eldiario.es

Menú

El PP señala que el texto de la ley de cajas no le gusta para "empezar a hablar"

MADRID

El Partido Popular no ha aclarado si apoyará el decreto sobre la reforma de la Ley de Cajas que aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros, pero ha recalcado que no se trata del texto que a su partido le hubiera gustado "para empezar a hablar", dado que el Gobierno debería haber optado en primer lugar por la transparencia y no por la capitalización.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

María Dolores de Cospedal

María Dolores de Cospedal

El Partido Popular no ha aclarado si apoyará el decreto sobre la reforma de la Ley de Cajas que aprobó el pasado viernes el Consejo de Ministros, pero ha recalcado que no se trata del texto que a su partido le hubiera gustado "para empezar a hablar", dado que el Gobierno debería haber optado en primer lugar por la transparencia y no por la capitalización.

A su entender, en esta tesitura puede ocurrir que "sea mas fácil para una entidad financiera extrajera asentada en España dar crédito a las pymes y familias que a una caja de ahorros española".

Así lo ha asegurado la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en una rueda de prensa tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, donde se ha analizado los últimos datos económicos --como que 2010 haya terminado con una caída del PIB 0,1%-- o la reforma de las cajas que aprobó el viernes el Consejo de Ministros.

Cospedal ha recalcado que, después de que España lleve ya dos años en recesión económica, la campaña del PSOE pase por decirle a los españoles que José Luis Rodríguez Zapatero es "el mayor reformador de la historia de España", máxime cuando, a su juicio, las reformas que hace el Ejecutivo se fijan más en "quedar bien con los mercados que en el contenido de esa reforma", por lo que en el futuro puede "peligrar" el efecto beneficioso que puedan tener.

SEXTA REFORMA DEL SISTEMA FINANCIERO

En el caso del sistema financiero, la 'número dos' del PP ha recriminado al Gobierno que haya aprobado hasta seis reales decretos sobre este asunto y ha destacado que el modelo inicial que ha presentado el Ejecutivo no es el que "le hubiera gustado al PP". Según ha añadido, el orden de los requisitos a exigir a las cajas tendría que haber sido: "primero transparencia, luego saneamiento y, en tercer lugar la capitalización".

Sin embargo, se ha quejado de que el Gobierno haya apostado primero por la capitalización y haya exigido a las cajas que cumplan una serie de requisitos que a otras entidades se le van a exigir dentro de muchos años, algo que, a su entender, evidencia que no hay igualdad sino un tratamiento diferente.

Es más, ha dicho que "los peligros" de apostar en primer lugar por la capitalización es que la reforma "no sirva" para que las cajas puedan dar más crédito a pymes y familias. Además, al tener que tener un capital determinado por encima de que estén o no saneadas, ha continuado, "se corre el riesgo de que tengan que malvender sus activos". También puede dar lugar a que haya que "invertir más dinero público del que se había previsto", ha agregado Cospedal.

Aunque ha señalado que aún están hablando los expertos del PP con el Gobierno sobre este decreto, ha insistido en que el texto no apuesta "por la transparencia y el saneamiento", las dos primeras medidas que exigía el PP. Es más, ha dicho que "no es de recibo" que aparezca una disposición transitoria refiriéndose al FROB en negociación, cuando el FROB "no es conocido públicamente y a todo el mundo no se le han dado las mismas oportunidades". "No hay nada más opaco que esa disposición transitoria", ha recalcado.

Al ser preguntada si el PP tiene encima de la mesa votar en contra de esa reforma en el Congreso, Cospedal ha insistido en que el PP está negociando y hablando con el Ejecutivo. "No voy a decir si es 'sí' o 'no' porque estamos negociando, pero es necesario que las cajas de ahorro puedan empezar a dar crédito, que es lo que llevamos pidiendo desde hace mucho tiempo", ha indicado.

REFORMA ENERGÉTICA, PENDIENTE

Finalmente, Cospedal ha calificado de "sorprendente" que el Gobierno, que "presume de reformas a lo largo y ancho de toda España", no haya avanzado con la reforma energética "cuando ha subido más de un 40% el recibo de la luz o la deuda tarifaria con las eléctricas es de 20.000 millones de euros". También se ha quejado de que no haya hecho ninguna reforma tendente a conseguir la estabilidad presupuestaria o en avanzar en la negociación colectiva.

Después de que el diario 'El Mundo' publique en su edición de hoy que los inspectores del Banco de España avisaron al Gobierno de la crisis en 2006, Cospedal ha recriminado al Gobierno que, a diferencia de otros países, no hiciera antes las reformas. A su entender, si el Ejecutivo hubiera hecho antes los deberes, España ya estaría "empezando a salir de la crisis" y no estaría en "una situación tan complicada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha