ha rendido a los mercados y le ha abierto las puertas del poder absoluto a la satrapía de los mismos que nos llevaron al sangrante Irak. Usted nos mantiene en Afganistán, quién nos lo iba a decir.

El Sr. Rubalcaba ha puesto su cuello en la guillotina con la esperanza de que en cuatro años tengamos a una Sra. Chacón al frente de los socialistas y que estos hagan una catarsis que les lleve a una navegación con visos de hundimiento y de salida de ratas a escape,- que las hay y muchas-. Toda una limpieza e higienización: es que siempre son los mismos.

Este es el milagro de las urnas: los sordomudos hablan y oyen, los ciegos ven y los cojos andan, paren las mujeres, se besan los enemigos por el bien de "nuestra" sociedad (será la de ellos, digo yo), dónde ayer fui rey hoy critico sin piedad a los colegas de viaje?..todos mienten y hasta hay quienes renuncian a su carnet de militantes por un plato de lentejas.

Abran las listas electorales ya. Esto es una dictadura de partidos. Que se presente el que quiera y que sea elegido directamente, que explique lo que hará y que rinda cuentas que a fin y al cabo es lo que exige cualquier contrato entre administrador y administrado.

No debería ser el ciudadano el que las exija, sino el político el que las rinda: ese es el compromiso.

Siempre afirmé ante mis alumnos que la virtud de la memoria no es el recuerdo sino el olvido. Si no fuera así más de uno temería por su cuello.

La conversación entre Sarkozy y Obama acerca del sionista Netanyahu es la expresión pura y dura elevada a la máxima expresión de lo que hace esta casta política. No empecemos con que todos no son iguales, "píquemelo menuo que lo quiero pá cachimba".

El pueblo soberano cogiendo restos de los basureros y estos políticos en circos llenos de voces con loas al corifeo. ¿Y usted me viene a hablar de tijeras, recortes, copagos, aumentar la presión fiscal, etc.? Nos vemos el domingo.

Carlos Juma

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha