eldiario.es

Menú

¿Dónde están los soldados españoles?

- PUBLICIDAD -

La cantidad de personas que apoyan las actuales misiones militares en el extranjero asciende a más del 60%. El 70%, sin embargo, estima que deberían ser retiradas en cuanto hubiera bajas en combates. Estos porcentajes obtenidos de encuestados residentes en todas las comunidades autónomas se mantienen casi iguales al abordar los casos específicos de Afganistán y Líbano. Entre el 60% y el 62% ve positiva la presencia de los militares, si bien el 80% considera la existencia de peligros serios en Afganistán y el 68% en Líbano. Por otro lado, la mayoría se manifiesta en contra de enviar más tropas a cualquiera de esos países, independientemente del desarrollo de los acontecimientos. Apenas entre el 26% y el 30% está a favor. Hasta aquí nada sorprende. Las respuestas coinciden mayoritariamente con la orientación de la política exterior en este aspecto, colocada bajo el paraguas de compromisos con organizaciones internacionales (la ONU o la OTAN) para, dicen, preservar la paz. Interpreta el Instituto Elcano lo siguiente: “Los españoles tienen los valores muy claros y apoyan las misiones humanitarias aunque no tengan mucha información de qué conllevan ni en qué consisten”. ¡Y tanto! La sorpresa surge con el conocimiento que los mismos encuestados poseen de este tema. Atención. El 14% todavía cree que España tiene tropas desplegadas en Irak y el 7% las supone nada menos que instaladas en tierras iraníes, adelantándose así a las intenciones de George Walker Bush. Peor, sólo el 0,1% conoce la presencia del ejército español en Afganistán y apenas el 0,2% en Líbano. Este último dato habrá cambiado, seguramente, tras la última visita del ministro de Defensa al sur de Líbano con motivo de las fiestas navideñas. Concluir que los españoles apoyan las misiones llamadas humanitarias aunque “no tengan mucha información de qué conllevan ni en qué consisten” parece por lo menos una manera sesgada de interpretar la encuesta. ¿Poca información? Poquísima. Según el mismo Instituto Elcano, los ciudadanos ignoran los países donde se encuentran los soldados. Sólo lo sabe el 0,1% y el 0,2% en los casos de Afganistán y Líbano respectivamente, los dos espacios en los que aparece el mayor número de soldados participando en misiones internacionales. ¿Cómo opinar sobre esas intervenciones o “tener los valores muy claros”, estando tan desarmados? ¿Cómo llegar a la conclusión de que son humanitarias o de agresión? ¿A qué agarrarse si resultara necesario distinguir entre las presencia hispana en Afganistán, Líbano, Kosovo o Bosnia? Lo que esta interesante encuesta deja al descubierto, y a esa conclusión no llega el Instituto Elcano, es que el nivel de información de los ciudadanos en este asunto de la política exterior se reduce casi exclusivamente a la propaganda oficial suministrada por la tele. Que, como toda propaganda, consiste en repetir mil veces la misma idea, lo de “humanitario”, para alcanzar cierto consenso político y social. Una verdadera pena, ya que se trata de un consenso a ciegas. Enhorabuena a los manipuladores de oficio.

Rafael Morales

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha