eldiario.es

Menú

Una noche cualquiera en el Araña

HISTORIAS DEL DERBI

- PUBLICIDAD -

El Araña es un bar situado en el centro de Telde que vivió un gran apogeo en la década de los noventa. El local está regentado por mis amigos Juan y Mariola, atléticos de corazón y amarillos de cuna. En torno a la barra, al televisor e incluso a la radio de Juan vivíamos mis amigos y yo las aventuras y desventuras del equipillo amarillo. Allí estábamos todos reunidos cuando la Unión Deportiva cursó visita, de vueltam al Tenerife en aquella histórica eliminatoria de Copa del Rey de 1995. Las cervezas -Tropical, por supuesto- circulaban de un lado a otro de la barra, acompañadas de los clásicos manices. Para mitigar los nervios, ya saben. Y a fe que lo pasamos mal, pero ahí estaba el Gato de Arucas empecinado en alegrarnos la noche.

Recuerdo el comentario que le hice a mi peña en los instantes previos a lanzamiento del penalti decisivo por parte de Edu García. "No sé si lo marcará, pero no puede haber caído la responsabilidad en mejores piernas. Tiene una patada como un burro", añadí. Edu me dio la razón con su obus. Llegó el delirio, el extasis, los abrazos, los cánticos e, incluso, alguna lágrima. Cerramos el Araña, tras degustar unos cuantos botellines más, y enfilamos rumbo a la Plaza de la Victoria. Tranquilos, el chófer no había tomado alcohol. Como diría Joaquín Sabina, grande entre los grandes, allí "nos dieron las diez, las once, las doce y la una y las dos y las tres....". Desafortunadamente para mí la luna no me encontró desnudo al amanacer como sigue la canción, pero feliz y dichoso, sí, gracias al equipillo. Hoy, el Araña sigue siendo un punto de encuentro para otras generaciones, pero el fútbol continúa siendo el punto de encuentro para todos.

No quiero acabar sin abogar por el buen rollito entre las aficiones. Somos hermanos, que nadie lo olvide.

(*) Redactor de CANARIAS AHORA RADIO y del Diario As.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha