eldiario.es

Menú

Policías, ludópatas y un asesino en serie en 'Impar y rojo'

MADRID

'Impar y rojo' es la última frase de 'A timba abierta', primera novela de género policiaco del escritor madrileño à scar Urra, que le valió ser finalista del Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón. También es el título de su segunda obra de ficción, en la que retoma las aventuras del detective Julio Cabria. Policías, ludópatas y un asesino en serie se mueven por los barrios de Retiro, Chueca, Argüelles, Moncloa y la Sierra de Guadarrama en dos historias cruzadas.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

Óscar Urra

Óscar Urra

'Impar y rojo' es la última frase de 'A timba abierta', primera novela de género policiaco del escritor madrileño Óscar Urra, que le valió ser finalista del Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón. También es el título de su segunda obra de ficción, en la que retoma las aventuras del detective Julio Cabria. Policías, ludópatas y un asesino en serie se mueven por los barrios de Retiro, Chueca, Argüelles, Moncloa y la Sierra de Guadarrama en dos historias cruzadas.

"Quien ama y disfruta con la novela negra lo mejor que puede hacer el ser fiel al género. Y yo lo he sido traicionándolo, desmontándolo", explicó Urra durante la presentación de su segunda novela, en la Casa del Libro de la Gran Vía de Madrid. Urra sigue con la saga de Julio Cabria, del que habrá una tercera y cuarta entrega. "Julio Cabria tiene cuerda para rato".

Con "libertad absoluta" ha escrito esta segunda novela, en la que demuestra que "el género negro tiene la capacidad de adaptarse a las épocas". Así, sitúa a los personajes de 'Impar y rojo' (Salto de Página) entre los barrios de su protagonista, Tirso de Molina y Lavapiés, y conduce a Cabria a "un Big Bang" de nuevas aventuras en Retiro, Chueca, Argüelles, Moncloa y la Sierra de Guadarrama.

El libro plantea dos tramas cruzadas. Por un lado está un asesino en serie que deja sobre el pecho de sus víctimas un naipe, el comodín, arlequín o 'joker', como seña de identidad. "Es una carta que siempre me ha fascinado, porque tiene algo de inquietante y diabólico, tiene una sensación ambivalente de poderío", señaló Urra. También están las historias de dos policías de la comisaría de la calle Leganitos, "que acosan a Cabria".

"En una ciudad se duerme poco y se sueña mucho", matizó el autor, que ambienta 'Impar y rojo' en casas con timbas clandestinas de póquer, habla de curas que intercambian información por cocaína o de policías a punto de jubilarse. Pero, en esta ocasión, Cabria aparece con un futuro "más esperanzador", al reconciliarse con su hija y atisbar "un futuro sentimental".

"PERO, ¿QUIÉN ES JULIO CABRIA?"

Pero, ¿quién y cómo es Julio Cabria? El escritor Carlos Salem le definió como "un nuevo detective que viene para quedarse" en la literatura negra. "Es el tipo de la esquina, un vecino más, que no utiliza ordenadores pero sí maneja como nadie la deducción". "Hoy tenemos cada vez más información y hay que guiarse por la intuición", justificó Urra.

"Es un timbero que camina hacia al desastre como él quiere", apuntó Salem, sobre un personaje "falto de heroicidad, con sobrepeso y gafas". "Es un hombre que no se ajusta al sistema".

Si Barcelona tiene a Pepe Carvalho (el detective creado por Manuel Vázquez Montalbán), Madrid tiene a Julio Cabria. "Siempre se habla de la disputa entre Madrid y Barcelona. ¿Cuál de las dos ciudades es más negra o gris? Pero la verdad es que hay barrios muy especiales, muy novelescos, en las dos", señaló Urra, a quien lo más complicado a la hora de escribir fue encontrar "el equilibrio" del género negro.

Con el boceto previo de la que será la tercera entrega de las aventuras de Julio Cabria, Urra destaca que "necesita una saga para justificar la existencia de este personaje y de los ambientes madrileños".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha