eldiario.es

Menú

Ouattara dice que la intervención del Ejército no lleva a la guerra civil

PARÍS

El candidato opositor y ganador de las elecciones presidenciales de Costa de Marfil según la ONU, Alassane Ouattara, ha asegurado que la intervención del Ejército para poner fin a la crisis política no significa necesariamente que el país se dirija a una guerra civil.

- PUBLICIDAD -

PARÍS, 5 (Reuters/EP)

El candidato opositor y ganador de las elecciones presidenciales de Costa de Marfil según la ONU, Alassane Ouattara, ha asegurado que la intervención del Ejército para poner fin a la crisis política no significa necesariamente que el país se dirija a una guerra civil.

En su primer entrevista televisada desde el comienzo de la crisis, Ouattara declaró a la cadena francesa France 24 que él preferiría una solución pacífica, pero precisó que no negociará con el presidente saliente y que lo que Laurent Gbagbo debe hacer es "dejar el poder".

"Pienso que será responsable ante la situación que afronta", añadió. No obstante, aseguró, Gbagbo está "intentando ganar tiempo para reclutar mercenarios con el objetivo de matar a marfileños y de sacar dinero del país".

"Una intervención militar no significa que Costa de Marfil vaya a arder", afirmó. "Todo lo que se necesita hacer, como se ha hecho en otros países africanos, es venir, coger a Gbagbo y sacarlo del Palacio Presidencial", aseveró.

Las fuerzas de seguridad marfileñas mantienen este miércoles un bloqueo total del Hotel Golf, en el que está refugiado Ouattara, protegido por fuerzas de Naciones Unidas, a pesar de la promesa de Gbagbo de poner fin a este confinamiento.

Los militares que apoyan al presidente saliente continúan impidiendo la llegada de todos los vehículos que intentan aproximarse al recinto. "Señor, no intente pasar por aquí. Dé la vuelta con su vehículo y no discuta", afirmó un soldado armado con un fusil de asalto Kalashnikov AK47 a una persona que intentó acercarse a la zona. Desde mediados de diciembre, solo los camiones de suministros y los helicópteros de Naciones Unidas han podido llegar hasta el hotel.

Gbagbo cuenta con el respaldo de las fuerzas de seguridad marfileñas, algunos grupos y milicias de jóvenes y el Consejo Constitucional, el órgano que quitó a Outtara un ocho por ciento de los votos en las elecciones presidenciales del pasado 28 de noviembre por supuesto fraude.

Naciones Unidas condenó este miércoles, en un comunicado, las violaciones de los Derechos Humanos perpetradas en Costa de Marfil, incluidas las incursiones del martes de las fuerzas de seguridad en las oficinas del partido de Outtara, en las que resultó muerto un activista y varios más resultaron heridos. "Las incursiones de elementos armados enviadas por Gbabgo al campamento han llevado a muchos arrestos arbitrarios", ha dicho.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha