eldiario.es

Menú

Monti declara el estado de emergencia en el norte de Italia por el terremoto

LES COVES DE VINROMÁ

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha declarado el estado de emergencia y prometido más ayuda para las regiones del norte de Italia que resultaron afectadas por un terremoto, asegurando que es vital reestablecer una de las zonas económicamente más productivas del país.

- PUBLICIDAD -

ROMA, 22 (Reuters/EP)

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha declarado el estado de emergencia y prometido más ayuda para las regiones del norte de Italia que resultaron afectadas por un terremoto, asegurando que es vital reestablecer una de las zonas económicamente más productivas del país.

Monti ha anunciado este jueves que el Gobierno suspenderá los impuestos a la propiedad para las fábricas y residencias dañadas en las regiones cercanas a las ciudades de Modena, Ferrara, Mantova y Bolonia y alentará a los bancos para que aumenten la financiación a las empresas afectadas por la emergencia.

El estado de emergencia, que estará vigente durante 60 días, pondrá a Protección Civil al mando para coordinar el esfuerzo de limpieza y aumentará los fondos de emergencia para la región en unos 50 millones de euros.

"Tenemos que reactivar la red industrial que es muy característica de esta parte de Italia y que es muy importante para todo el país", ha dicho Monti en una visita a la región.

Al menos siete personas murieron y cientos se han visto obligadas a huir de sus casas después que un fuerte terremoto de 6 grados de magnitud sorprendiese a la población en las primeras horas del sábado, destruyendo casas, fábricas y edificios históricos.

Monti, cuyo Gobierno que es cada vez más impopular debido a las medidas de austeridad aprobadas para combatir una profunda crisis económica, fue recibido por un pequeño grupo de manifestantes mientras recorría una de las zonas afectadas por el terremoto.

Las imágenes de la televisión han mostrado a la gente gritando "¡Qué vergüenza! ¡Ladrones!" cuando Monti llegó a San Agostino, una de las ciudades más afectadas por el terremoto.

Las réplicas han continuado desde el primer terremoto y unas 5.000 personas aún permanecen en tiendas de campaña y en otros alojamientos improvisados mientras otras inspeccionan los daños a sus casas. Las condiciones se han vuelto más difíciles por la lluvia y el clima frío en el norte de Italia.

"He querido traer el sentido de preocupación del Gobierno y la puesta de disposición de todos sus servicios para las familias y personas que han sido golpeadas por este terremoto", ha dicho Monti.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha