eldiario.es

Menú

La Eurocámara apoya endurecer las sanciones contra países con déficit excesivo

BRUSELAS

La Eurocámara ha defendido endurecer las sanciones contra los países con déficit y desequilibrios excesivos, de manera que sean casi automáticas y no dependan de decisiones políticas de los Estados miembros, tal y como pide el Banco Central Europeo (BCE). El objetivo de esta reforma es prevenir nuevas crisis de deuda en la eurozona.

- PUBLICIDAD -

BRUSELAS, 24 (EUROPA PRESS)

María Dolores de Cospedal

María Dolores de Cospedal

La Eurocámara ha defendido endurecer las sanciones contra los países con déficit y desequilibrios excesivos, de manera que sean casi automáticas y no dependan de decisiones políticas de los Estados miembros, tal y como pide el Banco Central Europeo (BCE). El objetivo de esta reforma es prevenir nuevas crisis de deuda en la eurozona.

Los Veintisiete ya alcanzaron el pasado octubre un acuerdo preliminar sobre el nuevo sistema de sanciones que descafeinaba las propuestas originales de la Comisión. Así, se dejaba más tiempo a los países incumplidores para corregir sus problemas y se daba más margen de maniobra a decisiones políticas del Consejo Ecofin.

Desde entonces, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ha venido denunciando que este compromiso no va bastante lejos para prevenir nuevas crisis y ha pedido a la Eurocámara que lo endurezca. Las nuevas normas deben ser aprobadas tanto por los ministros de Economía como por el Parlamento. Los líderes europeos se han comprometido a alcanzar un acuerdo antes del verano en primera lectura.

Los ponentes parlamentarios han presentado este lunes ante la comisión de Asuntos Económicos sus enmiendas al nuevo sistema de sanciones, que atienden a la petición de Trichet. Así, proponen reforzar el papel de la Comisión Europea en todas las etapas del proceso y restablecer el carácter casi automático de las sanciones, de forma que sea más difícil escapar de éstas mediante la negociación política entre los Estados miembros, como ocurrió con Francia y Alemania en 2003.

En algunos casos, piden incluso multas más altas que las que había propuesto originalmente Bruselas. Por ejemplo, las sanciones para países con desequilibrios económicos persistentes -por ejemplo burbujas inmobiliarias-, como España, podrían llegar al 0,5% del PIB del país en cuestión (en lugar del 0,1% que sugería Bruselas), y los Estados miembros que oculten parte de sus datos de déficit o deuda se enfrentarán también a una multa del 0,5% del PIB.

La Eurocámara aboga además por premiar a los países cumplidores en materia fiscal con la posibilidad de participar en la emisión de eurobonos.

Si se aceptan las enmiendas del Parlamento, el Ejecutivo comunitario gozará de poderes adicionales para realizar visitas regulares a los Estados miembros con el objetivo de revisar la situación económica, identificar posibles riesgos o examinar si son suficientes o no los esfuerzos de ajuste de un país.

Finalmente, la Eurocámara propone crear un Fondo Monetario Europeo para gestionar mejor futuras situaciones de emergencia que se financiaría con las multas, los intereses generados y otros recursos. Este mecanismo, aseguran los parlamentarios, funcionaría mejor que el actual fondo de rescate intergubernamental de 750.000 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha